Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201700:15

h Empresa

Abercrombie, a contracorriente en España: crece un 7% en el país mientras cae un 9% en el mundo

La estadounidense Abercrombie&Fitch nada a contracorriente en el mercado español. Mientras sus ventas globales continúan reduciéndose año tras...
30 Nov 2015 — 04:55
Custodio Pareja
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La estadounidense Abercrombie&Fitch nada a contracorriente en el mercado español. Mientras sus ventas globales continúan reduciéndose año tras año, la cifra de negocio de la compañía estadounidense ha crecido un 7% en el mercado español en el último ejercicio. Una nutrida red de distribución de Hollister y la fiebre por el estilo californiano ayudaron al grupo a registrar un beneficio de 1,06 millones de euros en 2014, según las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil por la empresa.

 

En la actualidad, el grupo Abercrombie&Fitch cuenta con once establecimientos en España de Hollister, su marca dirigida al público adolescente y con la que compite con cadenas como Brandy Melville, Subdued o la española Double Agent. Además, Hollister, que está presente en las principales ciudades del país, es la marca del grupo que cuenta con precios más competitivos.

 

Por su parte, la marca principal del grupo, Abercrombie&Fitch, tiene tan sólo un establecimiento en España, ubicado en Madrid y que abrió sus puertas en 2011 tras años buscando una ubicación en el país. En estos cuatro años, el grupo ha registrado datos positivos.

 

 

 


En 2014, la sociedad Abercrombie&Fitch Spain, que controla las dos marcas en el país, alcanzó una cifra de negocio de 46,2 millones de euros, frente a los 43,1 del ejercicio anterior. El beneficio de la compañía en España en 2014 fue de algo más de un millón de euros, una cifra que se ha reducido tímidamente desde el ejercicio anterior, cuando la sociedad registró un resultado neto de 1,4 millones de euros. En el mismo ejercicio, los fondos propios de la sociedad en España, que depende de la filial europea del grupo, eran de 37,3 millones de euros.

 

En cambio, las cifras globales de Abercrombie&Fitch no han evolucionado de una manera positiva. El grupo volvió a pinchar en 2014, cuando redujo su beneficio un 5%, hasta 51,82 millones de dólares (46,3 millones de euros). Las ventas de la compañía, por su parte, también se redujeron un 9%, hasta 3.744 millones de dólares (3.346 millones de euros).

 

Estas cifras negativas volvieron a hacer sonar la voz de alarma dentro de la empresa, que se ha propuesto llevar a cabo un cambio de estrategia para reconducir  sus resultados. Los cambios más significativos del grupo han sido la salida del histórico Mike Jeffries de la compañía y un cambio de rumbo para redibujar la hoja de ruta de la empresa en todo el mundo.

 

 

 

 

Mejorar su red de tiendas, invertir de manera directa en la experiencia de compra, reposicionar a Hollister en Estados Unidos (que ya cuenta con 433 tiendas en Estados Unidos frente a los 250 de Abercrombie&Fitch)  para competir con otros operadores que sí captan la atención del consumidor más joven, como Forever21,  y continuar con una política de reducción de gastos están siendo las estrategias del grupo en este último ejercicio.

 

“Para que el grupo vuelva a crecer, nuestras marcas deben captar la atención de los millennials –explicó Arthur Martínez, presidente de Abercrombie&Fitch, en un comunicado el pasado mayo–; son un consumidor que quiere gastar su dinero en dispositivos electrónicos y en comer fuera de casa, la moda tiene una participación ridícula en su presupuesto, y eso nos afecta directamente”.

 

Estas acciones han comenzado a dar los primeros frutos al grupo. La compañía ha empezado a frenar su caída de ventas en este ejercicio, tras cerrar el último trimestre del 2015 con unas cifra de negocio de 879 millones de dólares (827,9 millones de euros), sólo un 4% menos que en el mismo periodo del año anterior. Esta disminución es inferior a la de trimestres anteriores, aunque el grupo encadena ya once meses en negativo.

 

Para el cuarto trimestre, la empresa prevé que tanto las ventas como el porcentaje de utilidad bruta y los costos de operación continúen estancados. “Reconocemos que aún tenemos mucho por mejorar y seguiremos firmes a nuestra estrategia para reposicionar nuestras marcas y mejorar nuestro posicionamiento”, concluyó Martínez la semana pasada.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...