Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Oct 201822:01

Gracias, Modaes.es

 

 

Octubre de 2006, París. Viaje de prensa en el que me “colé” (primera y única vez) con consentimiento oficial. En el aeropuerto, a horas intempestivas de la mañana, tropiezo con una rezagada un poco perdida. Se llamaba Silvia Riera, periodista de Pinker. Hoy trabaja en Modaes.es.

 

Día siguiente. Minibus de prensa. Me siento al lado de una chica alta, con tacones, pelo negro y flequillo, y semblante serio, periodista de Expansión. Impresionaba, como ahora. Era Pilar Riaño. Hoy dirige Modaes.es.

 

Y ambas son, además de excelentes profesionales, buenas amigas y mejores personas. Una amistad que nació en “la ciudad de la moda”, según Suzy Menkes. Solo conocerlas y hablar esos días con ellas, tan alejadas del estereotipo de periodista de moda fashionista y dicharachera, supe que era “el inicio de una bonita amistad”. Mi buen ojo me llevó a ficharlas como profesoras para el IDEC-UPF, donde ambas todavía dan clase en el posgrado de Comunicación y Periodismo de Moda que codirijo. Nadie como ellas para impartir ciertos temas del mundo de la moda.

 

Un tiempo más tarde, Pilar me hizo partícipe de su secreto: maquinaba crear un portal de información sobre el negocio de la moda en España. Fui la primera después de su círculo más íntimo. Tuvo mi apoyo desde el principio: si alguien podía llevar a cabo un proyecto semejante, era ella. No hace falta que hable de lo que es hoy Modaes.es: LA referencia informativa del sector. Y bien merecida.

 

He aquí a una mujer emprendedora, aunque detrás de toda mujer de éxito, al menos en este caso, hay un gran hombre. Se llama Christian de Angelis. Pilar y Christian son un poco Miuccia y Bertelli, versión prensa digital, aunque Christian no tiene la costumbre de vociferar.

 

Febrero 2009. Modaes.es se lanza por primera vez al espacio intergaláctico. Me habían pedido si quería escribir artículos de opinión. ¿Cómo decir que no? Han pasado ya cinco años. Y quiero agradecérselo públicamente.

 

Pilar ha sabido construir -y formar en algunos casos- un gran equipo de periodistas. He vivido de cerca el proceso y los admiro a todos por lo que hacen cada día y, sobre todo, por cómo lo hacen. Custodio y Sarah son también, un poco, “mis cachorros”. Él porque ha recibido por teléfono más de una clase magistral sobre moda, y ella porque es una brillante exalumna.

 

No soy dada a los halagos, pero me gusta “la feina ben feta” y no quería dejar de plasmar por escrito mi agradecimiento, porque así como critico cuando se hace mal, me gusta reconocer cuando se hacen las cosas bien. Y si las marcas de la moda España me dan bien pocas ocasiones, al menos que el aniversario de una marca de información digital me sirva para hacerlo.

 

Modaes.es para mi es sinónimo de poder escribir sin cortapisas, desde el respeto y la argumentación, cosa que no ocurre en otros medios, donde sí me han censurado por hacer reflexionar sobre ciertos temas por no ofender a sus lectoras. Ofender. Así, tal cual. Por hacer reflexionar. Hablo de una cabecera importante, y hablo de escribir sobre cuestiones sociológicas relacionadas con la moda, no sobre branding. Si Modaes.es hiciera lo mismo, sus blogs serían todos de color de rosa y, por supuesto, yo no tendría el mío.

 

El precio de mi libertad es seguir escribiendo para Modaes.es, porque siempre ha apostado por mí, a pesar de haber recibido más de una llamada a la redacción por mi causa. Gracias, Modaes.es. Por dejarme opinar, por mantenerme informada cada día, y por tratar la moda de manera seria y profesional.

 

Brindo por vuestros cinco años, como haría Coco Chanel, y brindo también por  muchos años juntos. Porque, como marca, Modaes.es pasa por mi corazón. Y eso sí es una marca.

...