Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

08 Mar 202110:15

Desigual sigue dando forma a su nuevo equipo: cambios en la dirección financiera

Jordi Plana, un ejecutivo histórico de la compañía, abandonará la empresa el próximo julio. Por el momento, Desigual todavía no ha nombrado a un sustituto.

14 Jul 2017 — 04:57
I. P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Desigual sigue dando forma a su nuevo equipo: cambios en la dirección financiera

 

Desigual sigue armando su nueva cúpula. A las entradas y salidas del último año se suma ahora la de Jordi Plana, director financiero y un histórico ejecutivo del grupo, que dejará la empresa durante este mes. Por el momento, Desigual no ha nombrado a un sustituto. En los últimos mess, la empresa ha renovado también la dirección de producto y la de márketing.

 

Plana se incorporó a Desigual en 2009, cuando la empresa estaba capitaneada por Manel Adell. En 2009, el ejecutivo asumió la dirección financiera de Desigual, puesto al que en 2011 sumó también la dirección de compras. Plana formó parte, además, del comité de dirección de la empresa con Manuel Jadraque, para después incorporarse al consejo de administración de la compañía.

 

MBA por Esade, el directivo comenzó su carrera trabajando como auditor en Arthur Andersen. Tras nueve años en la compañía, fichó por el grupo Ceac como director financiero corporativo pero, antes de cumplir un año en la empresa dio el salto a General Cable. Plana trabajó casi una década en el grupo de cables, donde ocupó el puesto de director financiero para la Península Ibérica y responsable de IT.

 

En 2002, el ejecutivo fichó por Cadbury, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. En el grupo de gran consumo, Plana llegó a ser director general para Italia y Malta y, más tarde director financiero para el sur de Europa.

 

 

 

Su salida se enmarca en el rediseño del equipo directivo de Desigual, que prevé retomar la senda del crecimiento a partir de 2018. A principios de 2016, la empresa incorporó a Pierre Cuilleret y Alberto Ojinaga como nuevos número dos del grupo, reportando directamente a Thomas Meyer.

 

Cuilleret asumió el cargo de responsable de cliente, mientras que Alberto Ojinaga, ex director general de Caprabo, fue nombrado director corporativo. Sin embargo, en septiembre, tras apenas unos meses en el cargo, Cuilleret decidió abandonar la gestión diaria de la compañía.

 

En marzo de este año, Desigual recompuso su triunvirato de hombres fuertes con la incorporación de David Meire, ex directivo de Nike, quien ocupó el puesto que había dejado vacante Cuilleret.

 

El último cambio hasta la fecha se había producido en la dirección de márketing y producto, ocupada hasta mayo por Borja Castresana y Xavier Gil, respectivamente. Apenas un mes después de su salida, Marc Calabia, director global de producto de Desigual, asumió la dirección de producto, mientras que David Meire se hizo cargo de la de márketing.

 

Desigual se encuentra inmersa en un plan de reorganización para recuperar la senda del crecimiento. El proyecto, que está implicando una transformación en la distribución y en el producto, comenzará a dar resultados a partir del año que viene.

 

La compañía española de distribución de moda finalizó el ejercicio 2016 (cerrado el pasado diciembre) con una facturación de 861 millones de euros, un 7,8% menos. El cambio de estrategia continuó impactando, asimismo, en el beneficio de la empresa. Desigual cerró 2016 con un resultado bruto de explotación (ebitda) de 166 millones de euros, un 16,8% menos que el año anterior.

Publicidad
Comentar
Compartir
...