Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Sep 202118:22

Delpozo, de promesa al olvido: Perfumes y Diseño prepara su liquidación

Tras fracasar en la búsqueda de un inversor para la marca, que debía convertirse en el próximo emblema del lujo español, Perfumes y Diseño dejó sin actividad la sociedad en el último trimestre de 2019.

14 Jul 2021 — 05:00
Pilar Riaño
Compartir
Me interesa

Delpozo, de promesa al olvido: Perfumes y Diseño prepara su liquidación

 

 

De ser la promesa del diseño español de autor a preparar su liquidación. Delpozo, la firma heredera de la antigua Jesús del Pozo que Perfumes y Diseño quiso convertir en referencia internacional, pondrá fin definitivamente a su actividad empresarial. Tras haber negociado sin éxito su venta, “se prevé que la sociedad podrá ser liquidada en el corto o medio plazo”, según consta en las cuentas correspondientes al ejercicio 2020 de la sociedad Delpozo Moda.

 

Perfumes y Diseño quiso convertir Delpozo en un emblema español de la moda para poder explotar el negocio de perfumería, igual que han hecho compañías como Puig con firmas como Paco Rabanne. La relación de Perfumes y Diseño con Jesús del Pozo se remonta a 1992, cuando el grupo se hizo con la licencia para producir y distribuir los perfumes de la firma. En 2011, tras el fallecimiento del diseñador, la compañía tomó el control de la marca y llevó a cabo un proceso de rebranding por el que cambió su nombre a Delpozo.

 

Para liderar el reposicionamiento de Delpozo, Perfumes y Diseño fichó al diseñador Josep Font, quien fue el encargado de darle la vuelta a la marca. Delpozo regresó a la pasarela de Madrid en 2013 y participó también en las semanas de la moda de Londres y Nueva York, al tiempo que abrió tiendas propias en ubicaciones como Miami y selló acuerdos de distribución internacional. Josep Font abandonó la empresa en septiembre de 2018 y Perfumes y Diseño, incorporó al creativo alemán Lutz Huelle.

 

 

 

 

 

Perfumes y Diseño, que entre 2012 y 2015 acumuló una inversión de más de 5,5 millones de euros en Delpozo, decidió tirar la toalla a mediados de 2019 y comenzó la búsqueda de un inversor.

 

En septiembre de 2019, Perfumes y Diseño adoptó la decisión de cesar la actividad en moda de Delpozo y firmó un “precontrato de compraventa de la marca con un inversor extranjero, siendo la fecha límite para ejercitar la opción de compra diciembre de 2019”, según consta en las cuentas de la sociedad.

 

Tras ejecutar un expediente de regulación de empleo (ERE), traslada la producción y cambiar la sede de la firma para reducir costes, la operación de compraventa no se llevó a cabo, por lo que Delpozo Moda lleva sin actividad desde el último trimestre de 2019. “Dada esta situación de cese de actividad, se prevé que la sociedad podrá ser liquidada en el corto o medio plazo”, señala Perfumes y Diseño en las cuentas.

 

Delpozo Moda finalizó el ejercicio 2020 con un patrimonio neto negativo en 7,34 millones de euros como consecuencia de las pérdidas de años anteriores. Sin embargo, no se encuentra en causa de disolución tras haber recibido un préstamo participativo de 8,5 millones de euros por parte de su matriz.

 

A cierre de 2020, la cifra de negocio de la empresa fue negativa en 9.975 euros, frente a los 2,22 millones de euros positivos de un año antes. La sociedad registró pérdidas por más de 108.000 euros en un ejercicio sin actividad, que contrastan con los números rojos de más de 7,18 millones de euros de 2019.

Publicidad
Comentar
Compartir
...