Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Sep 201908:09

De Inditex a Pronovias: cuenta atrás para alcanzar los objetivos 2020

Además de los gigantes del sector en España, otros operadores de moda en el país también trazaron objetivos para 2020 con miras a reforzar su red comercial o duplicar su facturación. 

De Inditex a Pronovias: cuenta atrás para alcanzar los objetivos 2020

Además de los gigantes del sector en España, otros operadores de moda en el país también trazaron objetivos para 2020 con miras a reforzar su red comercial o duplicar su facturación.

20 Ago 2019 — 05:00
C. Juárez
Compartir
Me interesa

De Inditex a Pronovias: cuenta atrás para alcanzar los objetivos 2020

 

 

Expansión con retail, digitalización, récords de facturación. La mayoría de los operadores del sector de la moda han trazado en algún momento de su trayectoria una estrategia, más o menos ambiciosa, para llegar a unos objetivos. Como en los aniversarios, los números redondos sirven de excusa para ponerse una meta a alcanzar, y en moda, 2020 es la fecha clave en la que expiran muchos de los planes de las empresas del sector.

 

Uno de los primeros en poner sobre la mesa el Objetivo 2020 fue Puig. En 2014, la compañía de perfumería se marcó el objetivo de llegar al top 3 mundial dentro de su sector aumentando su cuota de mercado, hasta el 12% en 2020.

 

A cierre de ejercicio 2018 y a falta de dos para llegar a la meta, el grupo se ha quedado en el 10% de cuota de mercado. En cuanto al objetivo de entrar en el podio mundial de su sector, Puig se encuentra aún lejos, al registrar en 2018 una cifra de negocio de 1.993 millones de euros, quedándose fuera del ránking global de mayores empresas de perfumería.

 

 

 

 

En 2014, Pronovias también diseñó un plan estratégico que finalizaría en 2020. La empresa de moda nupcial contrató a la consultora Nexe para diseñar una estrategia en la que figuraban la profesionalización, el desarrollo internacional, la apuesta por tiendas propias y las adquisiciones con el objetivo de duplicar su tamaño en 2020.

 

Cuatro años más tarde, Pronovias ha cambiado de manos, ha impulsado su presencia en el extranjero reforzándose en Estados Unidos y desembarcando en China, y ha sacado la chequera en dos ocasiones con la adquisición de la italiana Nicole en 2018 y la holandesa LadyBird en 2019 con el objetivo de afianzar su posición en Europa. Con todo, la cifra de negocio de Pronovias ha pasado de 160 millones de euros en 2014, a 166 millones en 2017, aún lejos de alcanzar los 320 millones de euros para 2020.

 

Dos veces ha trazado Inditex un objetivo para 2020. El primero de ellos fue en 2016, cuando Pablo Isla, presidente del grupo, explicó que basaría su estrategia en nuevas geografías, desarrollo de ecommerce y ampliar la oferta de cadenas hasta 2020.

 

 

 

 

En septiembre de 2018, el gigante volvió a ponerse una meta para 2020: llegar online a todos los países del mundo. Con esta nueva estrategia, que engloba el objetivo anterior, Inditex se convertirá en pure player en un año. Bajo esta premisa, la empresa ya ha lanzado zara.com, la web global de su cadena estrella, presente en 2020 países y que sumó de golpe 106 nuevos mercados online.

 

Desigual, por su parte, también puso en marcha a principios de 2016 un plan para llevar a cabo una reestructuración con la que reconducir sus resultados en cinco años. La revisión de producto, procesos y dimensión comercial fueron las bases sobre las que el grupo asentó su estrategia.

 

Sin embargo, cuatro años más tarde y después de que Thomas Meyer recomprara el 100% del capital de la empresa a Eurazeo, Desigual ha visto menguada su facturación, hasta 761 millones de euros en 2017, últimos datos disponibles, frente a los 933 millones de euros con los que cerró en 2015.

 

 

 

 

Con lo que sí ha cumplido el grupo han sido con la renovación de su imagen. Recientemente, la empresa ha dado un vuelco a su identidad gráfica con el objetivo de llegar a nuevos públicos y conquistar a un consumidor que había perdido: los jóvenes.

 

Además de los gigantes del sector, medianos y pequeños operadores del negocio de la moda en España también se trazaron objetivos para alcanzar en 2020, la mayor parte de ellos consistentes en ampliar su red comercial para la fecha.

 

Cóndor, especializada en moda infantil, fue una de las empresas que se marcó una meta hasta 2020. En 2015, grupo preveía alcanzar una red de entre cincuenta y sesenta establecimientos en los próximos cinco años. A pocos meses para llegar a 2020, Cóndor cuenta con una quincena de tiendas en el país.

