Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

27 Feb 202107:37

Desigual se transforma en SA para ganar “flexibilidad” y anticiparse a 2021

La compañía española, que se ha enfrentado durante los últimos años a una reorganización de su negocio, ha transformado una de sus principales sociedades.

07 Dic 2020 — 05:00
Pilar Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Under Armour cierra sus oficinas y nombra nuevo director en España

 

 

Desigual se prepara para 2021. La compañía española, controlada por el empresario Thomas Meyer, transforma su sociedad principal, Abasic, de Sociedad Limitada (SL) a Sociedad Anónima (SA). La empresa, que ha visto cómo el impacto del Covid-19 se ha sumado a la reestructuración de los últimos años, se dota de flexibilidad para poder recurrir a mecanismos de financiación en 2021.

 

“La transformación de la sociedad en una sociedad anónima forma parte del plan de reorganización de la compañía para adaptarse a las circunstancias actuales”, han señalado a Modaes.es fuentes de la compañía. “Este cambio permite mayor flexibilidad a la hora de tomar decisiones y, por tanto, se ajusta mejor a los objetivos y a los nuevos retos que tenemos en estos momentos”, agregan.

 

Estas mismas fuentes sostienen que “la compañía está adaptando su negocio a las nuevas demandas del sector y a los escenarios que plantea 2021”, si bien aseguran que “en cuanto a la entrada de nuevo capital, no prevemos movimientos”. “La compañía está adaptando su negocio a las nuevas demandas del sector y a los escenarios que plantea 2021”, añaden.

 

 

 

 

La transformación de SL a SA permitirá a la empresa ganar velocidad y flexibilidad a lo hora de tomar decisiones relativas a su financiación en 2021, ya sea mediante ampliaciones de capital, incorporación de nuevos socios u otras vías de financiación. También conseguiría más flexibilidad en el caso de optar por una emisión de bonos, pues una SL puede emitirlos, pero con el límite del doble de sus fondos propios.

 

Desigual está controlada al cien por cien desde 2018 por Thomas Meyer, su fundador. El empresario recompró al fondo Eurazeo el 10% del capital, que el grupo galo había comprado en 2014 por 300 millones de euros. Fuentes cercanas a la empresa explican que actualmente no hay ningún movimiento sobre la mesa, pero que la compañía quiere estar preparada ante el complejo escenario que se presenta en 2021.

 

 

 

 

El golpe del Covid-19 ha llegado a Desigual en un momento complicado, pues la empresa lleva ya varios años en reestructuración. La compañía finalizó en 2019 el quinto año de su plan de transformación, que sigue adelante. La empresa, uno de los fenómenos de la moda española durante la última década, atraviesa una compleja reestructuración desde 2014 para tratar de recuperar relevancia entre los consumidores y adaptar su estructura a la nueva situación del mercado.

 

La compañía, dirigida por Alberto Ojinaga, finalizó el ejercicio 2019 con un resultado neto de 7,5 millones de euros, más del doble que los 3,4 millones de euros del año anterior. Pese al repunte, esta cifra se sitúa por debajo del nivel de hace una década, en 2009, y todavía más del récord de 2014, cuando ganó 134,8 millones de euros.

 

En 2019, la facturación del grupo se situó por debajo de 600 millones de euros, registrando una caída del 10% hasta 589 millones de euros. Desigual encadenó en 2019 cinco años de caída de las ventas, desde que en 2014 rozara los mil millones de euros y alcanzaran el máximo de 964 millones de euros.

Publicidad
Comentar
Compartir
...