Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

01 Mar 202121:24

El dueño de Alcott traslada su sede en Nápoles

Gruppo Capri, propietario de las marcas Alcott y Gutteridge, establecerá sus oficinas centrales en el Palazzo di Caravita Sirignano, en el barrio de Chiaia.

29 Jun 2017 — 11:12
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El dueño de Alcott traslada su sede en Nápoles

 

Gruppo Capri se muda. La compañía italiana, propietaria de las enseñas Alcott y Gutteridge, traslada su sede en Nápoles al histórico Palazzo de Caravita Sirignano.

 

El edificio que alberga las nuevas oficinas se encuentra en el barrio de Chiaia y fue construido en el siglo XVI. Hasta la fecha, el palacio pertenecía a la compañía de transporte marítimo de pasajeros Tirrenia, que ubicó allí su sede desde que lo adquiriese en 1937.

 

El grupo rehabilitará tanto el interior como el exterior del edificio histórico. Esta no es la única obra llevada a cabo por Capri, ya que en 2015 adquirió la Casa Buschini, en Milán, y la reformó para acoger la sede de Alcott.

 

Capri, fundada por Nunzio Colella, registró una facturación en 2016 de 280 millones de euros, frente a los 220 que ganó en el periodo anterior. Con las enseñas Alcott y Gutterridge, el grupo opera con más de doscientos puntos de venta en Italia y en el extranjero.

 

En España, la compañía se prepara para emprender una nueva etapa de crecimiento en el país para convertirlo en su segundo mercado mundial. La italiana, que ya operó en el país anteriormente con Comdipunt, prevé abrir sesenta nuevas tiendas bajo el formato de franquicia en los próximos cuatro años.

Publicidad
Comentar
Compartir
...