Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Oct 201823:42

h Empresa

Cortefiel suelta lastre: cancela la línea Antonio Miró Studio dos años antes de que expire la licencia

Cortefiel sigue adelante con su relanzamiento. La cadena que da nombre a Grupo Cortefiel dejará de operar con la marca Antonio Miró Studio, que...
10 Nov 2015 — 05:00
P. Riaño/ S. Riera
Temas relacionados
Me interesa

Antonio Miro

 

 

Cortefiel sigue adelante con su relanzamiento. La cadena que da nombre a Grupo Cortefiel dejará de operar con la marca Antonio Miró Studio, que explota en régimen de licencia, a partir de la próxima temporada primavera-verano. El acuerdo con la firma catalana vence dentro de un año y medio, pero Cortefiel, que tanteó la compra de Antonio Miró en 2007, ha decidido descontinuar la línea en el marco de su nuevo posicionamiento.

 

Antonio Miró Studio se lanzó en 2004 y forma parte de la cartera de marcas de Grupo Cortefiel, junto con Cortefiel, Springfield, Pedro del Hierro, Women’secret y Fifty Factory. La línea se comercializa en una veintena de corners ubicados en establecimientos de la cadena Cortefiel, dirigida desde hace poco más de ocho meses por Ramón Gago.

 

A mediados de 2005, Grupo Cortefiel, en aquel momento en plena opa por parte de los fondos que hoy la controlan, se hizo con una opción de compra sobre el 60% de Antonio Miró. Según el acuerdo, Cortefiel podría haberse hecho con la firma catalana entre enero y marzo de 2007 o entre julio y septiembre de dicho año. Además, Cortefiel contaba con una licencia por diez años para comercializar Antonio Miró Studio.

 

 

 

 

En 2007, Cortefiel renunció a ejecutar la opción de compra para centrarse en la expansión internacional, pero siguió adelante con la licencia. Antonio Miró se encontraba en aquel momento en una situación delicada, tras haber iniciado la búsqueda de socios y de haber reestructurado su negocio con la liquidación de su filial Retail Antonio Miró.

 

El salvador de Antonio Miró llego en febrero de 2008, cuando el diseñador Antonio Miró vendió el 70% de su empresa a la sociedad Nuevos Valores Textiles, controlada por las familias Arquero y Nassia. Estas familias eran propietarias a su vez del grupo industrial Twenty, dueño de la licencia para España de la firma francesa Marithé & François Girbaud.

 

En junio de 2012, la familia Nassia salió del capital de Antonio Miró y la marca pasó a estar gestionada por Andrea Arquero. El accionariado de Antonio Miró pasó a estar controlado en un 30% por el propio diseñador y el 70% restante, por Andrea Arquero.

 

Andrea Arquero ha asegurado a Modaes.es que se encuentran “renegociando” el contrato de licencia con Cortefiel para Antonio Miró Studio. Arquero sostiene que no tiene “constancia” de que la decisión esté tomada por parte de Cortefiel. En paralelo, Arquero se ha marcado el objetivo de relanzar Antonio Miró apoyándose en las licencias y las franquicias.

 

 

Nueva etapa en Cortefiel 

La cadena que dio origen a Grupo Cortefiel, número tres español de la gran distribución de moda, se encuentra en un proceso de relanzamiento apostando por cambios en producto, tiendas y política de precios, con una bajada de alrededor del 25%. El reposicionamiento de Cortefiel, que impactará también en Pedro del Hierrose produce en pleno proceso de venta del grupo, controlado por los fondos CVCPai y Permira.

 

La cadena se ha visto afectada por su dependencia del mercado español y la caída de las ventas la ha desplazado de la cabeza del grupo, que ahora tiene a Springfield como buque insignia. A cierre de 2014, las ventas de Cortefiel se situaron en 325 millones de euros, con un retroceso del 0,9% respecto a los 328 millones de euros de un año antes. El peso de la cadena en el conjunto del grupo se situó a cierre de 2014 en el 32%, frente al 35% de un año antes.

 

 

 

En paralelo, Grupo Cortefiel prevé abandonar los números rojos en el ejercicio 2015, que finalizará el próximo febrero. La compañía finalizó el ejercicio 2014 con unas pérdidas netas de alrededor de doce millones de euros, consecuencia de los efectos del tipo de cambio, especialmente en el mercado ruso.

 

La compañía, que suma 2.081 puntos de venta en 86 países, alcanzó en 2014 un ebitda recurrente de 98,6 millones de euros, frente a los 94,79 millones de euros de un año antes. A cierre de 2012, el ebitda recurrente de la compañía se situó en 108,5 millones de euros. El beneficio de explotación, por su parte, alcanzó 30,5 millones de euros en 2012; en 2013 fue de 16,12 millones y en 2014, de 25,64 millones de euros.

 

Grupo Cortefiel consiguió en 2014 volver a superar la barrera de los mil millones de euros. La compañía registró el año pasado un incremento del 4,9% en sus ventas, que se situaron en 1.011,1 millones de euros. Este crecimiento fue superior al registrado en 2013, cuando las ventas del grupo aumentaron un 1%.

Publicidad
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...