Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Abr 202102:59

Alerta roja en Esprit: ‘profit warning’ y riesgo de quiebra

La empresa prevé desplomar sus ingresos un 80% debido en gran parte a que las catorce filiales que el grupo llevó a los juzgados en Alemania ya no se consolidan en los resultados.

25 Mar 2021 — 16:54
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Alerta roja en Esprit: ‘profit warning’ y riesgo de quiebra

 

 

 

Esprit, contra las cuerdas. El grupo, que cotiza en la bolsa de Hong Kong, ha lanzado un profit warning alertando de una significativa caída en sus ingresos en el primer semestre del ejercicio, que finalizó el pasado 31 de diciembre. Además, la empresa apunta que la tercera ola del Covid-19 y el impacto que está teniendo en la compañía plantean “dudas significativas respecto a la capacidad del grupo de considerarse una empresa en funcionamiento”.

 

Esprit prevé cerrar el primer semestre con unos ingresos de 890 millones de dólares de Hong Kong (96,8 millones de euros), frente a los 5.763 millones de dólares de Hong Kong (627 millones de euros) que facturó en el mismo periodo del año anterior.

Este brusco descenso, de en torno al 80%, se debe principalmente a que las seis filiales que el grupo llevó a los juzgados el año pasado en Alemania ya no forman parte del perímetro de consolidación de Esprit.

 

En concreto, la empresa se acogió el año pasado al denominado Schutzschirmverfahren, en alemán, o Protective Shield Proceedings (PSP), en inglés, “un mecanismo de la ley alemana de insolvencia que permite a la empresa preservar la liquidez y focalizarse en la reestructuración”, según explicó entonces la compañía. El proceso afectó a catorce filiales que copaban más del 80% de las ventas de la empresa y que ya no pueden consolidarse.

 

 

 

 

 

En paralelo, la compañía prevé registrar unas pérdidas de 280 millones de dólares de Hong Kong (30,5 millones de euros), frente a los 331 millones de dólares (36 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.

 

La mejora del resultado neto se debe principalmente a la eliminación del impacto negativo de extraordinarios durante el periodo, que ascendieron a cerca de 2.340 millones de dólares de Hong Kong (254 millones de euros) en el ejercicio 2019-2020, finalizado el 30 de junio del año pasado.

 

Además, la empresa ha logrado reducir su deuda en casi 1.350 millones de dólares de Hong Kong (146,9 millones de euros) tras la aprobación de sus planes de reestructuración en el marco del PSP.

 

Esprit alerta que la tercera ola del Covid-19 ha motivado medidas de contención en Europa, lo que “puede afectar significativamente las condiciones financieras del grupo de forma negativa”.

 

“Estas circunstancias e incertidumbres pueden plantear dudas significativas sobre la capacidad de la empresa de continuar operando bajo el principio de empresa en funcionamiento”, reconoce Esprit.

El grupo apunta que, si bien el fuerte crecimiento del ecommerce de la empresa puede compensar en parte el impacto negativo del negocio de retail, continúa siendo “cauteloso”.

 

Un año de cambios

Este profit warning lleva después de un año crítico para Esprit. El pasado junio, la empresaria hongkonesa Karen Lo Ki-yan se convirtió en accionista mayoritaria y convocó una junta extraordinaria para suspender a todo el consejo de administración, aunque más tarde dio marcha atrás.

 

Finalmente, el pasado diciembre tanto el consejero delegado, Anders Kristiansen, como el director financiero, Johannes Schmidt-Schultes, abandonaron la empresa. El grupo nombró a Mark David Daley como nuevo primero ejecutivo y anuncio su intención de trasladar al equipo directivo de Alemania a Hong Kong.

Publicidad
Comentar
Compartir
...