Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201718:55

h Empresa

Coronel Tapiocca da un giro a su negocio y retoma los orígenes de la marca en su relanzamiento

Coronel Tapiocca vuelve al pantalón transformable, las cantimploras y las prendas para aventureros que le dieron la fama. La marca, propiedad desde el pasado año de Studios Middelburg...
17 May 2013 — 04:51
Custodio Pareja
Compartir
Me interesa

Coronel Tapiocca vuelve al pantalón transformable, las cantimploras y las prendas para aventureros que le dieron la fama. La marca, propiedad desde el pasado año de Studios Middelburg, se encuentra en la actualidad inmersa en un cambio de estrategia con el que pretende volver a sus orígenes y apostar de nuevo por los accesorios y producto técnicos.

 

La moda ha pasado a ser el accesorio de Coronel Tapiocca para convertir de nuevo a  complementos como mochilas, bolsas de viaje de tela y productos transpirables en el corazón de su negocio.  “Las colecciones que se presentarán a partir de ahora estarán enfocadas en los deportes de aventura, dejando atrás las tendencias y la adaptación de estilos que se llevó a cabo en la última etapa de la enseña”, explican fuentes de la compañía.

 

La adaptación de estilos en las colecciones textiles fue uno de los puntos que llevó al antiguo Coronel Tapiocca, controlada entonces por Gala Capital,  a presentar concurso de acreedores en 2010 y, posteriormente, liquidar la sociedad que controlaba a la enseña.

 

Coronel Tapiocca se fundó a finales de los años ochenta de la mano de Ricardo Beleta y Roberto Alcalde. Tras la puesta en marcha de una red de tiendas en las principales ciudades de España, la compañía fue adquirida en 1994 por el grupo de capital riesgo 3i, que tomó el 20% de la empresa.

 

En los años noventa, la compañía alcanzó su pico de crecimiento, avaladas por los pantalones desmontables que inundaban las calles de media España. Un movimiento incorrecto (querer crear colecciones de moda que se ciñeran a las tendencias) hizo que la marca comenzara su debacle.

 

Más adelante, en 2006, Coronel Tapiocca, con una imagen renovada y alejada del nicho aventurero que le caracterizó una década antes, llamó la atención del fondo de capital riesgo Gala Capital. En septiembre de 2010, Coronel Tapiocca dejó de interesar a los consumidores y la caída de las ventas empujó a la enseña a la presentación de concurso de acreedores, tras más de cuatro meses intentando esquivarlo a través de negociaciones con la banca.

 

En 2012, Coronel Tapiocca fue rescatada por Studios Middelburg, liderada por Diego García, en una operación que supuso un desembolso de dos millones de euros.  “Desde entonces estamos investigando nuevas líneas de negocio y licencias para aumentar la presencia de la marca en nuevos canales”, explican desde la empresa.

 

Ahora, Coronel Tapiocca cuenta con una red de 17 establecimientos en España. “Estamos estudiando detenidamente nuestra presencia en el mercado español y queremos reubicar algunos de nuestros puntos de venta a calles que se ajusten más a nuestras necesidades”, explican desde la marca.

 

“Nuestra intención es incrementar la presencia de la marca a través de corners en grandes almacenes y en puntos de venta multimarca”, añade. El salto internacional de Coronel Tapiocca es un proceso que también está en fase de estudio, aunque desde la empresa aseguran que será “mediante corners en establecimientos especializados”.

 

Por el momento, la compañía ha frenado su crecimiento en España. “La situación no es la adecuada para crecer con tiendas en este mercado, por lo que nos encontramos inmersos en analizar nuevas vías de crecimiento”, concluyen desde Studios Middelburg.

Publicidad
Relacionados
...