Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201704:35

Nuevos picos para escalar

 

“Oye, ¿qué tal va la competencia? ¿Qué os cuentan en el sector?”. Esta es una de las preguntas que, en Modaes.es, más veces nos realizan en las últimas semanas. El sector está nervioso. Tras un ejercicio 2015 en que el adiós a la crisis económica desatada en 2007 parecía ya una realidad, las dudas han vuelto a aparecer en los primeros meses de 2016.

 

Esta semana, un empresario español del negocio de la moda nos comentaba que en el primer trimestre las ventas de su empresa han cerrado en negativo en prácticamente todos los mercados en que opera, incluso en Oriente Medio. Otro aseguraba que es el peor inicio de ejercicio que recuerda en muchos años y que el tráfico en las tiendas ha descendido notablemente, incluso con descuentos y promociones.

 

¿Qué está sucediendo? Por un lado está clima de incertidumbre que genera la falta de gobierno en España, que el próximo junio podría llegar a su fin tras la convocatoria de nuevas elecciones (si es que los partidos llegan a un pacto, claro está). De todos modos, los empresarios se resisten a creer que esta sea la razón de la caída de afluencia a las tiendas españolas.

 

“Más bien se trata de una tendencia mundial”, decía esta semana un ejecutivo del sector. De hecho la Organización Mundial del Comercio (OMC) decía a principios de abril que “no hay precedentes de un periodo tan largo e ininterrumpido de crecimiento lento”. En 2016, el comercio mundial crecerá un 2,8%, según la OMC, tasa muy inferior a la de las últimas tres décadas.

 

Gran parte de la parálisis mundial puede atribuirse a China, cuya desaceleración continuará durante los próximos ejercicios, según el Banco Mundial. La atonía de China se contagiará, según el organismo mundial, a otros países de Asia oriental.

 

En Europa, el impacto más fuerte se lo está llevando, de momento, Reino Unido. Esta semana, BHS, con más de 10.000 empleados, y Austin Reed han anunciado su entrada en concurso, pocos días después de que el consejero delegado de Next afirmara que el año 2016 “podría ser el más duro al que nos hemos enfrentado desde 2008”.

 

Las empresas de moda vuelven a poner a prueba sus modelos de negocio y, de paso, sus estructuras. De 2007 a 2014, las compañías españolas del sector se enfrentaron a la escalada de una dura montaña, con picos cada vez más altos a los que llegaban, en algunos casos, sin oxígeno. Por el camino quedaron las empresas que llevaban demasiado peso en sus mochilas.

 

Si el pico del inicio de 2016 se afila unos meses más, la moda española volverá a medir su estado de forma.

...