Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

29 Sep 202006:55

Velocidad de crucero

 

El sector de la moda en España sigue aguantando y vuelve a dar una lección de superación. Después de sufrir durante varios ejercicios contra viento y marea las miserias de la crisis y de ver cómo el negocio remontaba poco a poco, ahora el sector busca estabilización. Ante los profesionales de este negocio se abre una nueva etapa con nuevos retos y nuevas rutas, aunque el optimismo se haya deshinchado un poco.

 

Del Barómetro vente-privee.com-Modaes.es de Empresas de Moda en España 2016 se desprende que seis de cada diez empresas del sector mejoraron su facturación en 2015. Y no sólo eso, sino que siguieron contribuyendo en la sociedad, ya que el 58% de las empresas elevaron su plantilla el pasado ejercicio.

 

Los ejecutivos españoles del negocio de la moda siguen rodeados de desafíos y continúan buscando nuevas salidas y nuevas fórmulas para seguir creciendo. Si no es aquí, es afuera. Si no es en el canal tradicional, es en canales virtuales. Incluso los más atrevidos se inventan nuevas formas de vender.

 

Quizá este ejercicio es, como dicen muchos, “un poco más flojo”, pero, aunque su corazón lata un poco más lento, la moda española tiene un buen estado de salud. La recuperación se está estabilizando y el consumidor se está adaptando a una nueva manera de comprar. La moda en España continúa cambiando, virando en el camino a base de prueba y error. Hasta ahora el rumbo ha sido el correcto, y de bien seguro que, en base al esfuerzo de los gestores de este sector, seguirá siéndolo a futuro.

...