Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

11 Dic 201723:46

h Empresa

Blanco remite al Fogasa a los 818 trabajadores

La empresa se desentiende de abonar salarios e indemnizaciones mientras la plantilla opta por la vía penal para depurar responsabilidades

16 Ene 2017 — 19:35
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Blanco remite a los 818 trabajadores al Fogasa

 

 

El peor de los escenarios. La sociedad Global Leiva, gestora de la cadena de moda Blanco, ha remitido a los 818 trabajadores al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) al ser incapaz de asegurar el pago de los salarios y las indemnizaciones, según Europa Press. Los representantes sindicales ya barajaban esta posibilidad dado el deterioro de las cuentas de la compañía.

 

Blanco, en liquidación, ha finalizado este lunes sin acuerdo el periodo de consultas con los trabajadores para pactar el expediente de regulación de empleo (ERE) por el que será despedida toda la plantilla.

 

En el frente penal, la Plataforma de Afectados por Blanco, que agrupa a un tercio de la plantilla, logró el viernes una victoria. La Justicia admitió a trámite la querella contra Global Leiva y el director financiero de Blanco, Nuno Ferreira, y a Gerry Waters, ex consejero delegado de la cadena de moda, en liquidación, por alzamiento de bienes, estafa e insolvencia punible.

 

 

 

 

La querella también afecta al grupo saudí Alhokair, que compró Global Leiva en 2013 por 43 millones de euros y en junio de 2016 anunció la venta de la cadena de moda a AC Modus por 83 millones. La venta se realizó en realidad por 1,19 millones, según las escrituras de la transacción consultadas por Modaes.es.

 

Los trabajadores denuncian que la venta de la sociedad fue una maniobra de Alhokair, gestor de franquicias de Inditex en Oriente Medio, para no afrontar la crisis de Blanco tras tres años gestionando la histórica enseña de moda. Uno de los objetivos de la querella, presentada por Camacho&Máiz Abogados, es que Alkokair pague las indemnizaciones y los salarios adeudados a la plantilla.

 

Blanco perdió 21,71 millones de euros en 2015, un 192% más que en 2014. La facturación ascendió a 105,24 millones de euros, un 2,2% menos que el año anterior.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...