Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Nov 201722:20

h Empresa

Adolfo Domínguez: 157 tiendas “no rentables” menos en cuatro años, pero números un 70% más rojos

¿Qué le ocurre aAdolfo Domínguez? Desde su entrada en pérdidas, la compañía ha focalizado parte de su estrategia para abandonar los números rojos en el cierre de establecimientos “no rentables”. No...
19 Ene 2016 — 04:53
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 ¿Qué le ocurre a Adolfo Domínguez? Desde su entrada en pérdidas, la compañía ha focalizado parte de su estrategia para abandonar los números rojos en el cierre de establecimientos “no rentables”. No obstante, y pese a perder 157 tiendas en los últimos cuatro años, la compañía ha disparado sus pérdidas un 69,8%, teniendo en cuenta los datos a cierre de los nueves primeros meses entre 2011 y 2015. Con los resultados del tercer trimestre recién presentados, la empresa se encamina a pérdidas récord (a menos que consiga vender su local de Paseo de Gracia), con una red de tiendas más pequeña que nunca.

 

Afectada por su dependencia al mercado español, en los últimos siete años, Adolfo Domínguez ha redefinido su política comercial y ha reorganizado toda su red de distribución. Durante los primeros años de esta reestructuración, la empresa mantuvo el ritmo de aperturas al tiempo que fue cerrando aquellos establecimientos que no le eran rentables. Sin embargo, los números rojos del grupo fueron agrandándose, hasta el punto que la compañía se vio obligada a frenar en seco las aperturas y centrarse sólo en encoger la red.

 

 

 

 

Dede 2008, el grupo ha focalizado su estrategia en el extranjero, a pesar de que el grueso de su negocio continúa concentrado en España. Y mientras que en los mercados extranjeros, Adolfo Domínguez ha optado por crecer sobre todo a través de la franquicia, en España ha reducido sobre todo su negocio a través de este canal. En cambio, la empresa ha potenciado su estrategia de expansión a través de corners en grandes almacenes.

 

La crisis de consumo en España impactó en los resultados de Adolfo Domínguez en 2008. A pesar de que entonces la empresa todavía estaba en números negros, ya anunció la reorganización de su red de tiendas con el cierre de establecimientos que no se ajustasen a los mínimos de rentabilidad que exigía el grupo. Aun así, el grupo mantuvo el ritmo de aperturas anterior a la crisis y continuó abriendo nuevos puntos de venta. En el ejercicio de 2008, el grupo puso en marcha 101 tiendas (de las cuales 57 eran corners en El Corte Inglés) y clausuró 37.

 

Adolfo Domínguez entró en pérdidas en 2010. La compañía gallega cerró aquel ejercicio con números rojos de 4,5 millones de euros frente a los beneficios de 0,97 millones de euros de 2009. En aquel ejercicio, la compañía ya percibió que las ventas por superficie comparable se mantenían estables en la variación interanual a pesar del esfuerzo expansivo. Ya en 2009, por primera vez, la empresa cerró más tiendas de las que abrió.

 

No obstante, en los dos siguientes años, en 2010 y en 2011, la compañía subió una marcha en las aperturas y, a pesar de que echó el cierre a numerosos establecimientos, alcanzó su cota máxima situada en 721 puntos de venta en 2011. Las nuevas aperturas se concentraron sobre todo en el exterior, donde la empresa pisó el acelerador a través de la franquicia. En España, en cambio, el grupo optó por la tienda de gestión propia y los corners en El Corte Inglés.

 

Sin embargo, en 2011, Adolfo Domínguez, ahondó aún más sus pérdidas, hasta 9,27 millones de euros, y volvió a reducir su facturación, que se contrajo un 6,3% interanual, hasta 153,1 millones de euros.

 

Desde entonces, la empresa dio un giro de 180 grados en su estrategia e inició una nueva etapa centrada básicamente en el cierre de los puntos de venta no rentables y en adelgazar su estructura de distribución. De manera paulatina, la compañía fue reduciendo sus aperturas mientras aceleró el ritmo de las clausuras.

 

En 2012, Adolfo Domínguez abrió 31 puntos de venta y cerró 57; en 2013, puso en marcha cinco y cerró 51; en 2014, sólo cerró setenta. Por último, en los nueve primeros meses del ejercicio de 2015, la compañía abrió ocho y clausuró 31. En estos cuatro años, la red de puntos de venta de Adolfo Domínguez se ha contraído un 11,8%.

 

 

Situación actual

En sus últimos resultados correspondientes a los tres últimos trimestres del ejercicio 2015, Adolfo Domínguez empeoró sus pérdidas, que situó en 16,9 millones de euros. El grupo explicó en su informe de gestión que sigue adelante con su plan de ajuste de puntos de venta no rentables, habiendo cerrado un total de 25 establecimientos entre marzo y noviembre de 2015, hasta un total de 556. De hecho, la compañía ha puesto en venta recientemente su local en el Paseo de Gracia de Barcelona, donde se encuentra uno de sus establecimientos insignia en el país.

 

A pesar de disminuir la red de distribución, la empresa redujo también las ventas en superficie comparable un 5,7% respecto al año anterior, que justificó por un retraso en los plazos de entrega de la mercancía a raíz del expediente de regulación de empleo (ERE) en su centro de producción en Galicia. Adolfo Domínguez marcó también en los nueve primeros meses un mínimo en su cifra de negocio, que situó en 72,05 millones de euros, un 11,4% menos que en el mismo periodo del año anterior.

 

A pesar de ello, el grueso de su negocio de retail continúa estando en la península, con 324 puntos de venta, el 57% de los cuales son corners, el 27% tiendas propias y el 16%, franquicias. En el extranjero, México y Japón continúan siendo los dos principales mercados de Adolfo Domínguez, con 137 y 25 puntos de venta, respectivamente.

 

En el mercado mexicano, la empresa ha cerrado en estos últimos nueve meses un total de ocho franquicias y se ha reforzado en el país con corners, de los que ha abierto seis más. En el mercado japonés, en cambio, la compañía ha abierto dos tiendas de gestión propia. Por último, en el resto del mundo, el grupo ha cerrado tres franquicias, la fórmula más que más ha utilizado la empresa en su expansión internacional.

 

El grueso de las ventas del grupo sigue procediendo de las tiendas de gestión directa, que generan el 77,3% de sus ingresos y, por marcas, Adolfo Domínguez continúa tirando de la facturación, con el 71,9% del total de la cifra de negocio.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...