Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Dic 201722:36

Durmiendo con el enemigo

A veces la vida te da sorpresas, y quiero compartir una de ellas desde este blog. Todos los que me leen saben que, desde hace tiempo, he sido el azote de la #modaEspaña en general, y de ACME en particular. Aquí mismo pueden buscar referencias. En el mundo profesional, es bien sabido que la Asociación Creadores de Moda de España acumula un histórico de opacidad y despilfarro que ha dado pábulo a muchas críticas.

 

Ése es su pasado. Desde hace más de un año, la asociación tiene una nueva Directora Ejecutiva (¡a dios gracias!): Pepa Bueno, periodista con una larga trayectoria en revistas femeninas, a la que yo solo conocía de referencias, hasta que un día me mencionó en Twitter, felicitándome por el nuevo servicio Bed & Branding de SOFOCO, para mi sorpresa.

 

A partir de una pequeña conversación tuitera con envite por mi parte, pasamos a canales más tradicionales de comunicación. Cuando le escribí por primera vez, una de las cosas que quise dejar clara era mi visión crítica sobre el pasado de ACME, aunque ella ya lo conocía, y, obviamente, no le importaba.

 

Le hablé también sobre los beneficios del branding sobre las marcas, y me encontré que hablaba el mismo lenguaje. Y así, como quien no quiere la cosa, la señora Bueno dijo sí a Inmaculada Urrea, uno de los históricos enemigos mediáticos de ACME.

 

Confieso que tuve un pequeño shock emocional, y, pasado el efecto, empecé a investigarla, recurriendo a mis contactos del mundillo y a su propia exposición en redes sociales. Quería saber cómo era esta señora tan valiente. Lo que más me llamó la atención fue lo primero que tuve a mano: su perfil en Twitter.

 

Nuestros perfiles en las redes sociales siempre nos retratan, para bien o para mal. Lo que más me llamó la atención del suyo no fue el texto, sino su foto. La señora Directora Ejecutiva de ACME se muestra sin un ápice de fashionismo ni postureo. Pensé que era auténtica.

 

Corran a ver su perfil si quieren, porque le recomendé cambiar la foto por razones que ahora no vienen al caso, aunque si no me hace caso me parecerá hasta mejor. En estos detalles yo estoy por la trasgresión inteligente, aunque a veces no sea políticamente correcta.

 

El caso es que por fin llegó el día en que ella y su mano derecha en la asociación, Tamara Alcalde, vinieron a Asturias para (re)construir la identidad de la marca ACME, y yo me vi durmiendo en casa con el “enemigo”. Lo que es la vida. Rían lo que quieran, porque seguro que no reirán tanto como lo hicimos nosotras por la situación. El humor que no falte, sobre todo si hay dos malagueñas de por medio.

 

Una vez explicada la anécdota, llega el momento de la verdad. Pepa Bueno tiene voluntad de cambio y quiere comunicar transparencia (sí, sí, han leído bien). Empezando por las dudas en cuanto a su financiación, durante años el secreto mejor guardado de este país. No hay nada que esconder: desde hace tiempo, las cuentas están auditadas y justificadas. Quiere borrón y cuenta nueva para ACME. Toca ahora demostrarlo y hacer que las críticas históricas empiecen a olvidarse.

 

Pero Pepa Bueno es solo la Directora Ejecutiva. Tiene la tarea heroica de convencer a un Presidente y una Junta Directiva. Al final, son ellos los que deben validar su trabajo y sus intenciones. Yo espero que lo hagan, por el bien de la asociación y de los creadores españoles.

 

Sea como sea lo que el futuro le depare a ACME, lo que ha demostrado doña Pepa es ser muy lista. Se ha ganado mi respeto y apoyo en 48 horas trabajando juntas. Me ha convencido como ejecutiva, y como persona me conquistado por su autenticidad y salero.

 

Hacer las cosas bien siempre es un reto digno de admirar, y yo estoy a favor de las segundas oportunidades. Quien quiera hacerlo siempre contará con mi apoyo. Ya es hora de que este país avance en la moda, llevamos demasiados años de retraso en muchos aspectos.

 

Pero ¡ojo!, que una cosa es Pepa Bueno y otra, todos los demás. ACME es una asociación, y, aunque representativa de nuestros diseñadores de moda, no es responsable de lo que cada asociado haga singularmente.

 

Entre algunos de ellos aún hay mucho trabajo por hacer. Sobre todo a nivel de branding, porque si no tienes un mensaje de marca que signifique algo para tu público, ¿quién te va a comprar?

 

Después de un Bed & Branding, mi relación con los clientes y la suya conmigo cambia. Es inevitable. Compartir un fin de semana en casa, aunque sea de trabajo, supone una proximidad que una sala de reuniones no te da.

 

Personalmente, me encanta, porque puedo escudriñar a fondo no solo en la marca, sino también en las personas que la representan, que, al fin y la cabo, son lo más importante. Y los clientes, si se deciden a tener una experiencia atípica con una consultora que los invita a su casa en el campo, les ayuda a construir su marca y, además, cocina para ellos, demuestran que han entendido el mensaje.

 

Y les puedo asegurar que Pepa Bueno lo ha entendido perfectamente. Solo deseo que el resto de ACME también lo haga.

 

Mucha suerte Pepa. De todo corazón.

...