Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Jul 201808:07

De la crisis a la recuperación: los brotes verdes florecen

 

Al principio sólo fueron impresiones: “Parece que entra más gente”, “Las promociones han funcionado bien”, “Esto está más animado”,etc. Estas frases las habrán oído muchas veces los profesionales del retail al hablar de la situación del sector con otros colegas. Estas impresiones empezaron a nacer a mediados de 2013, fueron los llamados brotes verdes, que por fin se han confirmado: Estamos saliendo de la crisis.

 

El año del consumo

Así como en lo peor de la crisis, las exportaciones y el turismo fueron los sectores que mantuvieron el crecimiento económico, en 2014, el consumo de las familias ha tomado el relevo como motor de la economía. El consumo familiar en el año actual, si se cumplen lo previsto por los analistas, crecerá alrededor del 2%, después de años en retroceso que nos han llevado a estar todavía por debajo del nivel real de consumo de 2008.

 

El consumo se fundamenta en la renta de las familias, la riqueza que éstas atesoran, los condicionantes monetarios (tipos de interés, facilidades de crédito) y en las expectativas de las familias sobre la futura evolución económica y su situación personal.

 

La renta de las familias viene muy ligada al comportamiento del mercado de trabajo. Este ha mejorado notablemente ya que acumula cuatro trimestres consecutivos de crecimiento en el empleo. En términos anuales se han creado 275.000 empleos. Por otra parte, se ha reducido el número de hogares con todos sus miembros en paro. En cuanto a los salarios, continúan moviéndose en crecimientos muy moderados, 0,6% en los convenios colectivos pactados este año.

 

En relación a la riqueza de las familias, éstas han reducido su endeudamiento aunque todavía es elevado. Se ha  mejorado la valoración de sus activos, en especial los invertidos en  Bolsa, mientras el precio de la vivienda va frenando su caída y parece que se acerca a una situación de equilibrio.

 

Los condicionantes monetarios se centran básicamente en el acceso de las familias al crédito bancario, que poco a poco va normalizándose después de un período intensamente restrictivo. Finalmente, la confianza de las familias va claramente al alza. El Índice de Confianza de los Consumidores se ha situado en octubre en 86,8 puntos, lo que representa veintiún  puntos porcentuales por encima respecto al mismo mes del año anterior y en un nivel cercano al de antes de la crisis.

 

2015: sí, pero….

Para el año próximo se espera que la economía seguirá  mejorando, con un PIB que podría crecer hasta el 2% (1,3% en 2014), con una mayor creación de empleo y una inflación contenida. En relación al consumo hay que señalar que el fuerte impulso del año actual se frenará ligeramente ya que una parte del mismo se ha financiado de manera coyuntural a través de la reducción del ahorro de las familias.

 

En el entorno continuarán existiendo diversas incertidumbres que pueden afectar a la economía: el crecimiento anémico e irregular de la economía europea, nuestro principal mercado, con Francia e Italia con problemas, y la situación política interna (Es año electoral) son motivos de preocupación. Sin embargo, la recuperación va consolidándose lentamente cada día que pasa. Aprovechémosla.

...