Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

07 Ago 202014:56

Un otoño caliente

Este es mi primer post. Pero no el primer post en este nuevo blog de Modaes.es, sino el primero que escribo en toda mi vida. Aunque llevo casi diez años ejerciendo como periodista, hasta ahora no había contado con un espacio donde poder dejar de un lado la (supuesta) objetividad y dar rienda suelta a la opinión.

 

Este espacio será, o eso quiero que sea, un lugar donde poder contar todas aquellas cosas que, a veces, quedan fuera de las noticias del día a día. Anécdotas, chascarrillos o, simplemente, aspectos que hayan llamado mi atención en un momento determinado. Y seguro que, teniendo en cuenta cómo está el panorama, encuentro asuntos para reseñar.

 

Empecemos. Hace unas semanas me llamaba un directivo de una firma de moda de gama alta para charlar. Tenemos la costumbre de, una vez cada dos meses, coger el teléfono y conversar sobre las últimas noticias que han tenido lugar (fichajes, despidos o compras, por ejemplo) en el negocio. Generalmente, la información que él me proporciona es mucho más valiosa que viceversa…

 

Pues bien, en su última llamada (que, como decía, tuvo lugar a principios de septiembre) por primera vez noté cierto pesimismo en su voz. El empresario en cuestión habla siempre de contención del gasto y de que cuida al máximo todo euro que se gasta en su compañía, pero hasta ahora nunca había mencionado una caída de las ventas. “Menos cinco por ciento”, me decía, comparando las ventas acumuladas en lo que va de año con las del mismo periodo de 2011.

 

Ayer, por otro lado, Burberry hacía un aviso para navegantes. Sus ventas en el segundo trimestre han crecido sólo un 6% y lo han hecho gracias a las nuevas aperturas, porque las ventas por superficie comparable están estancadas. Burberry, la estrella del lujo de los últimos años, ha dejado de brillar, lo que ha arrastrado al resto del sector en bolsa.

 

Se presenta un otoño caliente.

...