Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

29 Sep 202005:15

‘Tabula rasa’

‘Tabula rasa’

 

 

Hace ya tiempo que cada vez que preguntamos a un empresario del negocio de la moda cómo van las cosas, es rara la ocasión en que alguien afirma con rotundidad que todo va bien. El sector está en un momento convulso, en un entorno difícil marcado por el clima, la desaceleración de la economía y el consumo, la guerra de precios y, por encima de todo, una profunda transformación del sector del retail.

 

Para las empresas españolas, el ecommerce ha superado por primera vez a las tiendas físicas como el canal más prometedor a medio plazo, según se desprende del último Barómetro Vente-Privee Group Modaes.es de Empresas de Moda en España. Las tiendas propias han pasado de ser el canal prioritario para el 38% de las empresas a serlo sólo para el 19%, mientras que la confianza en el ecommerce ha pasado del 18% al 32%.

 

 

 

 

Pero este cambio radical ha pillado a las empresas con las defensas bajas, con la caída de las ventas copando el grueso de sus esfuerzos. Los tres próximos meses serán determinantes para salvar un ejercicio que, si el Black Friday y la Navidad no lo impiden, se cerrará de nuevo en rojo. A falta de este último empujón, extasiados todos ya de las batallas de descuentos y un clima que parece tener algo en contra de los empresarios del sector, es tiempo de hacer tabula rasa y empezar de nuevo.

 

Ni las estrategias, ni los tiempos, ni siquiera el modelo de negocio de la distribución de moda tal y como lo conocíamos es ahora válido. Toca dar un paso atrás y repensarlo todo, porque en un mundo cambiante de poco sirve esconderse a esperar a que pase una tormenta que se ha convertido en el nuevo normal. 

...