Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Sep 201710:10

Adiós a Rosalía Mera

Anoche falleció, a los 69 años de edad, la empresaria española Rosalía Mera Goyenechea, una persona con una importancia capital en el sector español de la moda en su calidad de cofundadora de Zara, el germen sobre el que se ha edificado el imperio Inditex.

Mera (A Coruña, 1944) estaba desvinculada de la gestión del grupo gallego desde el nacimiento de su segundo hijo y desde que, en 1986, se divorció de Amancio Ortega, ex presidente de Inditex y máximo accionista de la compañía. Dedicada a otras inversiones empresariales y a la filantropía, la empresaria mantenía no obstante un paquete accionarial considerable en Inditex.

El papel de la mujer en el mundo económico está siempre marcado por la infrarrepresentación y el caso de Rosalía Mera no es una excepción. Aunque sólo sus protagonistas conocen los detalles de la intrahistoria de los inicio de la primera empresa de distribución de moda del mundo, no cabe duda de que Amancio Ortega no estuvo sólo en la gestación del revolucionario modelo de negocio que se ha estudiado en las escuelas de negocio de todo el mundo. La capacidad de Mera también quedó patente una vez fuera de Inditex, donde movió con habilidad su patrimonio hasta convertirse en la mujer más rica de España.

Tampoco cabe duda de que la generosidad es un ingrediente esencial para que una empresa de carácter familiar sobreviva sin sufrir grandes estragos a un proceso de separación en el matrimonio fundador. Es lo que ocurrió en el caso de Inditex, que siguió sus pasos con un éxito más que apreciable tras la salida de Mera de la gestión de la empresa.

Hoy el mundo dice adiós a una mujer que construyó su fortuna con méritos propios y que, más allá de sus valiosas actividades fuera de la moda e incluso del mundo económico, merece el más alto reconocimiento de todos los que tenemos algo que ver con este negocio.

En definitiva, adiós a una mujer con una trayectoria que ya quisieran para sí algunos de los hombres empresarios más aplaudidos.

...