 

 

 

 

La compañía sevillana de calzado Marypaz, en manos del fondo Black Toro, también estableció unos objetivos para 2020. La compañía tenía previsto abrir dieciséis nuevas tiendas en mercados extranjeros. A día de hoy, la empresa ha cuenta con diecinueve tiendas fuera de España, ubicadas en Portugal, Francia, Marruecos y Túnez.

 

Amichi, hoy también propiedad del fondo Black Toro, elaboró en 2012 una estrategia de expansión internacional que tenía como objetivo la apertura de más de cien puntos de venta en el extranjero. Tras llevar a cabo un profundo proceso de reestructuración y pasar a manos del fondo de inversión, el grupo ha aparcado los planes en otros mercados para concentrarse en su expansión en España.

 

Empresas del sector de la relojería y joyería también han trazado estrategias con el fin de llegar a unos objetivos en 2020. Es el caso de las start up Singularu y PdPaola, especializadas en accesorios, que se marcaron la meta de alcanzar las noventa tiendas y más de seiscientos puntos de venta, respectivamente. A día de hoy, Singularu cuenta con veinte establecimientos mientras la red comercial de PdPaola alcanza alrededor de trescientos puntos de venta.

 

 

 

 

En 2015, Florentino inició una hoja de ruta que pasa por acelerar con retail para alcanzar los cincuenta puntos de venta en 2020. Bajo esta estrategia, la empresa ha pisado el acelerador en los últimos años. Hoy, el grupo cuenta con una red comercial de 41 puntos de venta.


Otras empresas de moda infantil que también se marcaron objetivos de crecer con retail hasta 2020 fueron Charanga y Paz Rodríguez. La primera puso la meta en 2016 en alcanzar ochenta puntos de venta en Oriente Próximo, llegando a cinco a mediados de 2019. Paz Rodríguez, por su parte, también puso el foco en la región con el objetivo de abrir diez nuevas tiendas hasta 2020. Sin embargo, la empresa gallega no ha llegado a objetivos, alcanzando los cuatro puntos de venta en el territorio.

 

La zapatería Querol, por su parte, ha sido una de las empresas que han logrado cumplir con sus objetivos para 2020. La compañía catalana, que apuntó en 2017 a alcanzar los cincuenta puntos de venta para 2020, ha logrado superar la barrera.

 

 

Las apuestas de la moda internacional para España hasta 2020

Operadores internacionales del sector de la moda también pusieron en marcha objetivos a alcanzar en 2020. Entre los planes, muchos pasaban por apostar por el mercado español y ampliar su presencia mediante la apertura de puntos de venta.

 

Es el caso de la italiana Twin-Set, que se marcó en 2017 la meta de convertir a España en su segundo mayor mercado. Para ello, la empresa puso en marcha un plan de aperturas que pasaba por abrir seis nuevos puntos de venta en el país hasta 2020. La empresa ha superado el objetivo. Actualmente Twin-Set cuenta con dicesiete puntos de venta en el país, repartidos en tiendas propias, outlets y corners.

 

En 2017, Swarovski también puso en marcha una estrategia de expansión para plantar cara a Tous y Pandora en el país. El grupo se marcó el objetivo de superar los 110 puntos de venta en 2020. Hoy, la empresa austriaca de cristal tallado cuenta con una red de más de noventa corners en el país.

 

 

 

 

La empresa francesa de lencería Etam también fue otro de los grupos en apostar por España con objetivos a largo plazo. En 2017, la compañía explicó que tenía previsto alcanzar las cien tiendas en el mercado para 2020, plan que sigue en marcha ya que cuenta con 67 establecimientos en el país y prevé nuevas aperturas para los próximos meses.

 

También francesa, a principios de año Celio se marcó el objetivo de finalizar 2020 con cien establecimientos en España. A día de hoy, la empresa ha alcanzado la mitad de su objetivo ya que cuenta con una red de más de cuarenta tiendas en el país.


El calzado también ha apostado por expandirse en España en los últimos años. En 2016, New Balance dio impulso a Rockport en el país con el objetivo de que la cadena alcanzara los quince establecimientos en cuatro años. A mediados de 2016, la empresa cuenta con apenas cinco puntos de venta en el país.

 

Otro de los planes que cayó en saco roto fue la expansión de Teddy Smith en España. La empresa se marcó el objetivo de llegar abrir quince establecimientos en el país hasta 2020. Sin embargo, la compañía no cumplió con su estrategia ya que actualmente no tiene presencia en España.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...