Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

06 Ago 202017:34

Envidia

 

 

 

 

 

Estoy en Medellín. Bueno, mejor dicho, cuando se publique este post seguramente estaré ya de regreso. Durante la última semana, he formado parte del grupo de periodistas que, gracias a Inexmoda, hemos podido visitar la ciudad Colombiana para cubrir la feria textil Colombiatex, una de las principales del sector en Latinoamérica.

 

En mi segunda visita a Medellín (el pasado julio tuve la suerte de poder visitar Colombiamoda), me reafirmo en que: tengo envidia (sana) a la industria de la moda de Colombia.

Dejando de lado el estado de desarrollo de las empresas colombianas en el campo del retail o la capacidad productiva de las fábricas del país, Colombia está orgullosa y reivindica su industria de la moda. Y no sólo la reinvindica y habla de ella con discursos grandilocuentes, sino que también genera actividades, programas industriales e investigaciones para forzar su desarrollo.

Esta mañana he estado en una de las conferencias impartidas en el marco de Colombiatex. Aunque su título (sobre tendencias y colecciones en Colombia y el mundo) no me cautivaba demasiado, una de las primeras afirmaciones de la ponentes me ha llegado al alma: "No olvidemos que la moda es una industria y, como tal, quiere y debe ganar dinero". Ni una mención al componente cultural de la moda, algo que sí hubiera sucedido, seguramente, en España.


El orgullo que sienten los colombianos por su industria de la moda y la importancia que se le da desde el Gobierno queda patente en todos sus movimientos. La inauguración oficial de la última edición de Colombiamoda la realizó el propio presidente del país, Juan Manuel Santos, y en esta edición de Colombiatex también ha estado presente, aunque el discurso haya sido mediante video por encontrarse en Foro Económico de Davos. No recuerdo a ningún presidente español en ningún foro relacionado con la industria (y las pasarelas no cuentan) de la moda...


Pero mi mayor envidia procede de la existencia de Inexmoda, una entidad dedicada a generar información para las empresas del sector. Y, además, ¡no es un organismo público! Inexmoda es una fundación privada, creada en 1987 por un grupo de empresarios, entre los que figuran algunas de las principales empresas del país, como Fabricato, Enka, Coltejer y Lafayette.


El día que vea a un presidente español reivindicar la moda como una industria importante para España creo que las cosas empezarán a cambiar. Y eso que tenemos a Inditex (número uno mundial de la distribución de moda, por si a alguien se le había olvidado...)

...