Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Oct 201806:08

El textil: ¿Una crisis especial?

La crisis textil empezó antes

 

 

Se cumplen diez años del inicio de la gran crisis económica, financiera y social que convencionalmente se data con la caída de Lehman Brothers en Agosto de 2008 y cuyas secuelas son todavía evidentes.

 

Como es lógico, el sector industrial de la moda (incluyendo el textil, la confección, la piel y el calzado) no podía quedar al margen de la misma y de sus consecuencias.

 

 

La crisis textil empezó antes

Sin embargo, el inicio de la crisis del sector empezó ya en el 2000. Eran tiempos de fuerte crecimiento económico, consumo al alza, paro decreciente y burbuja inmobiliaria. El lema aznarista de España va bien lo resumía perfectamente.

En el lado negativo, podemos situar  la pérdida de competitividad de nuestras empresas ya que la tasa de inflación española superaba claramente a la europea. Por ello, el aumento del consumo de productos textiles y del calzado se cubrió básicamente por importaciones más baratas en relación a las españolas.

 

 

 

 

La entrada de productos del exterior coincidió con la expansión del sector en los países emergentes, en especial de Asia. Así las importaciones se duplicaron entre 2000 y 2008 y las procedentes de la zona asiática pasaron del 36% del total en 2000 al 47% en 2008, naturalmente con China a la cabeza apoyada por un yuan favorable.

 

Otras tendencias fueron la deslocalización productiva hacia países del entorno euromediterráneo y la creciente liberalización de los intercambios internacionales cuya culminación fue la desaparición de las limitaciones a las importaciones textiles en 2005, año en que se suprimió el marco del Acuerdo Multifibras.

 

Estos cambios provocaron una fuerte reestructuración en la industria del sector. La producción retrocedió un 45% entre 2000 y 2008 y el empleo cayó un 38%. La balanza comercial pasó de un déficit de 1.000 millones a 6.500 en el período citado.

 

 

 

 

La gran crisis del 2008

Esta crisis, además del desplome del consumo, agravó la situación financiera de las empresas, en especial por las restricciones crediticias que provocaron un fuerte incremento de los cierres y la reestructuración de muchas empresas. Por otra parte, la rentabilidad acentuó su tradicional tendencia a la baja ya que los precios industriales del sector sufrieron una clara deflación. Así desde 2008 estos han subido un 4,9% frente a un 12,5% del IPC.

 

Muchas empresas se lanzaron a la exportación como vía de escape mientras reorganizaban sus estructuras y sus operativas a la espera de la recuperación del mercado español que se inició en 2015. Por desgracia, se perdieron por el camino un 24% de las empresas y un 20% del empleo entre 2008 y 2018.

 

En el presente siglo, el sector ha perdido un 40% de las empresas, la mitad del empleo y la producción se ha reducido casi un 60%. La mayor parte de este ajuste (alrededor delos 2/3) se efectuó en el primer período hasta 2008.Ahora, después de la tormenta, tenemos un sector más pequeño pero más competitivo e internacionalizado, a la espera de esa nueva crisis que pronostican los agoreros.

 

...