Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Nov 201708:45

h Empresa

2015, un año de cambios históricos en El Corte Inglés

Sin lugar a dudas, el año 2015 pasará definitivamente a la historia de El Corte Inglés, uno de los operadores más significativos en el negocio de la moda en España. Desde el punto de vista de negocio, pero también, y sobre todo, en el ámbito corporativo, el gigante español de los grandes almacenes deja atrás un año plagado de cambios de amplia relevancia. 

23 Dic 2015 — 04:55
C. de Angelis
Compartir
Me interesa

 

Sin lugar a dudas, el año 2015 pasará definitivamente a la historia de El Corte Inglés, uno de los operadores más significativos en el negocio de la moda en España. Desde el punto de vista de negocio, pero también, y sobre todo, en el ámbito corporativo, el gigante español de los grandes almacenes deja atrás un año plagado de cambios de amplia relevancia. 

 

La compañía española aprobó en su junta de accionistas del pasado agosto la venta del 10% de la compañía a Primefin, vehículo inversor del inversor qatarí Sheikh Hamad Bin Jassin Al Thani, en una operación histórica que asciende a 1.000 millones de euros.  A través de un préstamo nominal por ese importe, obligatoriamente convertible en acciones representativas del 10% del capital al vencimiento de tres años, Primefin podrá contar con una participación mayor, atendiendo a factores como el valor que tenga El Corte Inglés pasados 4,5 años desde la firma del contrato. Las acciones que tome Al Thani provendrán de la autocartera del grupo, que tiene como principal accionista a la Fundación Ramón Areces. 

 

La entrada del nuevo inversor fue precedida por un cambio de estatutos societarios con los que los actuales socios del grupo renunciaron al derecho de suscripción preferente para dar entrada al capital qatarí. La operación también ha sido el origen en 2015 de un enfrentamiento entre accionistas, con la Corporación Ceslar y Carlota Areces como principales opositores.

 

El grupo señaló que los recursos obtenidos con la operación permitirán, “fundamentalmente, la reducción de deuda con los bancos”, aunque la entrada del nuevo inversor disminuirá los costes financieros y liberará caja para “invertir en el negocio y afianzar el plan de negocio”.

 

Estructura financiera

Aprovechar la situación del mercado financiero para reducir costes ha sido uno de los grandes focos de El Corte Inglés. De hecho, antes del fallecimiento de Isidoro Álvarez, en septiembre de 2014, El Corte Inglés ya había comenzado una profunda revisión de su estructura financiera con la adopción de varias medidas: venta de parte de su financiera a Banco Santander, refinanciación de la deuda con la banca (cerrada en 2013 a través de un préstamo de 4.909 millones de euros) y adopción de nuevos instrumentos financieros, como la emisión de bonos. En enero de este año, por ejemplo, El Corte Inglés cerró dos emisiones de bonos, por 500 millones de euros y por 100 millones de euros, respectivamente. 

 

La compañía española aprobó en su junta de accionistas del pasado agosto la venta del 10% de la compañía a Primefin, vehículo inversor del inversor qatarí Sheikh Hamad Bin Jassin Al Thani

 

Sin embargo, el grupo ha seguido en 2015 empeñado en aprovechar el momento de gran liquidez y bajos tipos de interés para reducir sus costes financieros. En mayo trascendió que, tras haber amortizado el 30% del préstamo con la banca, el grupo iniciativa contactos con algunos de sus acreedores para mejorar las condiciones del préstamo y extender el plazo. Además, el grupo se ha sumado al Mercado Alternativo de Renta Fija (Marf) con un programa de pagarés por importe de 300 millones de euros.

 

Apuesta por la moda

El Corte Inglés cuenta entre sus actividades con negocios tan diversos como Viajes El Corte Inglés o Bricor, marca especializada en bricolaje y reformas. Asimismo, en sus grandes almacenes pueden comprarse desde electrodomésticos hasta alimentación. La moda juega, sin embargo, un papel protagonista en los grandes almacenes del grupo y, sobre todo, en su comunicación y poder de atracción de los clientes.

