Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202018:13

Bonnet à Pompon: nuevo ‘flagship’ en Madrid y acelerón internacional con el respaldo del capital catarí

La empresa de moda infantil, controlada desde 2017 por el fondo Euroirada, está liderada desde el pasado enero por Genoveva Escalada.

20 Nov 2020 — 05:00
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Bonnet à Pompon: nuevo ‘flagship’ en Madrid y acelerón internacional con el respaldo del capital catarí

 

 

Bonnet à Pompon mantiene sus planes pese al Covid-19. La compañía, controlada desde 2017 por el fondo Euroirada, propiedad de M. J. Al -Thani Jassim, acaba de poner en marcha un nuevo flagship store en Madrid y prepara la aceleración de su expansión internacional para el próximo año.

 

Al frente de este plan está Genoveva Escalada, directora general de la empresa de moda infantil desde el pasado enero. “Mi incorporación tiene el objetivo de proyectar la empresa desde el punto de vista del tamaño y de las ventas”, explica la ejecutiva.

 

Este año, nos hemos tenido que centrar en adaptarnos a la nueva situación, pero el objetivo fundamental es potenciar la parte internacional; la moda española infantil está muy valorada fuera y tenemos mucho recorrido todavía”, sostiene.

 

Escalada explica que el plan va “con dos ferias de retraso”, ya que el objetivo era acudir a Playtime París, Fimi y Children’s Place, en Estados Unidos, en agosto, donde ya tenía reservado stand.

 

 

 

 

Estados Unidos y Latinoamérica, en particular México, son los dos mercados objetivo para la empresa, junto con Corea del Sur, donde está en negociaciones con unos grandes almacenes para la expansión física y a través del canal online. Actualmente, el mercado internacional copa el 15% de las ventas.

 

El otro gran proyecto de la compañía es la apertura de su nuevo flagship store en Madrid, que estará ubicado en el número 26 de la calle Ayala, uno de los principales ejes comerciales de la capital.

 

Bonnet à Pompon opera actualmente con ocho tiendas propias, siete en España y una en Londres. “Esta es la que más ha sufrido este año, y ahora vuelve a estar cerrada durante diez días”, señala la ejecutiva.

 

 

 

 

Además, la firma cuenta con cuatro corners en El Corte Inglés, en los centros de Castellana, Serrano, Goya y Pozuelo, en Madrid; una franquicia en Arabia Saudí y otra en México. La distribución se complementa con treinta puntos de venta multimarca en mercados como Suiza, Italia, Holanda, Alemania, Polonia, España y Taiwán.

 

El canal online se ha duplicado este año, hasta el 20%, frente al 8% que representaba antes del coronavirus. Junto con el cierre de tiendas, uno de los motores de crecimiento de este canal ha sido la entrada de la marca en el marketplace de El Corte Inglés.

 

La empresa cerró 2019 con una facturación de dos millones de euros y prevé caer un 20% este año. “El objetivo ahora es seguir remando para que la caída sea lo menos dolorosa posible”, dice Escalada. Escalada confía en poder recuperar su expansión en la segunda mitad del año para poder recuperar los niveles de 2019 en 2021.

 

La empresa, que emplea a 47 personas, sostiene que el punto de venta físico continúa resistiéndose pese a la reapertura, especialmente por las reticencias y el miedo de uno de sus principales clientes, las abuelas, dice Escalada.

Publicidad
Comentar
Compartir
...