Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Oct 202101:32

Basi Group estrecha lazos con el gigante ABG: nuevas marcas para volver a crecer en 2021

El grupo catalán de distribución de firmas internacionales, antiguo socio histórico de Lacoste, finalizó 2020 con una facturación de 15 millones con Nautica, Cole Haan, No Name y Armand Basi.

21 May 2021 — 05:00
P. Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Basi Group estrecha lazos con el gigante ABG: nuevas marcas para volver a crecer en 2021

 

 

Basi Group sienta las bases para recuperar el terreno perdido por el Covid-19. Tras cerrar el ejercicio 2020 con una caída de más del 20% en su negocio, la compañía catalana de distribución de marcas internacionales afianza su relación con el gigante Authentic Brands Group (ABG) y negocia la incorporación de nuevas firmas a su cartera. A Nautica, Cole Haan y No Name, se ha sumado ya Nautica Competition.

 

Fundado en 1944, Basi Group comenzó su trayectoria como un taller de confección que, años más tarde, se convertiría en el licenciatario en España del grupo francés Lacoste. Durante más de seis décadas, Basi fue el encargado de gestionar la marca del cocodrilo, que terminó absorbiendo el negocio y obligó a la empresa española a cambiar su modelo.

 

En 2013, Basi comenzó su transformación en un grupo de distribución de marcas, adoptando el modelo de otras compañías españolas como Organización Gómez de Zamora (Ogoza). Nautica, propiedad de ABG, fue la primera marca con la que llegó a un acuerdo, asumiendo su distribución en España en 2015.

 

 

 

 

Hoy en día, Basi divide su negocio en dos líneas. La primera, a través de la sociedad Jatro BCN, es la distribución de marcas internacionales, con una cartera formada actualmente por Nautica, Cole Haan, No Name y, desde esta temporada, Nautica Competition. La segunda línea de negocio es la marca propia Armand Basi, un referente del diseño de autor de los años noventa que, hoy en día, centra su negocio en cuatro licencias: óptica, relojería, textil hogar y perfumería.

 

Actualmente, la distribución de marcas internacionales representa el 40% del negocio total de la compañía, que en 2020 registró una facturación de 15 millones de euros. “En distribución caímos un 20%, mientras que con Armand Basi el retroceso fue mayor, por el peso de los mercados internacionales y de la perfumería”, señala Marco Palmero, consejero delegado de Basi Group.

 

La compañía, que distribuye las marcas de forma multicanal (retail, wholesale, corners y online), se encuentra en conversaciones con varias empresas para sumar más firmas a su cartera, un proyecto que ya tenía sobre la mesa y que quiere reactivar en 2021. La compañía con la que mantiene contactos más avanzados es ABG, un gigante estadounidense con una cartera de unas cincuenta marcas, entre ellas Nautica.

 

En la temporada en curso, Basi ha incorporado a su cartera la marca Nautica Competition, con un posicionamiento más joven que Nautica. El acuerdo de distribución se ha sellado con Focus (dueños de Ellese y participados por Pentland, propietario de JD Sports), a quien ABG ha concedido la licencia.

 

 

 

 

Como partners prioritarios de ABG para el sur de Europa, estamos en conversaciones continuas con ellos”, explica Palmero, que agrega que el objetivo de Basi es ampliar su cartera de marcas y recuperar en 2021 el volumen de ventas de 2019. La recuperación de las ventas en 2021 está procediendo, tal y como explica Palmero, del crecimiento en el canal outlet y en el digital y se acelerará durante los próximos meses con la incorporación de sus marcas a varios marketplaces.

 

Basi cuenta con acuerdos de distribución centrados en la Península Ibérica, aunque en algunos casos el alcance abarca más países a través del canal online. Con Cole Haan, la empresa opera en España y Francia tanto online como físicamente y con Nautica, en la Península Ibérica offline y en toda Europa online. Además, en el caso de Náutica, Basi tiene también licencia de diseño y producción, de manera que completa las colecciones de la firma estadounidense adaptándose a los gustos locales.

 

La distribución online de las marcas se realiza a través de una nueva plataforma online multimarca (Jatrobcn.com), además de a través de marketplaces. La física, en cambio, se centra actualmente en tiendas temporales (con Nautica, por ejemplo, acaba de abrir en Girona), tiendas outlet (tres para Nautica, una para No Name y otra para Cole Haan en negociación), El Corte Inglés (combinando puntos de venta y wholesale) y canal multimarca (con 140 clientes en España).

 

 

 

 

Pequeños y ágiles

La actual Basi poco tiene que ver con la de hace sólo una década. En 2015, cuando el grupo ya había dejado atrás su estructura industrial y había comenzado la transformación de su negocio, contaba con una plantilla de 430 personas y estaba basada en un gran edificio corporativo en Badalona (Barcelona).

 

En 2019 la empresa se trasladó a unas oficinas en el centro de Barcelona y, actualmente, suma una plantilla de treinta empleados, que se reparten las funciones de márketing, ventas, administración, supply chain y diseño. El resto de departamentos están externalizados, incluyendo logística, de la mano de Logisfashion.

 

Controlado por la familia que le da nombre, Basi Group plantó cara al impacto de la pandemia aplicando un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) sobre el personal de tienda, pero no lo aplicó en oficina. Además, reforzó su estructura financiera con préstamos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y el apoyo de la familia.

Publicidad
Comentar
Compartir
...