Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

04 Dic 202111:07

Del adulto al adolescente: el porqué del ‘rally’ de compras de Mayoral

El grupo de moda infantil ha comenzado a crear estructura para su oferta de moda de adulto, compuesta de momento por Boston, de moda masculina, y Hug&Clau, de moda femenina, que ha comprado este mismo año.

08 Oct 2021 — 04:41
P. R. D. / I. P. G.
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 Del adulto al adolescente: el porqué del ‘rally’ de compras de Mayoral

 

 

Mayoral asalta el segmento que persiguen todos los grandes de la moda. El grupo malagueño, la mayor compañía de moda infantil de España y una de las principales del mundo en su sector, está creando estructura para una nueva área de adulto que, de momento, se compone de Boston y Hug&Clau, las primeras compras de la historia de la empresa. La compañía busca ampliar su público objetivo adentrándose en el segmento adolescente, penetrando en él a través del adulto.

 

Según han explicado a Modaes.es fuentes del sector, la compañía malagueña ha comenzado la creación de una nueva área dedicada a la moda de adulto, colocando en ella a primeros ejecutivos de la empresa que hasta ahora lideraban departamentos de infantil. Mayoral tendría previsto continuar ampliando su perímetro mediante adquisiciones, aprovechando las oportunidades que ofrece el mercado actualmente.

 

En los últimos años, Mayoral ya había diversificado más allá de su segmento tradicional con el lanzamiento de artículos de puericultura y de una línea de moda premium, Abel&Lula, con la que se acercaba a un segmento más alto. Pero las compras de Boston (de moda masculina) y Hug&Clau (de moda femenina), ambas cerradas durante este año, son sus primeros movimientos más allá del público infantil.

 

La estrategia del grupo pasa por abordar a partir de estas firmas el segmento teen, uno de los que más ha crecido en los últimos años y que es difícil atacar con la misma marca que vende a niños.  

 

 

 

 

Mayoral ya se ha expandido casi todo lo posible tanto en oferta, que abarca de la talla 0 a la 16 (no para jóvenes de 16 años sino para niños con talla grande), como en distribución, con una red de 205 tiendas propias, cuarenta franquicias y 10.000 puntos de venta multimarca en más de cien países.

 

Entrar en moda preadolescente se presenta como una de las pocas únicas vías para ganar volumen. El segmento está dominado, más allá de las grandes cadenas como Bershka, por pequeños operadores especializados como Renatta&Go, Brownie o Nícoli.

 

Esta última es una de las pocas que ha logrado dar el salto de infantil a teen con éxito, un camino que también han intentado en el pasado otras compañías como Gocco, que tiene previsto abordar este segmento de nuevo, ahora con una marca independiente.

 

En el caso de Mayoral, la estrategia escogida ha sido entrar en adolescente no desde niño, sino desde adulto, el tramo de edad en el que se centraban hasta ahora tanto Boston como Hug&Clau.

 

También la gran distribución ha redoblado su apuesta por la moda de adolescente: Mango lanzó una línea sólo para teens a finales del año pasado y ha comenzado a desarrollar una red de tiendas específicas para esta oferta, por el momento todas efímeras.

 

 

 

 

Una gran caja


Otra de las razones detrás de esta oleada de compras es la abultada caja de la matriz, Indumentaria Pueri, que controla tanto Mayoral como otras inversiones de la empresa. Una de esas inversiones es MásMóvil, en la que entró en 2017 con una inversión de sesenta millones de euros y salió tres años después por 240 millones, con una plusvalía de 180 millones de euros.

 

¿Qué hacer con ese capital? Seguir invirtiendo, entre otros motivos para obtener ventajas fiscales. La compañía ha entrado en Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), con una participación del 6%, y se ha hecho con el 5,8% de Audax Renovables por 56 millones de euros.

 

Al ampliar la cartera, el textil parecía una opción obvia, porque además de rentabilidad permite engordar su negocio principal, el de la moda infantil. La empresa también tiene participaciones en Adolfo Domínguez, donde es el sexto mayor accionista con un 8,5% del capital.

 

Mayoral cerró el ejercicio 2020 con una facturación de 315 millones de euros, un 13,7% menos que el año anterior. El canal online aportó 30 millones de euros en ventas, apenas un 9,9% del total.

 

El grupo, cuyos orígenes se remontan a 1941 como fabricante de calcetines y medias, está presidida y controlada por su fundador, Rafael Domínguez de Gor, y pilotada por su hijo Manuel Domínguez de la Maza, director general.

Publicidad
Comentar
Compartir
...