Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Nov 201703:06

h Empresa

2013, un año de transición para Inditex con la presión de los comparables y el cierre de tiendas

 
23 Dic 2013 — 16:04
P. Riaño
Compartir
Me interesa

 

No a las compras, no al lanzamiento de nuevos conceptos y no a la entrada en nuevos países. Estas fueron las grandes líneas de la estrategia de Inditex para el ejercicio 2013 (que finalizará en enero de 2014), esbozadas por su presidente, Pablo Isla, en la presentación de resultados del pasado marzo. Los últimos meses han estado caracterizados por la estabilidad en el seno de Inditex, sin grandes proyectos ni movimientos internos, aunque con unos resultados presionados por la comparación con un 2012 magnífico y marcados por la reducción en el número de tiendas.

 

Operadores de centros comerciales e, incluso, competidores llevan ya meses detectando una reducción en el número de puntos de venta de Inditex en el mundo, pero especialmente en España. El goteo ha sido constante en el último año, si bien no ha sido hasta diciembre cuando se ha dado un número concreto de cierres.

 

El grupo de distribución de moda se centrará, a partir de ahora, en el desarrollo de macrotiendas, tanto en España como en el resto de países donde está presente. Este proceso, que ya ha comenzado a aplicarse, supondrá el cierre a lo largo del ejercicio actual de 175 establecimientos de pequeñas dimensiones para centrarse en la puesta en marcha de nuevos flagship stores o la ampliación de tiendas ya existentes.

 

Inditex ha concluido diciembre con un total de 6.249 establecimientos en 86 países a través de sus ocho formatos comerciales (nueve teniendo en cuenta Lefties). Sin embargo, no todos los conceptos evolucionan de igual manera: Uterqüe continúa sin encontrar un rumbo claro y, lejos de cerrar en positivo cada trimestre, la cadena reduce sus tiendas y concluyó el último ejercicio con unas pérdidas operativas de 9 millones de euros.

 

Pero Inditex no piensa, de momento, en nuevos formatos comerciales. Una vez descartado el lanzamiento de una cadena de calzado y complementos (proyecto que se estudió en 2012) y mientras Lefties sigue un desarrollo discreto (con nueva imagen y concepto de tienda), el grupo aleja su estrategia de la de sus principales rivales: H&M, Gap y, ahora también, Fast Retailing.

 

Tanto el grupo sueco H&M como el estadounidense Gap están acelerando su desarrollo internacional y, mientras la primera está apostando por la diversificación con nuevo conceptos (el último de ellos &Other Stories), la segunda se ha atrevido incluso con las adquisiciones. La compañía japonesa Fast Retailing, por su parte, está en plena expansión internacional de su cadena estrella, Uniqlo, mientras estudia también el crecimiento mediante compras.

 

A lo largo de todo el año, la evolución trimestral de Inditex ha estado condicionada por la comparación con 2012, si bien los resultados anuales (correspondientes al ejercicio concluido el 31 de enero) mantuvieron el ritmo positivo de años anteriores. La multinacional española de distribución de moda logró en el ejercicio 2012 una cifra de negocio de 15.946 millones de euros, un 16% más que en el año anterior, y un beneficio de 2.361 millones de euros, con un alza del 22%.

 

La presión de los comparables ha estado presente en el primer, segundo y tercer trimestre del año. En los nueve primeros meses del ejercicio (del 1 de febrero al 31 de octubre), el grupo gallego registró un incremento del 5% en sus ventas, que se situaron en 11.925 millones de euros. El beneficio neto de la compañía, por su parte, se elevó un 1% respecto a los nueve primeros meses de 2012, hasta 1.674 millones de euros.

 

Los inversores han aplaudido durante todo el año los resultados de Inditex. Los títulos de compañía se han situado siempre en zona de máximos y la empresa se mantiene como la primera empresa de Ibex 35 por capitalización bursátil, con más de 72.000 millones de euros.

 

Con una caja de más de 4.000 millones de euros y con cero deuda, Inditex encara 2014 con todas las opciones abiertas para recuperar sus históricos ritmos de crecimiento y mantenerse como el número uno mundial de la industria de la moda.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...