Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

01 Dic 202007:20

Desigual ajusta personal y red de tiendas para adaptarse al ‘nuevo normal’

La compañía descarta la presentación de un ERE, pero recurre a la “rotación natural” de personal para prescindir de una treintena de empleados. También echa el cierre en calles prime, como Paseo de Gracia, en Barcelona.

26 Oct 2020 — 05:00
Pilar Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Desigual ajusta personal y red de tiendas para adaptarse al ‘nuevo normal’

 

 

Desigual recorta gastos para adaptarse a la nueva situación del mercado. La compañía, uno de los principales grupos españoles de gran distribución de moda, ajusta su tamaño en el entorno post Covid-19 recurriendo a un ajuste de personal y una reducción de su red de tiendas, que pasa incluso por puntos de venta emblemáticos.

 

Según han confirmado a Modaes.es fuentes cercanas a la empresa, a lo largo de las últimas semanas la compañía controlada por Thomas Meyer ha llevado a cabo despidos en su sede central, ubicada en Barcelona.

 

La ley no permite ajustes de más de 29 personas por trimestre para el tamaño de empresa de Desigual, salvo que la compañía ejecute un expediente de regulación de empleo (ERE). Según ha señalado a Modaes.es el director general del grupo, Alberto Ojinaga, Desigual descarta esta medida ahora o en el futuro.

 

“La compañía se está adaptando a la nueva situación de manera paulatina y limitando al máximo y en lo posible el impacto en los puestos de trabajo –señala Ojinaga-; estamos aprovechando la rotación natural para replantearnos algunas posiciones y ajustar la estructura”.

 

 

 

 

Desigual cuenta con una plantilla formada por alrededor de 1.500 personas en España, teniendo en cuenta personal de tienda, oficinas y logística. El pasado marzo, la compañía presentó un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) por fuerza mayor para 1.359 empleados, el 90% del total, por el cierre de tiendas decretado en el marco del estado de alarma para frenar el Covid-19.

 

Según Ojinaga, “2020 será un año duro y los objetivos de crecimiento que nos habíamos fijado hemos tenido que posponerlos”. Desigual finalizó 2019 con una cifra de negocio de 589 millones de euros, un 10% menos que en 2018. El pasado ejercicio, el quinto año del plan de transformación del grupo, el resultado neto fue de 7,5 millones de euros, más del doble que los 3,4 millones de euros del año anterior.

 

El ejecutivo señala que la empresa está experimentando “incrementos del 70% en la venta online desde mayo, por encima de la media del mercado, lo que nos indica que los esfuerzos que estamos haciendo en nuestros canales digitales son los correctos”. “De todas formas -admite-, es una realidad que Desigual es una compañía con una fuerte presencia del retail y estos crecimientos en el canal digital no son suficiente para compensar los meses de confinamiento y la posterior debilidad del tráfico en tiendas causada por el Covid-19”.

 

El impacto a cierre de 2020 será menor del que habíamos previsto al inicio de la crisis sanitaria -sostiene el primer ejecutivo de Desigual-; aun así, será un año duro”. “Nuestra prioridad ha sido asegurar la pervivencia y estabilidad de la compañía y es por ello por lo que nos fijamos cuatro medidas en cuanto comenzó la crisis: asegurar la liquidez, revisar la estructura de costes, reducir las compras para ajustarnos frente a la caída de ventas y asegurar que nuestros proveedores de producto, que también están sufriendo, siguieran estando allí”, agrega. 

 

 

 

Proceso de cierres

Por esta razón, además de ajustar su plantilla, la empresa está llevando a cabo, como el grueso de los grupos del sector, una revisión de la red de tiendas. Fuentes de la compañía no han precisado el impacto de la reestructuración, que pasa por el cierre de establecimientos en vías emblemáticas y por acelerar el proceso de ajuste que el grupo ha llevado ya a cabo durante los últimos años.

 

En Barcelona, por ejemplo, Desigual ha echado el cierre a su punto de venta en Paseo de Gracia, ubicado en el número 47 de la vía barcelonesa. “En muchos casos esta reorganización pasa por el cierre de tiendas y aprovechar la situación para reubicarnos en la misma zona en condiciones más favorables”, afirma el directivo en referencia a la tienda de Barcelona. “El objetivo es abrir un nuevo local en la misma zona y por el momento estamos buscando el lugar idóneo”, agrega.

 

“Ya veníamos trabajando en la optimización de la red de distribución y este 2020 nos ha empujado a acelerar este ejercicio y a priorizar, todavía más, las ubicaciones y mercados más estratégicos, asegurando unas dimensiones en línea con la relevancia de los mercados”, afirma Ojinaga, que destaca que Desigual ha entrado asimismo en nuevos mercados, como Sudáfrica e India.

Publicidad
Comentar
Compartir
...