Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Sep 202006:15

Los nuevos señores de la moda

¿Se imagina poder comprar una camiseta de Zara en una tienda de Mango? ¿Y recoger un pedido de Asos en una tienda de Desigual? Si la respuesta a todo lo anterior es “no”, sea bienvenido al nuevo mundo. Ese en el que los gigantes del sector del ecommerce han cambiado a su antojo y que no entiende de marcas, tiempos, ni canales.

 

El último movimiento sacado del cerebro del monstruo del ecommerce Zalando ha sido comenzar a vender sus marcas propias a través de tiendas online como Asos. Ha leído bien, una ecommerce que vende sus prendas en otro ecommerce.

 

El poder de las nuevas empresas de moda 3.0 va más allá que encandilar al consumidor con prendas bonitas a precios ajustados. Va de romper las reglas y volverlas a escribir. Va de convencer a un gigante de la distribución de moda como es Inditex de que es buena idea vender sus colecciones en un marketplace 100% online. Es convencer a Mango de que sus prendas con descuentos quedarían de película en una campaña de venta privada de players como Vente Privee o Privalia.

 

Pero, ¿qué les hace tan poderosos? ¿Por qué tienen esa varita mágica que es capaz de convencer a los más grandes? El cliente. Esa es su arma (no) secreta. Lo conocen, saben qué mira, qué le interesa, qué compra y qué no, qué le resulta atractivo, dónde titubea y a partir de qué precio le tiembla la mano antes de hacer click en comprar.

 

Si hace dos décadas los señores de la moda eran Amancio Ortega, fundador de Inditex; Isak Andic, creador de la catalana Mango; Thomas Meyer, visionario de Desigual, e incluso Tadashi Yanai, padre de la japonesa Uniqlo, hoy el nuevo señor de la moda viste con New Balance, una sudadera desgastada y se apellida Robertson (Asos), Schneider (Zalando) o Bezos (Amazon).

...