Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201712:55

h Empresa

Compraventa de lujo, razón aquí

11 May 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

C.Pareja.- Los grandes gigantes del lujo y grupos de inversión de todo el mundo se lanzan a la adquisición de nuevas enseñas. La situación económica está haciendo que grandes compañías como LVMH, PPR, Puig, o nuevos actores como los grupos chinos Li & Fung o Neo Concept Group, quieran hacer cada vez más grandes sus imperios de moda a partir de operaciones millonarias.

El último actor en entrar en el baile de las firmas de lujo ha sido Puig, con la adquisición de Jean Paul Gaultier. El grupo catalán, que posee firmas en su conglomerado como Paco Rabanne, Carolina Herrera o Nina Ricci, se hizo este mes con el 45% de Gaultier, que era propiedad de Hermès, en una operación valorada en 30 millones de euros.

 

Esta nueva adquisición confirma que Puig retoma la estrategia que puso en marcha en 1969 cuando integró en su compañía a Paco Rabanne, el primer coqueteo de la empresa catalana con el sector de la moda. Aunque la división de moda aún no tenga un peso relevante en el conjunto del negocio de Puig, las firmas que la empresa posee crecen a ritmos del 25% anual.

 

Hermès también está experimentando el querer ser comprado por otro gran grupo. LVMH, liderado por Bernard Arnault, sigue interesado en la firma tras hacerse con el 20% de su capital. Las intenciones de Arnault son colaborar con los actuales directivos de la enseña francesa, pero las familias propietarias de Hermès se han blindado para plantar cara a la ofensiva de LVMH.

 

Algunas firmas son compradas y otras se ponen en venta. Es el caso de Pierre Cardin, que ha puesto su empresa a la venta por 1.000 millones de euros. La firma, que según los bancos está valorada en 200 millones de euros, ha sido pionera en la venta de licencias a otros países, entre ellos China.

 

Pierre Cardin, que quiere mantener el puesto de director creativo en la firma, nunca ha dado a conocer los resultados de su empresa, algo que le ha llevado a adquirir el apelativo del “imperio misterioso”. Tal y como asegura Cardin, ya existe capital asiático interesado en hacerse con el 100% de la enseña parisina.

 

Halston es otra de las firmas que podrían salir en breve al mercado de las compraventas. La firma, adquirida en 2007 por Harvey Weinstein y Hilco Consumer, busca un nuevo propietario para la compañía o, en su defecto, una inyección de dinero para financiar el crecimiento de la enseña.

Grupos chinos al acecho de firmas europeas

Neo-Concept y Li & Fung son dos grupos chinos que empiezan a tomar un gran protagonismo dentro de la escena del mundo de la moda. La primera, Neo-Concept Group, cerró el pasado febrero un acuerdo de licencia con la marca española Armand Basi y By Basi para hacerse cargo del diseño, producción y distribución de la compañía española.

 

Liderada por Eva Siu, Neo-Concept Group fabrica prendas para hombre, mujer y niños para empresas como Massimo Dutti (Inditex), Mango, Benetton o Forever 21. El grupo posee oficinas en Nueva York, Amsterdam, Londres y Barcelona.

 

Li & Fung, grupo que pujó por la adquisición de Jean Paul Gaultier antes de que la catalana Puig se hiciera con el control de la firma, ha fijado su punto de mira en las empresas de lujo europeas. Su adquisición ha sido la firma de calzado de lujo Robert Clergerie. Li & Fung es propietaria de las licencias para el mercado chino de Bluemarine, Moschino, Paul Smith o Trussardi, entre otras. 

 

El salto al parqué de las maisons

Además de las compraventas de enseñas europeas, otras compañías buscan fórmulas distintas para financiar su crecimiento, como su salida a bolsa. Prada anunció el pasado enero su intención de dar el salto a la bolsa de Hong Kong, tras varios años de preparación, como consecuencia del enorme potencial del mercado de lujo en el país.

 

Otras firmas europeas, como Jimmy Choo, han seguido los pasos de Prada y estudian la opción de su salida a bolsa. Los dueños de Jimmy Choo obtendrían con esta operación 732 millones de euros, algo que presiona a los grupos interesados en hacerse con la compañía y que han lanzado ofertas a la firma de calzado de lujo.

 

La firma italiana Salvatore Ferragamo prevé dar su salto al parqué el próximo julio. La compañía, que se valoraría en, aproximadamente, 1.500 millones de euros, ha contratado a Mediobanca y JP Morgan como coordinadores de la operación, que ya asesoraron a la enseña en 2008 cuando la compañía estudió la posibilidad de salir a bolsa.

 

Coach es la última en sumarse a la fiebre por la bolsa en el sector de la moda. La compañía estadounidense se ha decantado también por el mercado de Hong Kong, donde se encontrará con Prada y con L'Occitane.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...