 

En 2015 la actividad de El Corte Inglés en moda no ha dejado de registrar grandes movimientos, comenzando por la alianza con la compañía estadounidense Gap, número tres del mundo en gran distribución de moda, para poner en marcha sus primeros puntos de venta en ciudad en el mercado español. El acuerdo de masterfranquicia (que estrena una nueva fórmula de relación del grupo con marcas internacionales) se materializó en marzo con el primer establecimiento de Gap en uno de los centros de El Corte Inglés en Barcelona.

 

El grupo también ha continuado en 2015 realizando cambios en la organización de su oferta comercial, empezando por la céntrica calle Serrano de Madrid. En concreto, el grupo decidió centrar su complejo del número 52 de la vía en moda masculina, con una importante concentración de marcas de gama alta, mientras el del número 47 de Serrano se especializará en mujer.

 

 

Asimismo, la compañía presidida por Dimas Gimeno también ha trazado una estrategia para atraer al público joven y ha decidido en 2015 lanzar una nueva marca propia dirigida a este público, con  espacios específicos en sus complejos, en los que también introducirá firmas como la gama más joven de la española Pepe Jeans y Double Agent.

 

Fuera de sus grandes almacenes, el grupo continuó con su apuesta por la internacionalización de Sfera. El grupo español suscribió en abril un acuerdo con el gigante chileno Ripley para introducir la cadena en Chile, que se convirtió en el décimo mercado en el que Sfera tiene presencia. El acuerdo con Ripley se suma al que Sfera tiene con la mexicana Liverpool, con la que la cadena de El Corte Inglés opera en México, o con Oechsle, mediante la que articula su presencia en Perú.

 

Consejo y directivos

El Corte Inglés también deja atrás un 2015 cargado de cambios de directivos y a nivel de sus órganos de administración. Por un lado, María Álvarez Guil y Cristina Álvarez Guil, hijas del desaparecido Isidoro Álvarez, se incorporaron el pasado abril en el patronato de la Fundación Ramón Areces, hólding del grupo de grandes almacenes. Asimismo, la  fundación eligió a Florencio Lasaga Manárriz, histórico directivo de El Corte Inglés, como su nuevo presidente.

 

La salida más sonada fue, en cambio, la de Carlota Areces, representante de Corporación Ceslar en el consejo del grupo. La compañía justificó la medida, que ha abierto un enfrentamiento judicial entre las partes, por los “reiterados incumplimientos por Corporación Ceslar de sus deberes legales como administrador”.

 

 

En sus unidades de negocio, El Corte Inglés ha realizado en 2015 fichajes relevantes, como el de David Contijoch, ex ejecutivo de Amazon, como director digital de moda, en sustitución de Rosa Fernández-Velilla. El relevo implicó cambios en la organización del área online de moda.

 

Precisamente en este área de su tienda online, una de las más visitadas del país, la compañía ha iniciado en 2015 negociaciones con marcas para crear tiendas online propias, a modo de corners virtuales, dentro de su plataforma, siguiendo el modelo que utiliza Amazon en el negocio de la moda. Con este movimiento, El Corte Inglés rentabilizará el gran volumen de visitas que recibe su tienda online, al tiempo que incrementará la visibilidad de las marcas. El año pasado, la tienda online de El Corte Inglés recibió más de 227 millones de visitas, lo que supuso un incremento del 46,7% respecto al ejercicio precedente. En 2014 el número de usuarios registrados creció un 12%, hasta 4,7 millones.

 

Internacionalización

La internacionalización es otro de los deberes de El Corte Inglés, que cuenta con su punta de lanza en la cadena Sfera y que sólo tiene presencia con grandes almacenes en España y Portugal. Según trascendió en la prensa italiana en noviembre, el grupo estudia la puesta en marcha de un primer establecimiento en Milán.

 

Según Milano Finanza, la compañía liderada por Dimas Gimeno estaría negociando su presencia en la antigua sede de Poste Italiane (la compañía italiana de correos), propiedad de Blackstone y situada en Piazza Cordusio, en la capital lombarda. El desembarco de El Corte Inglés en Italia pondría a prueba otros grupos italianos de grandes almacenes como Rinascente o Coin. Anteriormente, la compañía ya se había mostrado interesada en instalarse en otros edificios de Piazza Cordusio, cercana al Duomo, como el de la antigua sede de Unicredit.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...