Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Sep 201823:23

Cómo la tecnología ‘blockchain’ ayudará a revolucionar la industria de la moda

‘Show me the money’: financiación alternativa, ‘todos para uno’ a la caza del ‘pelotazo’

 

 

Bitcoins…criptomonedas…monederos virtuales… son términos que ya están en boca de todos y aunque pocos son los que realmente entienden en qué consisten, vemos como esos términos empiezan a incorporarse a nuestro vocabulario.

 

No todos somos conscientes de que se avecina un cambio en la economía mundial a consecuencia de la paulatina descentralización del sistema financiero y monetario con la proliferación de estos nuevos sistemas de pago. Pero el causante de este cambio radica principalmente en una economía mundial construida sobre la plataforma tecnológica en las que se basan las monedas virtuales. Me refiero a lo que a mí me gusta denominar como cadena de confianza…me refiero a la tecnología blockchain.

 

La industria de la moda gracias a las nuevas tecnologías está viviendo una acelerada revolución, lo que algunos denominan la cuarta revolución industrial. Vive un momento de radical cambio tanto en el modelo de negocio como en la celeridad con la que ocurren los acontecimientos. Desde la omnicanalidad al see now buy now o de cómo, gracias a las redes sociales, se han acelerado y reducido los costes de lanzamiento de colecciones y el nacimiento de nuevas marcas.

 

 

¿Qué es eso del blockchain o cadena de bloques?... permitirme que insista en mi forma de llamarlo cadena de confianza

El objetivo no es dar una detallada explicación de lo que es la tecnología blockchain ya que francamente no considero aporte mucho valor. Intentemos simplemente, de una forma sencilla, hacer una descripción básica definiéndolo como un sistema que permite garantizar la veracidad de algo, es decir, es un generador de confianza. Es un sistema que permite asegurar que algo es cierto y que no ha sido intencionadamente manipulado.

 

Y, ¿por qué esta cadena de confianza será uno de los motores que revolucione la industria de la moda?, veámoslo en los siguientes aspectos:

 

 

Derechos de autor

Uno de los aspectos que más castiga la creatividad es la impunidad ante la copia. Cuantos diseñadores o marcas han reclamado a competidores por lanzar prendas con idéntico diseño. La dificultad existente sobre la veracidad de la autoría de los diseños, gracias a esta tecnología podría limitarse o, cuanto menos, permitir reconocer la autoría del diseño original.

 

Lo mismo es aplicable al uso de imágenes, fotografías o editoriales. Si éstas, estuvieran perfectamente identificadas permitirían saber a sus autores quién las está utilizando y verificar que nadie a su costa se está beneficiando. Estilistas, fotógrafos, maquilladores o modelos que formarían parte de la información de los trabajos podrían acreditar de una forma sencilla y veraz su cartera de trabajos y en su caso beneficiarse en caso de que dichos trabajos generaran algún tipo de remuneración.

 

 

Trazabilidad de producto

Cada vez son más los consumidores que exigen a las marcas la sostenibilidad en su dinámica de producción no sólo confirmando la no contaminación sino realizando un comercio justo e involucrando proveedores que garanticen la calidad del entorno de trabajo de sus empleados y un salario justo.

 

Gracias a la tecnología blockchain podemos conocer la historia de cada prenda, desde su origen (diseño), al detalle de procedencia de los materiales, dónde ha sido producida o cómo se ha transformado. Esta circunstancia permite generar confianza en todos los eslabones de la cadena del sistema moda. 

 

 

Medio de pago

Las criptomonedas se basan en la tecnología blockchain y son una forma eficiente de facilitar las transacciones entre las compañías, y de los consumidores con las marcas. Evitamos especular con las variaciones en los tipos de cambio, eliminamos los costes de transferencias desorbitados, o rompemos de una vez por toda con la desconfianza por facilitar datos personales a la hora de realizar un pago online.

 

 

Contratos inteligentes

Son acuerdos cuyo cumplimiento, no está sujeto a la interpretación de ninguna de las partes. Olvidémonos de los contratos de papel, son programas informáticos que funcionan según unos parámetros pre-establecidos entre las partes que lo suscriben. En estos “programas” se establece que en el caso de que suceda el acontecimiento “X”, entonces, de forma automática, sucederá el acontecimiento “Y”.

 

 

Estos contratos pueden ser válidos en las relaciones entre los proveedores y las marcas, entre las empresas distribución y el consumidor, o inclusive aplicables en las relaciones contractuales con los empleados y las compañías o en los procesos de selección de nuevos candidatos verificando la veracidad de los currículums. Reduce costes, genera eficiencia e incrementa la confianza en el sistema evitando el error humano o la manipulación por el interés personal.  

 

 

Falsificaciones

Anualmente la “industria” de las falsificaciones mueve cerca de 500mil millones de dólares al año. Muchas de estas falsificaciones son reconocidas como tales por los proveedores y los consumidores, pero sin embargo, un importante volumen son basadas en el engaño, donde el consumidor cree estar adquiriendo un producto original.

 

 

Gracias a la trazabilidad que permite construir un sistema blockchain con la simple verificación del número de serie del producto se podrá saber si el mismo es original o no. Esta circunstancia no erradicará la economía alrededor de las falsificaciones, pero sí evitará que aquellos incrédulos que crean estar comprando “gangas” de marcas reconocidas puedan verificar que efectivamente lo son y no por el contrario un simple timo. 

 

‘Royalties’

Las marcas diversifican su gama de productos a través de licencias cobrando royalties en función a las ventas de productos que de forma habitual quedan fuera de su control. Auditorías periódicas, pérdidas de información, desconfianza de cifras o impagos, son los principales problemas que suelen surgir en este tipo acuerdos.

 

La tecnología blockchain elimina toda la negativa idiosincrasia que surge en las relaciones entre licenciatario, la marca, el punto de venta y el consumidor. Cada venta de producto licenciado puede quedar perfectamente registrada, la forma en la que se produce y se distribuye puede ser verificada por la marca sin necesidad de invertir en costes adicionales.

 

En conclusión, gracias a la tecnología blockchain, volvemos al origen de las relaciones empresariales: la confianza. En consecuencia, el mundo de la moda está inmerso en una clara revolución donde sólo aquellos que sepan adaptarse a las nuevas imposiciones marcadas por los avances tecnológicos podrán exprimir al máximo las oportunidades existentes.

 

La frase “adaptarse o morir” es ahora más que nunca una realidad….

...