Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

11 Dic 201710:26

h Empresa

El ‘beachwear’ se calienta en España: lucha de gigantes y nuevos actores con alza de importaciones

La apuesta por la moda de baño tiene su mayor expresión en el crecimiento de cadenas internacionales como Calzedonia y las locales Oysho o Women’secret en el país. En paralelo, el mercado se ha vuelto aún más competitivo con lanzamientos como el de Yshey por parte de Bernardo Blanco o Uondi, impulsada por Young Retail.

04 Ago 2017 — 05:00
Lorenzo Molina
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El ‘beachwear’ se calienta en España: lucha de gigantes y nuevos actores con alza de importaciones

 

 

La moda de baño crece apoyada en el sol y playa español. El auge de esta categoría en el retail español está siendo aprovechado por compañías como Calzedonia, Oysho o Women’secret, que han expandido su red de tiendas en el país con nuevas aperturas.

 

En paralelo, el mercado ha dado la bienvenida a nuevos operadores especializados en este segmento como Yshey, lanzada por Bernardo Blanco, o Uondi, puesta en marcha por Young Retail. El impulso de la moda de baño en el mercado español se ha visto reflejado en las importaciones, que se han disparado un 25% desde 2013.

 

España compró moda de baño a los mercados internacionales por un valor de 166,2 millones de euros en 2016, un 3,7% más que el año anterior, según datos del Instituto de Comercio Exterior Español (Icex). En los últimos tres años, las importaciones no han dejado de crecer y acumulan un alza del 24,8% frente al importe total de 2013, que fue de 133,2 millones de euros.

 

 

 

 

China, Italia, Túnez, Francia y Marruecos son los principales proveedores de moda de baño al territorio español. El gigante asiático se mantiene de manera holgada en la primera posición del ránking desde hace años gracias a los bajos costes de producción que ofrece el país, que permiten a su vez comercializar las prendas a precios competitivos en España y mantener un margen elevado.

 

Calzedonia es uno de los operadores que está sacando más partido del boom del íntimo y la moda de baño en el mercado español, donde la empresa se encuentra inmersa en un ambicioso plan de expansión. La compañía ha intensificado el ritmo de aperturas en el país de la mano de su cadena homónima, así como también Intimissimi y Tezenis.  

 

El grupo italiano subió la persiana el pasado junio de un nuevo establecimiento junto a la Puerta del Sol de Madrid. La apertura se sumó a la que Calzedonia realizó en el centro comercial Los Alfares de Talavera de la Reina en febrero. En total, la empresa tiene previsto poner en marcha seis nuevos establecimientos en 2017, rozando así las 600 tiendas en el mercado español. El año pasado, la compañía aumentó su facturación un 3,1% en el país, hasta 250,5 millones de euros.

 

 

 

 

Women’secret, la cadena de íntimo y baño de Grupo Cortefiel, es el concepto que más rápido crece de toda la compañía y está llevando a cabo una fuerte expansión internacional en regiones como Latinoamérica. En España, la compañía operaba con 269 tiendas a cierre de su ejercicio 2015 y contaba con una cuota de mercado del 8% en el segmento, según datos de Kantar Worldpanel.

 

Una de las últimas aperturas más importantes de Women’secret en el país tuvo lugar en 2014, cuando la empresa puso en marcha un flagship store en la calle Fuencarral de Madrid de más de 200 metros cuadrados. La facturación de la enseña en todo el mundo fue de 247,7 millones de euros en 2015, un 19% mayor que la del año anterior.

 

Sin embargo, la cifra de negocio de Women’secret aún está lejos de alcanzar la de Oysho, la marca de íntimo y baño de Inditex, que cerró 2016 con unas ventas de 509 millones de euros, un 12,6% más que en el ejercicio anterior. La empresa, que goza ya de una amplia presencia en el territorio español, ha apostado nuevamente por abrir establecimientos en los últimos meses.

 

 

 

 

El pasado septiembre, Inditex puso en marcha una macrotienda de Oysho en Las Ramblas de Barcelona. El local, que cuenta con 700 metros cuadrados de superficie, elevó hasta veinte el número de establecimientos de la cadena en Barcelona. Unos meses más tarde, sin embargo, la empresa daba marcha atrás con su tienda dedicada exclusivamente a la colección deportiva, que estaba situada en la calle Pelai.

