Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Dic 201722:02

Los líderes del retail sufren por mantener su hegemonía en España

 

 

Una de las tendencias del retail de moda es la progresiva concentración de la cuota de mercado de las empresas líderes.


A pesar que la distribución de moda en España es un sector enormemente atomizado, hay 51.300 empresas con 69.600 tiendas, no todas las empresas pesan lo mismo. Las más importantes tienen más tiendas, éstas son más grandes y están mejor situadas, con lo concentran una gran parte de las ventas totales.

 

La llegada de la crisis con el consiguiente desplome del consumo de vestuario en el mercado español podría poner en duda si esta tendencia se ha mantenido durante este período de caída de las ventas, reestructuraciones empresariales y redefiniciones de los modelos de negocio.

 

En un análisis de los principales líderes de la distribución de moda en España entre 2007 y 2012 se destaca que los Top5 han disminuido su peso específico, al pasar de un 34,5 % del total de las ventas al 33,6%. Si consideramos los Top10 el fenómeno ha sido de signo contrario, pues dado el empuje del grupo de seguidores, han ganado casi 2 puntos entre las fechas de referencia y ya representan un 41,7 % del total.

 

Por tanto, no todos los retailers han evolucionado de la misma manera. El grupo Inditex, líder indiscutible, ha tenido momentos de debilidad en el mercado español. Así mientras sus exportaciones se doblaban entre 2007 y 2012, las ventas en el mercado español retrocedían un 5,3%, de tal manera que han pasado de representar un 37,5 % del total de las ventas de la empresa gallega en 2007 al 21% en 2012, aunque este porcentaje ha mejorado ligeramente desde finales de 2013, debido a la recuperación del consumo.

 

El Corte Inglés, grupo de referencia en el comercio en general, ha sufrido de manera intensa las consecuencias de la crisis. Así el negocio básico (grandes almacenes) ha reducido sus ventas un 16 % entre 2007 y 2012. En el campo del vestuario, su peso ha ido descendiendo a pesar de la incorporación de corners de otras marcas, atraídas por los miles de visitantes anuales a sus tiendas. La diversificación de ventas que se esperaba con el lanzamiento de Sfera no ha sido un éxito, con cambios de estrategia que no han ayudado a consolidar una imagen clara de la marca.

 

Carrefour ha mantenido su liderazgo textil en la gran distribución alimentaria, con una apuesta clara por el vestuario en búsqueda de mayores márgenes que la alimentación no puede ofrecer. Sigue teniendo un público fiel pese al crecimiento de la competencia.

 

Cortefiel ha reducido su cuota en el mercado español del que es altamente dependiente ya que su tasa de exportaciones es de sólo  el 25%. Sus ventas totales han caído un 17% entre 2007 y 2012. La cadena española es seguida por la sueca  H&M que, desde que se implantó en España, ha tenido una trayectoria ascendente. Sin embargo, se ha visto superada por Primark que en 2013 ha alcanzado unas ventas de 714  millones,  frente a los  659 de la cadena sueca.

 

Detrás de estas marcas, cabe destacar la presencia de Decathlon que, aunque dedicada al mundo del deporte y ocio, es una gran vendedora de prendas en sus múltiples variedades y ha sabido captar al público con una buena relación precio-calidad. En esta franja intermedia también podemos señalar las mejoras de C&A, Desigual, Punto Roma, Kiabi, Shana, etc., además de algunos especialistas en infantil, nupcial o lencería.

 

En un ejercicio de dinámica comparativa 2007-2012, Primark  ha sido el verdadero ganador en lo más agudo de la crisis. En sólo siete años ha conseguido superar a H&M que hace catorce que se implantó en España.

 

En definitiva, la distribución de vestuario va lentamente tendiendo a una mayor concentración, aunque siempre con protagonistas diferentes. A partir de ahora y en un mercado algo más animado, los cambios de posiciones pueden acelerarse. Por una parte, los líderes actuales van ajustando sus estrategias, como la reestructuración de tiendas de Inditex o la política de diversificación de Mango, mientras que llegan nuevos protagonistas (Uniqlo)  que se añaden  a la lista de los que cada día luchan por atraer la atención del consumidor, hacer que entre en la tienda y al final compre, todo ello sin olvidar los nuevos formatos comerciales, en especial Internet que va consolidando su presencia aunque ésta sea virtual.

...