Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

30 Nov 202011:45

Biba mantiene sus planes pre Covid-19 y prevé alcanzar cien tiendas en 2030

La compañía, que ha comenzado ya el relevo generacional, ultima una nueva apertura en Barcelona y ha entrado en El Corte Inglés.

23 Jul 2020 — 04:57
I. P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Biba mantiene sus planes pre Covid-19 y prevé alcanzar cien tiendas en 2030

 

 

Biba sigue apostando por el retail pese al golpe del coronavirus. La compañía, especializada en bolsos y complementos de piel a precios asequibles y propiedad de la compañía catalana DCM Argentona, continúa adelante con su plan pre Covid-19 y prevé alcanzar cien tiendas en 2030.

 

La empresa opera actualmente con cuarenta tiendas propias en España y unos 800 puntos de venta en veinte países. Fuera de su mercado local, su principal cliente es Francia, con 300 puntos de venta. El online, por su parte, genera un 10% de la facturación.

 

Creemos que el multimarca es el canal que más afectado se va a ver por la crisis y queremos seguir apostando por la presencia física, por estar cerca del cliente, aunque con un enfoque omnicanal”, explica Pol Guardia, director de desarrollo de negocio de DCM Argentona, a Modaes.es.

 

La empresa acaba de abrir una nueva tienda en Barcelona, ubicada en la calle Avinyó, y ha aterrizado en El Corte Inglés, donde ya opera la otra marca de DCM, Slang. La firma ha entrado en el marketplace del grupo de grandes almacenes y ha abierto un corner en El Corte Inglés de Sabadell. La siguiente apertura de la marca tendrá lugar en septiembre, cuando se instalará en el centro comercial Moraleja Green de Madrid.

 

 

 

 

El objetivo de Biba es contar con una red de cincuenta tiendas en dos años y comenzar su expansión con retail fuera de España para alcanzar el centenar de establecimientos en 2030. “Con la crisis, surgirán oportunidades que nos permitirán abrir en localidades en las que todavía no estamos presentes y estar más cerca del consumidor”, recalca Guardia. “Pero no queremos crecer sin control”, añade.

 

Durante el estado de alarma, la empresa presentó un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) y negoció con clientes multimarca y proveedores para aguantar el golpe. “La mitad de la colección es de continuidad, por lo que optamos por no cancelar pedidos a los proveedores sino posponer las entregas”, explica el ejecutivo.

 

 

 

 

La producción de Biba se realiza íntegramente en una fábrica propia de la compañía en Marruecos, lo que le ha dado más flexibilidad para adaptarse a la demanda ya que los lead times son de tres semanas.

 

DCM Argentona comenzó su andadura como distribuidor en España de complementos de marcas como Benetton, Sisley o Calvin Klein. En 1994, abrió su primera tienda multimarca bajo el rótulo de Biba en el centro comercial L’illa Diagonal, en Barcelona, que continúa operativa.

 

Durante la crisis, el negocio de la distribución comenzó a flaquear y en 2014 la empresa decidió dar un giro a su negocio y lanzar su marca propia bajo el nombre de Biba, que ahora concentra el grueso de la facturación. La empresa opera también con otra firma, Slang, de posicionamiento inferior y que adquirió en 2007. En total, el grupo emplea a unas 200 personas.

 

La empresa, fundada en 1990, factura unos veinte millones de euros y continúa pilotada por su fundador, Antoni Guardia, aunque ha emprendido ya el relevo generacional. Su hija, María Guardia, trabaja en el departamento de diseño, y su hijo, Pol Guardia, se incorporó a la empresa hace dos años como responsable de desarrollo de negocio tras trabajar en el conglomerado de lujo Richemont.

 

Publicidad
Comentar
Compartir
...