 

El pasado abril, Oysho empezó las obras para abrir un establecimiento en Málaga. La compañía escogió el local en el número 5 de la calle Marqués de Larios, uno de los principales ejes comerciales de la ciudad andaluza. A 31 de enero de 2016, Inditex operaba con 191 establecimientos en España.

 

 

La competencia crece: los nuevos jugadores del baño en España

En los últimos meses, las cadenas especializadas de los grandes grupos de distribución del país se han encontrado con un número creciente de nuevos competidores, la mayoría de los cuales apuesta fuertemente por el ecommerce como principal canal de ventas en detrimento del brick.

 

Este es el caso de Yshey, la nueva aventura empresarial de Bernardo Blanco, el primer ejecutivo y propietario del que fuera uno de los mayores grupos de moda de España, Blanco. La marca echó a andar con un centenar de modelos el pasado mayo, cuyos precios oscilan entre los 45 euros por bikini y los 59 euros de un bañador. Por el momento, la firma está disponible únicamente a través de su tienda online, aunque la empresa ya comenzó a seleccionar un pequeño grupo de puntos de venta multimarca.

 

 

 

 

Otra de las novedades de 2017 en el ámbito de la moda de baño es Uondi. La marca se lanzó el pasado febrero con una inversión de un millón de euros y tiene en los bañadores y bikinis low cost su baza. Tras la enseña está Young Retail, franquiciado de grupos como Mango y Benetton en el mercado español, que también contaba con un concepto de tienda multimarca propio denominado Niwi.

 

Hasta ahora, Uondi ha puesto en marcha dos tiendas en el país, una en la calle Princesa de Madrid y otra en el centro comercial La Abadía de Toledo. En la segunda mitad del año, la empresa prevé abrir tiendas en Barcelona, Málaga, Bilbao, Sevilla y Granada, donde se encuentra inmersa en la búsqueda de locales.

 

 

 

 

Otra start up que ha llegado al mercado con ganas de poner el sector patas arriba es Ocoly. Fundada en 2015, la firma comercializa moda de baño masculina con estampados coloridos y motivos gráficos, fabricados en el norte de Italia y que cuestan entre 40 euros y 55 euros por prenda.

 

La empresa, fundada por Laura Ybarra, prevé facturar 100.000 euros a cierre del ejercicio 2017, lo cual supondría multiplicar por siete la cifra de negocio obtenida en 2015. Pese a que cuenta con siete puntos de venta físicos a través del canal multimarca español, su portal de ecommerce es la principal fuente de ingresos de Ocoly, ya que copa el 66% de las ventas totales.

 

 

 

 

El aprovisionamiento de proximidad gana peso en las importaciones de moda de baño

 

Dentro del top 5 de los principales proveedores de moda de baño en el mercado español, Túnez y Marruecos fueron los países cuyas exportaciones al país se incrementaron con más fuerza en 2016, según datos del Instituto de Comercio Exterior Español (Icex). El primero vendió prendas de moda de baño por un valor de 15,4 millones de euros, un 11,7% más que en 2015.

 

Marruecos, por su parte, disparó sus importaciones al territorio español un 39% el año pasado, hasta 7,4 millones de euros. Ambos países del norte de África coparon el 13,7% del importe total de las importaciones españolas para esta categoría en 2016, que ascendió a 166,2 millones de euros.

 

Las compras a China, que ocupa el primer puesto del ránking, cayeron un 7,3% el año pasado, su primer retroceso desde 2014. El gigante asiático vendió artículos de baño al mercado español por valor de 62,4 millones de euros. Aunque el país se mantiene de manera holgada como principal proveedor, el rápido avance de otros países podría poner en jaque su liderazgo.

 

En cuanto a las exportaciones españolas de moda de baño, el país obtuvo ingresos valorados en 55,5 millones de euros en 2016, un 6,7% más que en el año anterior. Las ventas al exterior acumulan dos ejercicios consecutivos de crecimiento y, entre 2010 y 2016, se han incrementado un 63,3%. Portugal, Francia, Italia, Alemania e Irlanda son los cinco principales compradores de moda de baño al mercado español.  

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...