Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Ene 202209:57

The Body Shop contrae ventas un 14% en España en el año del Covid-19 y aplaza la recuperación hasta 2022

En la Península Ibérica, la compañía cerró el ejercicio con una caída de cerca del 17%. El negocio de la empresa se vio mermado por la caída del turismo, aunque mantiene sus planes de expansión en el mercado español.

15 Mar 2021 — 04:49
Laura Juanes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

The Body Shop contrae ventas un 14% en España en el año del Covid-19 y aplaza la recuperación hasta 2022

 

 

The Body Shop pone punto y final a un ejercicio para olvidar. La compañía de cosmética, propiedad del grupo brasileño Natura, ha cerrado el ejercicio 2020 contrayendo sus ventas like for like aproximadamente un 14% en España. Este año, la empresa prevé seguir impactada por los efectos de la pandemia, y espera volver a crecer a partir de 2022.

 

Según las últimas cuentas depositadas en el Registro mercantil, The Body Shop cerró 2019 con una facturación de 18,5 millones de euros en España y un resultado neto de 529.834 euros.

 

Para mí, 2021 está descartado como año en general”, asegura Antonio Rodríguez de la Paz, director general de The Body Shop en la Península Ibérica. El ejecutivo, que está al frente del negocio en España y Portugal desde 2018, acusa la caída del turismo como el principal factor que ha motivado el desplome de ventas. “Tenemos mucho impacto, por ejemplo, de los visitantes ingleses”, asegura el directivo.

 

Pese al avance de la campaña de vacunación, Rodríguez de la Paz se muestra conservador y da por perdida la campaña de verano. “No esperamos que el turismo se recupere para esa fecha, aunque en septiembre quizás empecemos a notar una pequeña recuperación”, continúa el ejecutivo. El sector de la cosmética fue uno de los más penalizados por la crisis del coronavirus, aunque The Body Shop pudo capitalizar la demanda del online y registró una caída en la Península Ibérica de alrededor del 16,6%.

 

“En España, las ventas a través del ecommerce se duplicaron el año pasado, y esto ayudó a amortiguar la caída”, señala Rodríguez de la Paz. En Portugal, la empresa no pudo aprovechar el tirón de la Red porque no cuenta todavía con una plataforma de comercio electrónico. En el país luso, los ingresos like for like se redujeron un 20% en el año de la pandemia respecto a 2019.

 

 

 

 

Para este año, la empresa prevé cerrar con una caída de la facturación del 10% respecto a 2019, aunque “depende de cómo vaya el segundo semestre”, matiza Rodríguez de la Paz. Pese a haber descartado ya una posible recuperación este año, el ejecutivo estima que la compañía vuelva a la senda del crecimiento en 2022.

 

Como parte de su estrategia, The Body Shop está implementando recortes en la línea de gasto, además de planear el cierre de algunas tiendas. En Barcelona, la compañía bajará la persiana a su establecimiento en la calle Portaferrissa, algo que ya estaba contemplado cuando abrió la tienda en Pelayo. Pero “algún cierre más habrá, dependiendo de cómo vayan las negociaciones con un par o tres de establecimientos”, asegura el responsable de la compañía en la Península.

 

La empresa está experimentando caídas de hasta un 60% en el tráfico de consumidores en algunas de sus tiendas. “Las ubicaciones prime son las que más están sufriendo”, explica Rodríguez de la Paz, añadiendo además que los establecimientos ubicados en zonas menos estratégicas han podido amortiguar mejor la caída. El ecommerce, por su parte, “continúa duplicando ventas mes a mes”, asegura el ejecutivo.

 

 

 

 

The Body Shop se encuentra inmersa en un plan de expansión en el mercado español por el que prevé abrir entre 25 y 30 nuevas tiendas hasta 2023. Pese a haber pasado un año complicado, y haber descartado ya la posibilidad de remontar este 2021, la compañía se mantiene firme con su estrategia. “Tenemos potencial para llegar a los 105 establecimientos”, asegura Rodríguez de la Paz. En la actualidad, la empresa está presente en España con 75 puntos de venta.

 

Este año, la cadena de Natura planea abrir entre tres y cuatro nuevas tiendas en el conjunto de la Península Ibérica, una de las cuales se ubicará en Oporto, otra en Madrid y otra en Vigo. Todos los establecimientos se emplazarán “en lo que consideramos que son ubicaciones relevantes”, subraya el ejecutivo.

 

Además, The Body Shop también planea “refrescar la imagen” de algunas de sus tiendas, incorporando aspectos del nuevo concepto que el año pasado abrió en Barcelona. “Se ha convertido en nuestro establecimiento número uno en España”, asegura Rodríguez de la Paz. Por el momento, en la Península Ibérica la empresa prevé dar un lavado de cara a unas veinte tiendas, mientras que a escala global el nuevo concepto se incorporará a unos 500 flagships.

 

En el plano internacional, la compañía está centrada en dos prioridades: por un lado, planea entrar con franquicias en Rusia de la mano de un partner local. Por otro, la empresa ha recuperado el control de la gestión de su negocio en Japón, un mercado cada vez más relevante por volumen de negocio.

 

 

 

 

El estallido de la pandemia no sólo ha acelerado algunos procesos, como la digitalización, o tendencias como la sostenibilidad, “que se nota fácilmente con conversaciones con los consumidores en tienda”, según explica Rodríguez de la Paz. Otro cambio que ha impulsado la crisis es la premeditación del cliente a la hora de realizar una compra.

 

“La situación económica y la exposición al riesgo de salir a la calle han cambiado los hábitos de compra”, sostiene el ejecutivo. “Ahora, el cliente sale con intención de comprar una cosa concreta que ha mirado antes de salir de casa, porque todo es más premeditado”, continúa. Esto, según el directivo, es clave no sólo para entender al consumidor, sino también para saber comunicarse con él.

 

Con esto en mente, The Body Shop ha puesto en marcha una estrategia en los últimos meses basada en la promoción de productos y una “mejor ejecución de las novedades”, reduciendo a su vez el descuento medio. “El año pasado, lo reducimos en tres puntos, y este año prevemos hacerlo en otros dos puntos”, sentencia Rodríguez de la Paz.

 

 

Reducción de la plantilla en España

La compañía ha ajustado su plantilla en España en los últimos meses. De 400 trabajadores con los que contaba en diciembre del año pasado, a fecha de hoy cuenta con unos 380 empleados, entre tiendas y oficina.

 

La empresa de cosmética nació en 1976 en Brighton, en la costa sur de Inglaterra, con una oferta reducida de productos elaborados artesanalmente. En 2007, la francesa L’Oréal compró la cadena e impulsó su red de distribución hasta cerca de 3.000 tiendas en 66 países.

 

Diez años después, en 2017 el grupo francés vendió The Body Shop al grupo brasileño Naturaen una operación que valoró a la compañía británica en alrededor de 1.120 millones de dólares. Con la adquisición, se creó un nuevo gigante de la cosmética con 3.200 tiendas en 69 países.

Publicidad
Comentar
Compartir
...