Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Dic 201709:07

Cambio de tercio

Ha costado, pero, finalmente, se respira optimismo en el sector de la moda. Modaes.es nació en 2009, cuando la crisis ya era una realidad, pero nadie se imaginaba lo cruenta que iba a terminar siendo. Así, desde nuestro nacimiento hemos radiado (o escrito, más exactamente) cómo la situación económica ha impactado, de forma negativa, en un sector tan importante para la economía española como la moda.
En 2014, por primera vez en siete años, el optimismo empezó a asomarse a las empresas españolas e internacionales que venden moda en nuestro país. En 2015, aunque algunos señalen que el optimismo no debe ser total, esta tendencia parece ya cien por cien asentada.
Cerramos un año en el que se han registrado doce meses continuados de crecimiento de las ventas de artículos de moda, en el que los indicadores macroeconómicos de la industria han vuelto a ser positivos y en el que el comercio electrónico ha ejercido un importante papel como dinamizador del negocio. A la espera de conocer los datos finales de 2015, la moda se encamina a cerrar el mejor año desde el inicio de la crisis, con un alza de las ventas que podría situarse entre el 5% y el 5,5%. El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se ha mantenido en 2015 por encima de los cien puntos, lo que se corresponde con una valoración positiva de la situación actual española y de las expectativas.
Por si los datos macro no son suficiente, en 2015 ha llegado otro síntoma de que estamos asistiendo a un cambio de tercio. Tras años en que los inversores huían de España, en los últimos doce meses el aluvión de operaciones corporativas ha llegado. Todo ello sin tener en cuenta, además, la inversión en activos inmobiliarios, muchos de ellos destinados a empresas de moda, como los centros comerciales.
Aunque la compraventa de Pepe Jeans comenzó a gestarse en 2014, ha sido en 2015 cuando M1 y L Capital Asia han tomado finalmente posiciones en el accionariado. También en 2015, la empresa catalana Tous ha dado un paso adelante y ha abierto su capital al fondo Partners Group, junto a quien pondrá en marcha un plan de crecimiento internacional. El Ganso ha sido, sin lugar a dudas, uno de los protagonistas del año, al haber cautivado a un grupo inversor tan prestigioso como L Capital. Y, en la recta final del año, ha sido la firma barcelonesa TCN la que ha incorporado a un nuevo accionista de referencia, Endurance Partners.
Todas estas operaciones corporativas y otras que han tenido lugar o que están todavía gestándose (como el cambio de manos de Grupo Cortefiel) son una muestra del buen estado de salud de la moda española. La economía remonta, el consumo se anima y las empresas del sector demuestran su dinamismo y su alto dominio de un negocio tan cambiante como la moda.
El ejercicio 2015 ha sido en el que Inditex ha vuelto a las cotas de crecimiento de hace tres años, cuando registró unos resultados récord, aunque también ha sido el año en que el fenómeno Desigual ha mostrado los primeros síntomas de cansancio. La caída de las ventas ha tenido como consecuencia un constante baile de directivos en 2015 en la empresa, que ha contratado a The Boston Consulting Group para diseñar un plan estratégico, que ya ha comenzado a implementar.
Pero, sin ninguna duda, 2015 ha sido en España el año de Primark. Tras varios años de obras, la cadena irlandesa de moda low cost ha puesto en marcha su macrotienda de la Gran Vía de Madrid, desatando la locura y dejando patente el éxito de su modelo entre los consumidores españoles.
La moda española (o la moda en España, según se mire) deja atrás doce meses de recuperación y se prepara para vivir doce meses más de crecimiento. Compraventas, aperturas, fichajes, despidos y nuevos productos marcarán un sector que ha conseguido hacerse un hueco en la economía del país, llegando a representar ya el 2,8% del PIB. 
...