Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información económica del negocio de la moda

01 Jun 202015:48

Dogi enfila los 200 millones de euros a golpe de talonario

El accionista de referencia de la textil, Sherpa Capital, cerró ayer la segunda adquisición de la compañía con miras a afianzar un gran grupo del sector en 2020, tal y como trazó en su plan estratégico.

27 Abr 2017 — 04:37
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

Dogi vuelve a sacar el talonario. La compañía textil, con sede en El Masnou (Barcelona) y especializada en la producción de tejido elástico, adquirió ayer la empresa Qualitat Tècnica Textil (QTT) en su misión por construir un grupo textil de 200 millones de euros en 2020. La operación es la segunda que lleva a cabo su accionista de referencia, el fondo Sherpa Capital, después de que el pasado agosto acordara la compra del interproveedor Treiss.

 

Los planes del grupo inversor cuando tomó el control de la compañía en 2014 pasaron por engrosar el tamaño de la textil en base al crecimiento orgánico y a las adquisiciones. Por el momento, la segunda estrategia está avanzando a pasos agigantados mientras la primera de ellas no termina de arrancar. El año pasado, Sherpa Capital se alió con Fidentiis, especializado en identificar oportunidades de inversión, para acelerar el proceso.

 

De hecho, tras la compra de Treiss, el socio de referencia de Dogi redefinió toda la estructura societaria del grupo para cimentar la construcción de un conglomerado textil a través de adquisiciones. La empresa constituyó Dogi Spain para concentrar la actividad de la fábrica de El Masnou. Por su parte, la adquisición de QTT se ha realizado a través de Trípoli Investments, participada en su integridad por la matriz, Dogi International Fabrics.

 

 

De hecho, en los últimos resultados de Dogi correspondientes a 2016 (cerrados a 31 de diciembre de 2016), fue Treiss la que dio impulso a las cuentas del grupo. Las factorías de Dogi en El Masnou (Barcelona) y Greensborough (Estados Unidos) sumaron una cifra de negocio de 37,4 millones de euros, un 8,8% menos que en el año anterior.

 

Sin embargo, la suma en el último trimestre del negocio del interproveedor de Inditex, que se adherió al grupo en septiembre, logró amortiguar la caída de las ventas en un 0,5% final. Treiss, por su parte, impulsó su crecimiento en 2016 un 17,3%, hasta 25,8 millones de euros. La empresa, con sede en Mataró (Barcelona), también mejoró en un 17,1% su resultado neto, que se situó en 3,6 millones de euros.

 

La fábrica española, que ahora se enmarca bajo la recién creada sociedad Dogi Spain, fue la que lastró la facturación del grupo, con un descenso de su cifra de negocio de cerca del 14%. Sin embargo, la planta barcelonesa mejoró su resultado neto, que pasó de pérdidas de cinco millones de euros a cierre de 2015 a ganancias de 1,7 millones de euros en 2016. Por su parte, la factoría estadounidense, Elastic Fabrics of America (EFA), redujo sólo un 6,4% sus ventas, pero entró en números rojos. 

 

 

QTT, por su parte, cerró 2016 con una cifra de negocio de 16,1 millones de euros y un resultado bruto de explotación (ebitda) de cerca de un millón de euros. La empresa, especializada en el diseño y producción de tejidos de punto y cuenta con presencia en Portugal, Italia y Estados Unidos. Con 25 años de trayectoria en el sector, QTT mantendrá a su actual equipo directivo y su fundador y actual primer ejecutivo, Martí Puignou, continuará al frente.

 

Para Eduardo Navarro, presidente de Dogi y Sherpa Capital, “la adquisición de QTT es un paso destacado en nuestra estrategia de crear un gran grupo textil centrado en los grandes clientes del sector y con una relevante presencia internacional”. Navarro señala que QTT también refuerza su presencia en Estados Unidos y España, además de darles entrada en el mercado italiano.

 

A falta de tres años para alcanzar la cota de los 200 millones de euros, Dogi ha recuperado estabilidad. Tras salvarla de la quiebra, Sherpa Capital reestructuró la operativa de la fábrica catalana, el núcleo duro del grupo, devolviéndola a la rentabilidad. En el parqué, esta mejora en la evolución del grupo se ha traducido en una tendencia alcista, que ha consolidado en los últimos meses el valor de las acciones de la textil por encima de los cuatro euros, llegando a superar los cinco euros en alguna ocasión.

 

Sin embargo, los inversores encajaron ayer el anuncio de la compra de QTT con frialdad. El valor en bolsa de Dogi se mantuvo sin variación en 4,6 euros. Pese que por la mañana las acciones llegaron a cotizar a 4,77 euros, por la tarde, los títulos volvieron a descender. No obstante, la evolución de la compañía en el parqué continúa en tendencia alcista.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...