Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Sep 201715:02

Empresa

Amarras vuelve a echar el ‘ancla’ en Madrid con nuevos propietarios

17 Oct 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

C. Pareja.- Amarras está de vuelta. La marca, que vivió su máximo apogeo en los años ochenta y que vistió a personalidades como Julio Iglesias, vuelve al mercado de la mano de María Lucas y María Ruano. La enseña prevé la apertura de su primer establecimiento en Madrid en la primavera de 2012, tal y como han explicado a Modaes fuentes de la empresa.

La enseña se fundó en diciembre de 1979 con la puesta en marcha de su primer establecimiento en la madrileña calle Lagasca. Ahora, treinta años después, la firma retoma la historia donde la dejó aprovechando la fiebre del heritage. Esta vez, Amarras estará más enfocada a la moda de tendencia que al bazar de náutica, vocación con la que nació el proyecto.

 

En los años ochenta, Amarras creó una camiseta con motivo del patrocinio de una regata con un logotipo formado por cuerdas marineras. De la noche a la mañana, la camiseta de Amarras se convirtió en un básico indispensable del armario de cualquier joven, algo que obligó a la firma a apostar por la moda y la tendencia.

 

La compañía logró en 1984 contar con presencia internacional y creó una filial en Estados Unidos bajo el nombre Amarras International Corporation, con la que se gestionó la marca en distintos países como Miami, Puerto Rico, México, Perú o Chile.

 

La emprendedora María Lucas acaba de comprar Amarras a su fundador, José Ynclán. La operación, cuyo importe no se ha desvelado, se ha realizado a través de la sociedad Amarra Business. La sociedad se constituyó en septiembre de 2010 con un capital social de 6.000 euros.

 

La nueva propietaria de Amarras se ha unido en este proyecto a María Ruano, que se encargará de la dirección creativa de la marca en su nueva etapa. 

 

Amarras se suma así a la lista de marcas españolas que han vuelto al mercado tras años desaparecidas. Dos buenos ejemplos son Globe, fundada por Paloma Santaolalla y Miguel Lanna, que ha vuelto a abrir tiendas de la mano de la empresa portuguesa Lanidor, o Privata, que se relanza de la mano de la familia Soler.

Plan de crecimiento

 

Amarras, que resucitará la próxima primavera, abrirá un nuevo establecimiento de 400 metros cuadrados en la calle Jorge Juan, en Madrid. Además de apostar por la apertura de tiendas propias en España, la enseña cuenta con un plan de expansión internacional y nacional a través de puntos de venta multimarca.

 

Ahora, Amarras quiere dirigir su rumbo hacia otros países, alejándose de América Latina y apostando por mercados como Italia, Suecia, Líbano, Dubai y Oriente Medio. La empresa, que realiza su producción en Portugal, distribuirá sus creaciones en puntos de venta multimarca.

 

La firma, que aún no puede dar a conocer el precio de venta al público al que se venderán sus prendas, se sitúa en un segmento de mercado medio-alto. Sus competidores, en cuanto a precio, son la estadounidense Gap y la española Massimo Dutti, propiedad del grupo Inditex. En cuanto a estilo, Amarras se equipara a firmas como Fred Perry y Paul Smith.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...