Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

05 Dic 202123:44

Bimba y Lola se apoya en el extranjero: Europa y América salvan el año del Covid-19

En el año de la pandemia, la empresa controlada por las hermanas María y Uxía Domínguez elevó un 26% su facturación en el mercado americano, hasta 30,5 millones de euros, aupada por la entrada en nuevos países como Uruguay.

01 Oct 2021 — 04:57
I. P. G.
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Bimba y Lola se apoya en el extranjero: Europa y América salvan el año del Covid-19

 

 

Bimba y Lola se apoya en el extranjero para hacer frente al año de la pandemia. La compañía gallega, controlada por las hermanas María y Uxía Domínguez, ha cerrado el año del Covid-19 con aumento de ventas en América y una leve caída en Europa, lo que ha permitido elevar el peso del negocio internacional hasta cerca del 50%.

 

A escala global, la compañía facturó 164,8 millones de euros en el último ejercicio (finalizado el 28 de febrero), lo que supuso un descenso del 27% respecto al año anterior. El resultado se situó en negativo, con unas pérdidas de cinco millones de euros.

 

España aportó el 55% de la facturación, diez puntos menos que en 2019, y lideró la caída de ventas junto con Oriente Próximo, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. En el mercado nacional, Bimba y Lola redujo su facturación un 39,3%, hasta 91 millones de euros.

 

 

 

 

Su segundo mayor mercado por facturación es el resto de Europa, donde anotó un descenso de apenas el 14,9%, hasta 34,8 millones de euros, afectado por el cierre de sus tres tiendas físicas en el mercado italiano.

 

Le sigue muy de cerca América, donde la compañía ha incrementado sus ventas un 26% pese a las restricciones por el Covid-19, aupada por su entrada en nuevos mercados como Uruguay.

 

Por su parte, Asia (donde salió de Hong Kong el año pasado) la facturación de Bimba y Lola se contrajo un 18,6%, hasta 7,9 millones de euros, y en Oriente Próximo hundió su facturación un 78% aunque aporta solo 226.267 euros a la facturación.

 

A 28 de febrero, Bimba y Lola contaba con una red de 269 tiendas, diecisiete menos que el año anterior, de las cuales más de 150 son propias. España concentra el grueso de la red, con 157 establecimientos, tras cerrar once en el último año; seguida de México, con 34; y Portugal, con 20.

 

 

 

 

La compañía mantiene unas deudas a largo plazo por valor de 18,3 millones de euros (frente a los 16,7 millones de 2019) y un pasivo a corto de 13,4 millones de euros, el triple que en 2019, la mayoría con entidades de crédito.

 

En su informe de gestión, Bimba y Lola también adelanta que ha creado una fundación privada de interés gallego, con una dotación inicial de 30.000 euros, que se dedicará a la promoción y ejecución de iniciativas de moda sostenible y la dotación de ayudas económicas y medios materiales a niños y jóvenes en riesgo de exclusión social en Galicia.

Publicidad
Comentar
Compartir
...