Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Dic 202105:08

Ecommerce y tiendas físicas de la mano: la experiencia Connected Retail

Uno de los mayores operadores de moda online en Europa apuesta por acompañar a las tiendas físicas con un nuevo programa diseñado por y para retailers: Connected Retail by Zalando permite a las tiendas conectar su inventario con su plataforma.

18 Nov 2021 — 08:00
Modaes
Compartir
Me interesa

 

Fue el gran ganador de 2020, el canal para mantener el consumo de moda a flote el año de la pandemia, cuando el confinamiento y los cierres impidieron a los ciudadanos de España desplazarse a las tiendas de ropa y calzado. El ecommerce salió victorioso de un escenario que dejó en la cuerda floja a tantos otros canales de distribución.

 

Tiendas que habían centrado su negocio en el canal físico desde siempre dieron el paso definitivo para subir sus productos a la Red, se lo estuvieran planteando antes del Covid-19 o no. El hecho es que la pandemia aceleró una tendencia que ganaba terreno año tras año.

Para los retailers independientes, proyectos como Connected Retail de Zalando permitió en muchos casos una rápida adaptación a un entorno en el que el canal digital era el único salvavidas ante el cierre de tiendas.

 

Un claro ejemplo de la explosión del ecommerce es que, en 2020, su cuota de mercado en valor del comercio electrónico del sector de la moda alcanzó el 19,4% del volumen de ventas, situándose por delante de otros canales populares como las tiendas físicas multimarca, los outlets o los grandes almacenes, tal como indican los datos recogidos por Kantar y publicados en el Informe de la moda online en España. Las ventas online de moda en España, por lo tanto, duplicaron su peso en el negocio total del sector en el país. Desde 2016 y hasta 2019 no pararon de crecer aproximadamente 1,5 puntos porcentuales por año. No obstante, en 2020 el peso del ecommerce sobre el total de ventas de moda en España creció más de 10 puntos.

 

Las ventas de moda online no solamente experimentaron un importante crecimiento en comparación con otros canales de venta de prendas de vestir. Tal como confirmó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (Cnmc), la moda se posicionó en el primer lugar del ránking de ventas online, con un 8,4% del peso de las ventas online de entre todos los sectores en 2020, incluidas las agencias de viajes o las plataformas de televisión online.

 

Pero el reinado de la moda en los canales digitales no es una anécdota de 2020. En la actualidad, y según indica el estudio Digital market outlook de Statista, la moda ya representa el 19,4% de toda la actividad de comercio electrónico en España.

Más allá de las fronteras de España, las ventas online de artículos de moda también se dispararon. Países con más tradición de comercio electrónico como el Reino Unido llegaron registrar cuotas de mercado del ecommerce en moda del 47,8%. Casos más similares al de España fueron Francia, con un 22,5% de la cuota o Italia, con una subida de 9,6 puntos en 2019, llegando a suponer su cifra de negocio online de moda un 23% del total de canales de venta.

 

Connected Retail o la alianza entre tiendas físicas y online

Lo que para las tiendas online de moda fue un acelerón de las ventas, obviamente supuso una desventura para los canales de venta físicos como las tiendas multimarca u otras que no dispongan de canales de venta online. Por otra parte, esto no significa que el comercio electrónico de moda deba ser visto como la competencia de los canales tradicionales, sino como un complemento a las ventas.

 

 

 

Zalando ve en el auge de las tiendas online una importante oportunidad de crecimiento. Por ello creó su campaña Connected Retail by Zalando Open to grow. La iniciativa del gigante de la moda online permite vincular fácilmente el inventario de los gestores de tiendas con el sitio de comercio electrónico de Zalando.

 

Desde su lanzamiento en 2018, Connected Retail ya está presente en 13 países europeos, con más de 6.000 tiendas asociadas. Así, la iniciativa de Zalando permite resolver el problema clave de hacer crecer la tienda al mismo tiempo que crece la venta online de forma sencilla, rápida y rentable. Carsten Keller, vicepresidente de Connected Retail en la compañía, afirma que, “junto con los minoristas, hemos construido un motor de crecimiento para todo tipo de negocios de moda, desde tiendas de marca a minoristas independientes, ya bien sean grandes a pequeñas, desde recién llegados a minoristas consolidados”.

 

La misión de Connected Retail de Zalando es tender un puente entre las tiendas físicas y el comercio online, conectando a las tiendas con su plataforma. Se trata de una iniciativa por y para minoristas, ya que se elaboró juntamente con ellos el diseño de las tecnologías, los procesos y las funciones de apoyo.

 

Así, Connected Retail es una herramienta de gran utilidad para todo tipo de tiendas: monomarca y multimarca, pequeñas y grandes, tecnológicamente avanzadas o nuevas en el sector digital. En otras palabras, toda tienda con un surtido relevante puede conectar con los clientes de Zalando.

 

 

Los minoristas podrán gozar de un control total al formar parte del programa Connected Retail, ya que ellos mismos pueden decidir qué stock ofrecer, a qué precios venderlo, de qué temporada suben sus artículos o incluso marcar un máximo de prendas a vender al día, si así lo desean. Uno de los grandes beneficios para las tiendas es el aumento de la rotación de existencias, además de promover la renovación de las colecciones en la sala de ventas. De hecho, desde la propia Zalando se anima a los integrantes del programa Connected Retail a “introducir nuevos looks y estimular la curiosidad de los clientes y la afluencia a la tienda”.

 

Más allá de un programa de una sencilla implementación que permite el volcado de datos entre Zalando y el proveedor de ERP del minorista, Connected Retail permite establecer una relación de partner entre tienda y plataforma. Por ello, además de un espacio en su sitio web, también ofrece acompañar al retailer en todas las fases de crecimiento con formación, asesoramiento y atención al cliente dedicada.

 

Además, Connected Retail no implica ningún gasto ni ninguna costosa integración de sistemas. Al ser variables todos los costes, el modelo no supone básicamente ningún riesgo. Solo se paga comisión por las ventas completadas y no devueltas. Las tiendas poseen en todo momento el control total sobre los precios, la capacidad y el surtido que venden a través de Zalando.

 

Entre los casos de éxito de Connected Retail by Zalando destaca Drykorn, en Alemania, cuya encargada de tienda, Patricia Vogt, afirma que “es la mejor forma posible de tener presencia online y en tiendas físicas al mismo tiempo”. Por otro lado, los fundadores de We are lovers, tienda de bolsos y zapatos en Vizcaya señalan que “hemos comenzado comenzado a dar nuestros primeros pasos de la mano de Zalando, que han sido de gran ayuda para nosotros, ya que nos han aportado su experiencia y no han escatimado en esfuerzos e interés para ayudarnos a comenzar en este mundo de venta online”.

 

El grupo alemán Zalando cerró el ejercicio 2020 con un crecimiento del 23,1% y prevé tener una cuota de mercado del 10% en Europa a largo plazo. Tras superar su objetivo de alcanzar 10.000 millones de euros de gross merchandise volume (GMV) en 2020, el grupo espera triplicarlo hasta 2025, alcanzando un GMV de 30.000 millones de euros.

Publicidad
Comentar
Compartir
...