Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Jun 202103:51

Carrera y Carrera, paso atrás en Barcelona: Lladró le ‘absorbe’ en Paseo de Gracia

La familia Lladró controló la marca de joyería entre 2006 y 2010. Carrera y Carrera ya está buscando un nuevo local para reubicar su tienda en la misma calle.

23 Feb 2018 — 04:57
I. P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Carrera y Carrera, paso atrás en Barcelona: Lladró le ‘absorbe’ en Paseo de Gracia

 

 

Carrera y Carrera sale del eje del lujo de Barcelona. La compañía de joyería, pilotada por Julia Eremina, ultima el cierre de su tienda en Paseo de Gracia para ceder su local a Lladró, que absorberá el local de la marca.

 

El establecimiento de Carrera y Carrera se encuentra en el número 101, en la parte alta de la avenida. La marca comparte número con Lladró, que opera en un local esquinero con la calle Rosselló. Según fuentes del mercado, la firma de joyería ya ha comenzado a buscar un nuevo establecimiento en Paseo de Gracia para reubicar su establecimiento.

 

El establecimiento de Carrera y Carrera cuenta con alrededor de treinta metros cuadrados en planta baja y otros treinta metros cuadrados en primera planta. Tras la ampliación, la tienda de Lladró tendrá una superficie de aproximadamente 140 metros cuadrados en planta baja y treinta metros cuadrados en el primer piso.

 

 

 

 

La de Paseo de Gracia era la única tienda en Barcelona de Carrera y Carrera, que también está presente en cuatro joyerías de la ciudad: Gr, The Diamond Palace y los establecimientos de Tomás Colomer en Portal de l’Àngel y Paseo de Gracia.

 

La familia Lladró entró en el capital de Carrera y Carrera en 2004 y se hizo con el 100% de la empresa en 2006 por algo más de quince millones de euros. Cuatro años después, la compañía pasó a manos de Caruli Limited, una entidad con domicilio en Londres y controlada por un magnate ruso por un importe que no trascendió. 

 

Desde el año pasado, Carrera y Carrera está pilotada por Julia Eremina, ex responsable de la marca en el mercado ruso. Entre los últimos movimientos de la marca con retail se encuentra la puesta en marcha de su flagship en la calle Serrano de Madrid, donde se instaló el año pasado en el número 27 con un establecimiento de 160 metros cuadrados.

 

 

 

 

Carrera y Carrera comenzó su andadura en 1885 de la mano de Saturio Esteban Carrera, quien estableció un pequeño negocio de joyería en el Barrio de las Letras de Madrid. En la década de los años veinte, José Esteban Carrera, hijo de Saturio, asumió la gestión de la empresa tras aprender el oficio de lapidario en París.

 

Más tarde, se incorporaron al negocio también sus sobrinos: José, Saturio, Pedro y Andrés, quienes trabajaron para la compañía en sus años de esplendor, la década de los cincuenta y sesenta, cuando la marca ganó relevancia internacional de la mano de las actrices de Hollywood que visitaban entonces España.

 

El relevo a la cuarta generación se produjo en la década de los sesenta, cuando Manuel Carrera, bisnieto de Saturio, tomó las riendas de la compañía y comenzó a dar sus primeros pasos en el extranjero.

 

En 1999, un grupo de inversores liderados por María Eugenia Girón y Louis Urvois, junto con 3i, se hicieron con el control de la compañía. En 2004, se unió a ellos la familia Lladró, que terminó por hacerse con el 100% de la empresa en 2006 para después venderla de nuevo en 2010.

Publicidad
Comentar
Compartir
...