Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Jul 202008:18

El dueño de Lavand se suma a la ola de cierres y encara su liquidación

Tras presentar concurso voluntario de acreedores en febrero, Loco Time, la sociedad propietaria de la marca, pondrá fin a su negocio tras más de dos décadas de actividad.

17 May 2017 — 04:47
L. Molina
Compartir
Me interesa

El dueño de Lavand se suma a la ola de cierres y encara su liquidación

 

 

Punto y final para Lavand y Ginger&Soul. Tras presentar concurso voluntario de acreedores el pasado febrero, Loco Time, la sociedad propietaria de ambas marcas, ha entrado en liquidación tras más de dos décadas de actividad. La compañía se añade así a la fúnebre lista de cierres que ha afectado al sector español de la moda en los últimos años, entre las que se encuentran Caramelo, Blanco y Viriato, entre otras.

 

Según consta en el Registro Mercantil, Loco Time ha abierto “la fase de liquidación, formándose la sección quinta de la concursada Loco Time” y prosigue con “quedan en suspenso las facultades de administración y disposición del concursado sobre su patrimonio con domicilio social en el número seis de la calle Laguna de Cameros de Madrid”.  

 

La resolución ha sido dictada en el Juzgado Mercantil número diez por Olga Martín Alonso, la jueza que fue designada como administradora concursal el pasado abril, tras la entrada de Loco Time en los juzgados. La compañía llegó a facturar 22 millones de euros y estar presente en más de 3.000 puntos de venta multimarca.

 

 

 

 

Loco Time comenzó su andadura en Madrid en 1993 como distribuidora de moda y accesorios. Poco después, la compañía lanzó su primera marca propia y diversificó su negocio fabricando para terceros.

 

En 2008, cuando estalló la crisis económica en España, Loco Time dio un salto adelante y puso en marcha Lavand, especializada en moda joven, que se convirtió en su punta de lanza. Dos años después, la empresa lanzó otra marca, Ginger&Soul, a la que más tarde se sumaría también Little Lavand, focalizada en moda infantil y que cesó su actividad a los pocos años.

 

Tras comenzar su desarrollo en España con media decena de tiendas, la empresa dio el salto al extranjero e incluso llegó a constituir una filial de Lavand en Los Ángeles para abordar el mercado estadounidense y negoció su entrada en Japón y China. En 2013, Lavand abrió su primera tienda fuera de España, ubicada en Londres, y tanteó la puesta en marcha de otra en Abu Dhabi.

 

 

 

 

En paralelo, Loco Time continuó concentrando el grueso de su negocio en el canal multimarca, con presencia en 3.000 puntos de venta (350 de ellos en España), y presencia en grandes almacenes como El Corte InglésCoin, en Italia, Galeries Lafayette, en París y El Palacio de Hierro, en México.

 

Sin embargo, tras tocar techo en 2011, cuando el grupo facturó veinte millones de euros, las ventas comenzaron a caer y la compañía se vio ahogada por las pérdidas. En 2015, la empresa redujo su estructura para ahorrar costes y llevó a concurso dos de las sociedades con las que operaba, V&A Trend Retail, que gestionaba la red de tiendas del grupo, y Lavand UK, que controlaba su negocio en Reino Unido.

 

 

 

 

Sin embargo, pese al recorte de los costes, la compañía entró en pérdidas ese mismo ejercicio, con un resultado neto negativo de 5,02 millones, que el grupo atribuyó a “las dificultades de financiación, el reconocimiento del deterioro de créditos comerciales por 1,4 millones de euros  así como las pérdidas y deterioros del inmovilizado material e inversiones inmobiliarias y en créditos a empresas vinculadas a causa de las insolvencias sobrevenidas”.

 

Las ventas de la compañía, que depende del hólding Touche Time, registraron una caída del 15,4%, hasta 6,9 millones de euros (de los cuales un 37% se generaron en España), que el grupo atribuyó a la incertidumbre económica, el impacto negativo de los tipos de cambio y la dificultad del acceso a la financiación, lo que retrasó la producción y obligó a la empresa a vender a un menor precio.

 

 

 

 

 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...