Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Jun 202103:55

Shiseido crece un 7,5% en el primer trimestre pero sigue por debajo de los niveles de 2019

El grupo japonés de cosmética ha cerrado el periodo (concluido el pasado marzo) con una cifra de negocio de 244.011 millones de yenes (1.846,8 millones de euros).

12 May 2021 — 14:16
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Shiseido crece un 7,5% en el primer trimestre pero sigue por debajo de los niveles de 2019

 

 

Shiseido encara la remontada en el primer trimestre, pero no alcanza los niveles prepandemia. La compañía nipona de cosmética, una de las mayores del sector a escala mundial, ha cerrado los tres primeros meses del ejercicio (concluido el pasado 31 de marzo) con un incremento de la facturación del 7,5%. Comparado con el mismo periodo de 2019, cuando la crisis del Covid-19 empezó a afectar al comercio en Asia, la empresa contrajo ventas un 11%.

 

El grupo, con sede en Tokio, finalizó el periodo entre enero y marzo con unos ingresos de 244.011 millones de yenes (1.846,8 millones de euros). El resultado neto, por su parte, se situó en rojo, con 1.527 millones de yenes (11,6 millones de euros), frente al beneficio de 1.402 millones de yenes (10,6 millones de euros) de los tres primeros meses del anterior.

 

“En el primer trimestre, las condiciones económicas mundiales continuaron siendo difíciles, ya que la actividad económica se estancó debido a la pandemia y el sentimiento de los consumidores disminuyó debido al empeoramiento de su economía y del empleo”, ha destacado Shiseido, remarcando además que el tráfico de clientes en Japón cayó en el periodo a consecuencia de las restricciones de movilidad y del recorte de los horarios de actividad del comercio en el contexto del estado de alarma decretado en el país.

 

La caída de turistas en Japón también golpeó al negocio de Shiseido en el país, mientras que, a escala mundial, varias regiones “mostraron signos de recuperación”, según ha apuntado el grupo. “Mientras, la economía china se recuperó notablemente, y el sector de la cosmética en el país mantuvo su crecimiento”, ha continuado la empresa.

 

 

 

 

Por mercados, Japón, el mayor para la compañía, fue el único que mostró una evolución negativa en el periodo por las medidas decretadas por el Gobierno para frenar el avance del Covid. Las ventas en la región cayeron un 12,1% entre enero y marzo, hasta 75.286 millones de yenes (569,8 millones de euros). La empresa concentró esfuerzos en impulsar la categoría de skincare, una de las grandes triunfadoras de la industria cosmética tras la pandemia, a la vez que reforzó su estrategia omnicanal.

 

En China, el primer país afectado por la pandemia pero también el primero en recuperarse, la cifra de facturación de Shiseido se disparó un 46,8%, hasta 65.349 millones de yenes (494,6 millones de euros), gracias en buena parte a la baja base comparable. “Tanto las ventas offline como las online crecieron con fuerza, acelerándose incluso en comparación con el primer trimestre de 2019”, ha apuntado el grupo. En la potencia asiática, la compañía realizó grandes inversiones en márketing para impulsar el crecimiento y captar la atención del consumidor local. 

 

El negocio de Asia Pacífico también trazó una curva positiva, con un crecimiento del 9,6%, hasta 16.527 millones de yenes (125 millones de euros), gracias a un aumento de la cuota de mercado de la empresa en Taiwán y en otros mercados relevantes, como Vietnam y Singapur, en los que Shiseido registró un incremento de ventas a doble dígito.

 

Los ingresos en América también crecieron, aunque en menor medida, con un repunte 4,6%, hasta 24.371 millones de yenes (184,5 millones de euros), por el golpe de la pandemia al canal offline y a la categoría de maquillaje en la región. “Nars registró un crecimiento respecto al año anterior gracias a la apertura de tiendas virtuales y a otras medidas impulsadas para reforzar el márketing digital”, ha argumentado Shiseido.

 

La facturación del grupo en Europa, Oriente Próximo y África aumentó un 19,6%, hasta 24.440 millones de yenes (185 millones de euros), aunque “los resultados continuaron viéndose afectados por el Covid-19”, según ha explicado la empresa. No obstante, el grupo ha indicado que “avanzamos en la expansión de nuestras marcas Clé de Peau Beauté y Drunk Elephant”, a la vez que las ventas a través del ecommerce en la región se impulsaron de forma significativa.

 

 

 

 

El travel retail, por su parte, repuntó un tímido 0,7%, todavía impactado por las restricciones de movilidad a escala internacional, hasta alcanzar unos ingresos de 27.982 millones de yenes (211,8 millones de euros). La compañía se apoyó en China, donde “el número de turistas nacionales continúa aumentando”, y reforzó las promociones en la isla de Hainan.

 

El negocio profesional de la compañía evolucionó más favorablemente por el aumento del tráfico de consumidores en peluquerías y centros estéticos, con un crecimiento del 25,4%, hasta 3.608 millones de yenes (27,3 millones de euros), mientras el resto de negocios de Shiseido registraron una caída del 10,7% de ventas, hasta 6.445 millones de yenes (48,8 millones de euros).

 

Para este año, el grupo, que esta semana ha anunciado la creación de una joint venture con Accenture para gestionar y crear servicios digitales para sus empresas, prevé cerrar el ejercicio con un aumento de ventas del 15,9%, hasta 1.067.000 millones de yenes (8.075,5 millones de euros).

Publicidad
Comentar
Compartir
...