Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

30 Nov 202103:02

Chanel contrae sus ingresos un 18% en el año de la pandemia

La compañía de lujo cerró el ejercicio 2020 con una facturación de 10.100 millones de dólares. En el primer semestre de 2021, las ventas del grupo han vuelto a crecer a doble dígito.

15 Jun 2021 — 15:02
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Chanel contrae sus ingresos un 18% en el año de la pandemia

 

 

Chanel deja atrás un año para olvidar. La compañía de lujo, propiedad de los hermanos Wertheimer, ha cerrado el ejercicio de la pandemia con una caída de la cifra de negocio del 18%, hasta 10.100 millones de dólares, según ha explicado Chanel en un comunicado. En los primeros seis meses de este año, las ventas del grupo han vuelto a crecer a doble dígito, y el beneficio operativo está camino de volver a los niveles de 2019, antes de la crisis del Covid-19. 

 

“Chanel no está en venta, y no adquiriremos a ninguno de nuestros rivales”, ha precisado la empresa. La compañía, que no cotiza en bolsa, publicó por primera vez sus resultados anuales en 2017 y desde entonces lo ha hecho cada ejercicio. 

 

 

La evolución de la empresa está en línea con la de los grandes conglomerados del sector. LVMH cerró el ejercicio 2020 con una caída de ventas del 17%, mientras Kering redujo sus ingresos un 17,5%. Sólo Hermès se desmarcó con un retroceso de la cifra de negocio de sólo el 7%.

 

Chanel registró un beneficio operativo de 2.050 millones de dólares, un 41,4% menos que el año anterior. El margen operativo, por su parte, cayó hasta el 20,3%, frente al 28,5% de 2019. Philippe Blondiaux, director financiero del grupo, ha señalado que estos resultados reflejan “el compromiso de la empresa de proteger a su personal, proveedores y socios comerciales”, ya que la compañía no se acogió a ningún programa de suspensión temporal del empleo y adquirió a algunos de sus proveedores con dificultades financieras.

 

“La forma en que nos comportamos como empresa durante esta crisis es lo que nuestros empleados, clientes y socios recordarán a muy, muy largo plazo, y esto dará sus frutos”, ha añadido Blondiaux.

 

 

 

 

Por mercados, Europa fue el más impactado por el golpe de la pandemia, ya que el comercio tuvo que echar el cierre en gran parte de los países y el turismo internacional se paralizó. Las ventas en la región cayeron un 36,4%, hasta 2.890 millones de dólares. En América, por su parte, los ingresos retrocedieron un 15%, hasta 1.970 millones de dólares, mientras que en Asia Pacífico la cifra de negocio se contrajo un 3,1%, hasta 5.260 millones de dólares, gracias a la rápida recuperación de mercados como China.

 

Por categorías, la moda se vio especialmente impactada por la crisis, aunque el desarrollo de nuevas herramientas digitales compensó parcialmente la caída de ventas. La cosmética y perfumería resistieron mejor gracias al auge de la demanda de skincare, mientras la línea de relojería y joyería también aguantó el golpe.

 

El director financiero del grupo ha señalado que Chanel empezó a coger impulso el pasado otoño, y desde entonces la empresa ha continuado en la senda del crecimiento. Inicialmente, la compañía preveía volver a los niveles de 2019 en dos años. “Ahora no sólo hemos vuelto a esos resultados, sino que los hemos superado”, ha remarcado Blondiaux, añadiendo además que el margen operativo para este año está previsto que se sitúe entre el 28% y el 29%.

 

 

 

 

Blondiaux ha reiterado que el grupo no está en venta, y ha afirmado que tampoco planea hacerse con ninguno de sus competidores. También ha confirmado que Chanel ha empezado a planear el relevo del presidente, Alain Wertheimer. “La planificación de la sucesión, como todo lo que hacemos, se hace con una perspectiva a muy largo plazo”, ha argumentado el director financiero de la compañía.

 

El ejecutivo ha argumentado que Chanel no prevé lanzar un canal online para distribuir su oferta de moda, aduciendo que el rendimiento obtenido este año demuestra que el modelo de negocio del grupo “es sostenible”. “Somos firmes y nos mantenemos en nuestros principios”, ha sentenciado. No obstante, la compañía desarrolló algunas herramientas digitales para paliar los efectos de la pandemia, habilitando una opción de virtual shopping u organizando sesiones de prueba en casa.

 

La compañía disparó sus inversiones hasta 1.120 millones de dólares, un 45,3% más que en 2019, ya que la empresa continuó destinando recursos a su red de puntos de venta, oficinas, fabricación y logística, entre otros. En este apartado se incluye la adquisición de su flagship en New Bond Street, en Londres.

Publicidad
Comentar
Compartir
...