Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

02 Dic 202001:00

2016, el año en que Privalia desplegó sus encantos para Vente Privee

Tras una década de enfrentamiento,  el gigante galo de la venta de stocks de marcas de moda a través de la Red compró el cien por cien de su competidor español por alrededor de 444 millones de euros.

20 Dic 2016 — 04:55
Pilar Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

2016, el año en que Privalia desplegó sus encantos para Vente Privee

 

 

Vente Privee y Privalia. Privalia y Vente Privee. Sea uno u otro el sujeto de la frase, lo cierto es que estas dos compañías han sido actores necesarios en la que se ha convertido en una de las principales noticias del negocio de la moda en el ejercicio 2016. Con la adquisición de Privalia en abril, Vente Privee enterró el hacha de guerra con la compañía española, que se había convertido en su principal competidor.

 

El 14 de abril se confirmó la noticia, que circulaba en el sector cada vez con más fuerza durante los meses anteriores. Vente Privee selló la adquisición de Privalia por 444 millones de euros y revolucionó el sector de arriba abajo, un año después de que lo hicieran la británica Net-a-Porter y la italiana Yoox con su fusión.

 

Para Vente Privee, la operación representó su reafirmación en el ecommerce europeo. La unión de las dos compañías supone la creación de un gigante del comercio electrónico. A la espera de que el grupo dé a conocer sus primeros datos conjuntos, la facturación agregada de ambas empresas supera los 2.400 millones de euros a cierre de 2015, por delante de compañías como YNAP (resultante de la fusión de Yoox y Net-a-Porter) y Asos. Los gigantes Zalando y Otto Group continúan siendo, todavía, mayores que Vente Privee.

 

Para Privalia, en cambio, supuso la validación de su trayectoria y la ventana de salida del nutrido grupo de inversores que había atraído durante su década de historia. Privalia nació en 2006 de la mano de Lucas Carné y José Manuel Villanueva y creció impulsada por las inyecciones de capital de más de 200 millones de grupos como Nauta Capital, La Caixa Capital Risc, Highland Capital Partners, General Atlantic, Insight Venture Partners o Index Ventures. Los dos fundadores controlaban el 6% de la compañía cada uno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La adquisición de Privalia, buscada durante años por parte de la compañía (que llegó incluso a plantear una salida a bolsa), se produjo en un momento dulce. Privalia cerró el ejercicio 2015 con los primeros números negros de su historia: un beneficio neto de once millones de euros.

 

Además, tras años de enfrentamiento en los que Vente Privee había tachado de copia e imitación a la empresa española, Vente Privee decidió recular en su planteamiento y tomar el control de la empresa.

 

De hecho, en su primera comparecencia pública tras la compra, el fundador y presidente de Vente Privee, Jacques-Antoine Granjon, reconocía: “De Privalia critiqué un trabajo que en realidad hicieron bien”. “El único error que cometieron desde Privalia fue que, al abrir su capital a los grupos de inversión, perdieron su independencia y dejaron que los compráramos’’, añadió.

 

 

Nueva estructura

Si la adquisición era un secreto a voces en el sector, no lo era tanto la estructura resultante. Granjon ha mantenido al frente del negocio en España e Italia a los fundadores de Privalia, dándoles decisión directa no sólo sobre el que hasta ahora era su negocio, sino también sobre el de Vente Privee en los dos países.

 

De este modo, tanto en Italia como en España, Vente Privee y Privalia han fusionado sus estructuras, permaneciendo los altos cargos de Privalia al frente de la gestión. Así, por ejemplo, un ejecutivo de la compañía española, Albert Serrano, ha tomado la dirección general de ambas empresas en España, forzando la salida de la empresa de Fernando Maudo, ex director general de Vente Privee. El mismo movimiento se ha producido en Italia, con la partida de la empresa de Andreas Schmeidler.

 

 

 

 

 

El nuevo responsable de Vente Privee y Privalia en España es un hombre de confianza de la compañía catalana. Serrano, que está liderando la integración de ambas empresas, forma parte desde hace seis años del equipo directivo de la empresa catalana y, desde diciembre de 2015, ocupaba la dirección general de la plataforma.

 

Vente Privee y Privalia han fusionado sus estructuras comerciales, que, en el caso de España, han trasladado su cuartel general a la hasta ahora sede del grupo nacional. Esta decisión ha supuesto la salida de la empresa de un gran número de trabajadores de Vente Privee durante los últimos meses. De momento, las dos plataformas se mantienen independientes a ojos del cliente final.

 

Por otro lado, el grupo galo se ha incorporado al consejo de administración de Privalia. Granjon, Xavier Court, cofundador de Vente Privee, y Charles-Hubert de Chaudenay, director general de la compañía forman, junto a Carné y Villanueva, el órgano de administración de Privalia.

 

 

Más compras

¿Por qué ha comprado Privalia el grupo galo Vente Privee? Para ganar volumen. Fuentes del sector señalan que Granjon podría estar buscando una venta en bloque de la empresa o, incluso, una salida a bolsa.

 

Las previsiones del presidente de Vente Privee en el último trimestre pasaban por alcanzar en 2016 una cifra de negocio de 3.000 millones de euros.

 

No sólo Privalia ha contribuido a engordar la actividad de Vente Privee, sino también adquisiciones como la plataforma escandinava Designers&Friends, la suiza Eboutic, la belga Vente Exclusive o, en la recta final del año, la polaca Zlotewyprzedaze.

Publicidad
Comentar
Compartir
...