Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Abr 202116:57

Coach se convierte en Tapestry después de comprar Kate Spade

El grupo, que controla Coach, Kate Spade y Stuart Weitzman, ha diseñado una nueva imagen corporativa en su carrera por convertirse en el primer conglomerado de lujo accesible con sede en Estados Unidos.

11 Oct 2017 — 15:44
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Coach se convierte en Tapestry después de comprar Kate Spade

 

 

 

Coach cambia de piel. La compañía estadounidense, que controla Coach, Stuart Weitzman y, desde este año, Kate Spade, ha cambiado su nombre a Tapestry (tapiz, en inglés). Además, el grupo ha diseñado una nueva imagen corporativa para separar la marca Coach de la del conglomerado.

 

“Es una metáfora preciosa de lo que creemos, que es en hilos individuales de diferentes colores que trabajan juntos para crear una imagen”, aseguró Víctor Luis, consejero delegado del grupo. En este sentido, la empresa ha asegurado que no cierra la puerta a futuras compras no sólo en Estados Unidos, sino también en Europa o Asia.

 

El nuevo branding del grupo, que se encargó a la agencia Carbon Smolan, supondrá también el cambio en su ticker en la bolsa de Nueva York, que pasará de ser COH a TPR. El movimiento es un paso más en el intento de la empresa de “crear el primer grupo de marcas de lujo modernas basado en Nueva York”, como explicó Luis tras la compra de Kate Spade.  

 

 

  

 

Coach se hizo con Kate Spade en mayo por 2.400 millones de dólares (2.181 millones de euros). Se trató de la segunda compra para el grupo, que en 2015 había tomado el control de Stuart Weitzman por 574 millones de dólares (486,9 millones de euros).

 

La empresa insiste en distanciarse no sólo otros grupos estadounidenses como Michael Kors (que adquirió este año Jimmy Choo) sino también de los conglomerados europeos como LVMH y Kering. “Yo no estoy aquí por ser el hijo de nadie”, afirmó Luis al New York Times. “No somos un grupo que crea que hay un solo país donde los productos deben ser diseñados o fabricados”, aseguró al mismo diario, en referencia a la importancia del diseño francés o italiano en los grupos europeos.

 

Con todo, el cambio de imagen corporativa del grupo sí recuerda al que hizo hace unos años uno de sus competidores europeos, Kering, que en 2013 dejó atrás la denominación PPR (Pinault-Printemps-La Redoute), en el marco de su transformación de un grupo de retail y lujo a uno de lujo y lifestyle.

Publicidad
Comentar
Compartir
...