Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

12 Ago 202011:48

El coronavirus frena la carrera de Puma: caída de ventas y pérdidas hasta junio

La empresa ha descartado hacer previsiones para el cierre de año. Los números rojos de la compañía ascendieron a 59,4 millones de euros.

29 Jul 2020 — 16:09
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El coronavirus frena la carrera de Puma: caída de ventas y pérdidas hasta junio

 

 

Puma se frena en seco por el coronavirus. La compañía alemana de moda deportiva ha cerrado el primer semestre del ejercicio con una caída de la facturación del 16,3% y en pérdidas, lastrada por las medidas implementadas para contener el avance de la pandemia del coronavirus. Con todo, la empresa espera que el sector de la moda deportiva salga fortalecido tras la crisis. 

 

Sólo en el segundo trimestre, la compañía redujo su facturación un 32,3%, hasta 831,1 millones de euros. En el mismo periodo de 2019, Puma facturó 1.220 millones de euros y creció un 15,7%.  

 

“El segundo trimestre de 2020 ha sido el más difícil que yo haya vivido”, reconoció Bjørn Gulden, consejero delegado de Puma. Un virus que ha cerrado el 85% de todo el negocio de retail de deporte y moda es una experiencia que nunca me había imaginado”, añadió.

 

 

 

 

El ejecutivo explica que la estrategia a corto plazo fue ser flexible con los socios wholesale, reforzar su financiación con una línea de crédito de 900 millones, incrementar las actividades promocionales en sus tiendas propias y focalizarse en el comercio electrónico.

 

En este sentido, la compañía abrió su nuevo centro de distribución en Indianápolis (Estados Unidos), con el que ahora llega al 90% de los consumidores del país en dos días, y continuó trabajando en su almacén de Geiselwind (Alemania), que estará operativo en el segundo trimestre de 2021.

 

Abril y mayo, cuando la mayoría de tiendas del grupo estuvieron cerradas, fueron los meses más duros, con caídas del 55,2% y del 37,5%, respectivamente. En junio, la empresa comenzó a notar los primeros signos de recuperación con un descenso de sólo el 6%.

 

Todas las categorías de producto redujeron sus ventas a doble dígito en el segundo trimestre: el calzado cayó un 36%; la ropa, un 33,6% y los accesorios, un 18,6%. Por mercados, el más afectado en el trimestre fue América, con un desplome del 45%, seguido de Europa, Oriente Próximo y África, con un 31,3% y Asia Pacífico, con un 14,8%.

 

 

 

 

El margen bruto se redujo en 540 puntos básicos, hasta el 43,9%, debido al aumento de los descuentos, la devaluación del inventario y las provisiones por devoluciones, así como el impacto negativo de los tipos de cambio. Las pérdidas del grupo ascendieron a 59,4 millones de euros, frente a los 144,1 millones de euros que ganó en el segundo trimestre de 2019.

 

Puma señala que la trayectoria actual apunta a una recuperación completa antes de final de año, pero el riesgo de una segunda ola con “grandes confinamientos” continúa siendo “muy elevado”, señala la empresa.

 

“Este es y será un año difícil, en el que el objetivo de Puma es sobrevivir, recuperarse y después emerger más fuerte y creciendo”, apunta el grupo. Puma también incide en que “el negocio de los productos deportivos estará en una posición fuerte tras esta crisis”.

 

La empresa argumenta que “la gente ha empezado a hacer más deporte, incluso en circunstancias difíciles” y que se espera que “la casualización de las tendencias y la influencia de las marcas de moda deportiva se refuerce”. En este sentido, la compañía prevé recuperar la senda del crecimiento en 2021 e invertir en nuevas categorías de producto.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...