Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201721:31

h Empresa

Adolfo Domínguez cierra sus oficinas en Madrid y prescinde de sus últimos 50 empleados

La sede se había abierto en 2014 para trasladar a la capital los departamentos de márketing e ecommerce, entonces pilotado por Valeria Domínguez, una de las hijas del diseñador.

30 Mar 2017 — 05:00
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Adolfo Domínguez cierra sus oficinas en Madrid y prescinde de sus últimos 50 empleados

 

 

 

 

Adolfo Domínguez adelgaza su estructura. La compañía gallega, con sede central en Ourense, ha cerrado las oficinas que tenía en Madrid y ha iniciado negociaciones con los empleados, algunos de ellos fichados en Madrid, que decidan no trasladarse a Ourense. El cierre se produce en un momento convulso para el grupo, que lleva desde el pasado verano sin consejero delegado pero que en los nueve primeros meses del ejercicio logró  remontar las ventas por primera vez desde 2007.

 

 

Las oficinas se habían puesto en marcha en 2014 con el objetivo de trasladar los departamentos de márketing e ecommerce a la capital, donde ya estaba basada la dirección comercial para el mercado ibérico. 

 

La empresa, que hasta entonces contaba con una pequeña área de oficinas en su flagship de la calle Serrano, se instaló en la calle Méndez de Álvaro. El departamento de ecommerce, por su parte, estaba entonces pilotado por Valeria Domínguez, una de las hijas del diseñador y fundador de la empresa, Adolfo Domínguez.  Bajo la dirección de Estanislao Carpio, la empresa fue trasladando a la capital todos los equipos de dirección del grupo que, tras la salida de Carpio, han comenzado a reubicarse progresivamente de nuevo en Ourense. Ahora, la compañía mantendrá en Madrid una pequeña estructura para dar servicio a los departamentos de relaciones públicas y comercial.

 

Coincidiendo con la puesta en marcha de las oficinas, la compañía incorporó en 2014 a Laure Pelloux como nueva directora de márketing, basada en las nuevas oficinas. Junto a Pelloux se incorporaron también Leovigildo Puentes Hoces como director de IT-organización y Antonio Valls como responsable de operaciones. Ambos abandonaron la empresa a mediados del año pasado, cuando el grupo comenzó a desmontar el equipo de confianza de Carpio a las puertas de su despido.

 

Pelloux, por su parte, fue la última ejecutiva del equipo de Carpio en salir de la empresa, que abandonó  a finales del pasado julio. En octubre, Valeria Domínguez también dejó la compañía para emprender y puso en marcha Digital Influencer, una start up enfocada a la creación de una comunidad online para profesionales del sector digital.

 

 

 

 

Hasta ahora, permanecían en las oficinas madrileñas cincuenta miembros del equipo que negocian su traslado a San Cibrao das Viñas (Ourense), donde se encuentra la sede central y que volverá a acoger a partir de ahora los departamentos de márketing e ecommerce.

 

En 2015, cuando la empresa se encontraba negociando el expediente de regulación de empleo (ERE) que afectó a 144 trabajadores, Adolfo Domínguez anunció el traslado de los 21 empleados que trabajaban en U, la cadena joven del grupo, a las oficinas madrileñas, si bien el traslado no se terminó concretando.

 

El cierre de la sede de Adolfo Domínguez se enmarca en una etapa agridulce del grupo. Después de reorganizar su equipo y tras fracasar en el fichaje de Costas Antimissaris como nuevo consejero delegado, Adolfo Domínguez cerró los nueve primeros meses de su ejercicio con un resultado neto negativo de 12,3 millones de euros, frente a las pérdidas de 16,9 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

 

Sin embargo, la empresa incrementó su facturación por primera vez en nueve años, con un alza del 1,4% hasta noviembre, hasta 73,05 millones de euros. En España, la compañía ha encogido su red comercial: el último establecimiento que ha cerrado es el de la Rúa da Senra de Santiago de Compostela, que bajó la persiana después de que Adolfo Domínguez se desprendiera del local.

 

En cambio, la empresa mantiene una buena salud en Latinoamérica, donde la semana pasado abrió un nuevo establecimiento en Ciudad de México, con lo que ya suma 140 establecimientos en el país

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

4 comentarios
Joker
08 Abr 2017 — 23:20
El problema es la falta de sinceridad, se trasladaron a Madrid para dar asilo a sus hijas ya que se aburrían de Ourense.
Esa verdad no se les ha contado al personal de Ourense es más solo se han dedicado a generar odio y una guerra entre el personal de ambas ciudades que ha desembocado que el despido de la gente se celebre como victorias.
En fin así es la vida, pero siempre hay que recordar que la desgracia que te hace feliz hoy puede volverse en tuya propia.
analis
01 Abr 2017 — 10:23
Menudo pirata este tipo, como gallega me averguenzo de él, que tome ejemplo en gallegos queridos y reconocidos por sus exitos como Amancio.

Cuanto mas insulte al mercado español , inditex, cortefieles etc...mas palmaria es su carencia creativa, la arruga fue bella D. Adolfo , pero no en el alma eso es mezquindad. De su ruina solo es responsable usted , no sus empleados.
carlos
01 Abr 2017 — 09:59
Lo que es de traka es lo de la niña....Valeria. Es gafe. Arruina una start up en EEUU, tiene su papa que rescatarla y "colocarla " en España. Despide a media plantilla en Ourense para que la nena se abra un negociete en Madrid con dinero de papa, que tambien arruina. Luego sale de la cadena AD ( ahora vemos por que papa queria cerrarla por resultados) se hace un Master y se dedica a "influencer" proyectada por los relacciones publicas de papa y su talonario proyecto que como hemos visto esta semanas tambien ha quebrado. Pobres niños pijos¡¡¡¡ a medida que le talonario de papa Adolfo se consume tambien sus negocios...que aprendan de sus primos, el talento no se construye con agencias de comunicacion ni relaciones publicas, Srta Valeria. Se tiene o no....
Laila
01 Abr 2017 — 09:37
Una vez mas esta parte de la familia , la arruinada de los Dominguez, vuelve a dar señales de por que sus hermanos prefirieron abandonarlo a su suerte y empreder el exitoso proyecto de STL sin el. Adolfo Dominguez es un mentiroso patologico y manipulador, hace 8 meses hecho a Carpio basandose en los resultados??? lleva viviendo de las reformas de Carpio 6 meses, fue acabarse las mismas en Febrero de este año y caer en picado la ventas y rentabilidad de la empresa. Luego tambien saco a todo el equipo directivo diciendo que no le eran fieles a el ...logico le conocian muy bien y sobretodo sus incompetencias, puso a gente de su confianza sin cualificar que lo unico que ha a aportado es mas descontrol y desgobierno en la compañia , sin rumbo ni timon y como no al final nos toco a los trabajadores. El personalmente iba por las tiendas poniendo a parir a su anterior cuadro directivo , prometiendonos que no nos echaria...todos sabiamos que la serpiente es como es cobarde y venenosa. Esta semana volvio a mentir. La soberbia de Adolfo que es 3 tallas mas grande que su propio tamaño, nunca le dejo ver que el gran problema de esta firma no fue ni el mercado español del que tanto despotrica( no sabe tolerar el exito de sus hermanos y sobrino) ni sus directivos,, el problema de Adolfo Dominguez es Adolfo Dominguez.
...