Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra Política de cookies.

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Ago 201701:17

¿Cómo el ‘big data’ puede ayudar a impulsar las ventas en el mundo de la moda?

¿Cómo el ‘big data’ puede ayudar a impulsar las ventas en el mundo de la moda?

 

 

Todos sabemos de los innumerables beneficios que aportan las tecnologías de almacenamiento y análisis de grandes cantidades de datos para una marca de moda, pero muy pocos ecommerce de moda están invirtiendo en acoplar el big data, para impulsar sus ventas. Menos mal que sí hay tiendas online que creen en esta tecnología y apuestan por implementarla. De hecho la gran mayoría de estas, ya están aumentando sus ventas. Pero sobre todo, estas tiendas están notando cómo incrementó la satisfacción y la fidelización de sus usuarios gracias al big data.

 

Es verdad que muchas marcas de moda no conocen cómo el big data les puede ayudar a incrementar las ventas, e incluso muchas piensan que esto es una moda y no tiene ninguna utilidad para su negocio. Claro está que esto es por desconocimiento. Para que se entienda mejor, vamos a explicar con algunos ejemplos de marcas que están apostando por esta innovación y que gracias a esta implementación sus ventas han crecido muy notablemente.


True&Co, una tienda online de lencería, aposto por el big data para ofrecerle un servicio personalizado y de gran valor para sus clientas. Su objetivo es ayudar a mujeres a encontrar el sujetador que mejor les sienta. Para esto diseñaron el programa TrueSpectrum, que recoge 7 millones de puntos de datos que se analizan para identificar cuál es la forma del sujetador más idóneo según el tipo de cuerpo de la clienta. Los datos los obtienen de una encuesta que las clientas deben  rellenar y  que apenas lleva dos minutos. Todas esas encuestas son las que analiza el innovador software. Lo más sorprendente es que gracias a esos datos se descubrió que hay más de 6.000 formas de senos entre sus clientas. Sencillamente sorprendente. Pero la cosa no queda ahí, gracias al importantísimo trabajo que hace el software TrueSpectrum, permitió a esta tienda online empezar a diseñar sus propios sujetadores de varias formas y tamaños, según los datos que extrae del software. Esta gran innovación le hizo ser la pionera en implementar con éxito este sistema, y sobre todo en impulsar las ventas, porque sus clientas  por fin encontraron un sitio dónde saben que tendrán el sujetador que se ajuste como un guante. Ante esto, no hay acción de márketing que lo supere.


Otro ejemplo es Editd, una empresa que ayuda a los diseñadores de moda a predecir las tendencias de moda gracias al big data. Almacenan todo las tendencias de las redes sociales, lo que se lleva en las pasarelas y streetstyle. Su software analiza toda esta información y así predice lo que se va llevar.

 

Adidas es una de las marcas más defensoras del big data. La compañía utiliza la analítica big data que le permite identificar mediante las interacciones online, obteniendo más información en redes sociales de los usuarios y posibles clientes, combinándola con la información de sus sistemas back-end y otros entornos. Una de las acciones con más éxito es el almacenamiento de datos de las diferentes

plantillas de pies que tienen de millones de compradores, que le ha permitido diseñar mejor sus zapatillas deportivas y generar un negocio millonario vendiendo este software a otras compañías.

 

 

Burberry, sin embargo utiliza el big data para mejorar su servicio al cliente, para lo que creó “la atención al cliente 360”. Este software almacena toda la información que los usuarios registran en unos formularios de compra que les lleva apenas 2 minutos en realizarse. En esos formularios se recogen las fobias o miedos que tienen los usuarios a la hora de comprar online o ropa, almacena de forma automática las compras del usuario y lo que pone en el wishlist. Toda esta valiosa información permite que Burberry conozca casi a la perfección a sus clientes, y pueda realizar estrategias de marketing personalizadas y así consigue aumentar las ventas.

Al aliarse con el big data se obtiene los beneficios y recompensan que todo propietario de marca de moda ansía. Está claro que cada vez las innovaciones por esta vía van a ir creciendo y tenemos que ser conscientes que el cliente quiere encontrar los productos que necesitan. 

Todos sabemos de los innumerables beneficios que aportan las tecnologías de almacenamiento y análisis de grandes cantidades de datos para una marca de moda, pero muy pocos ecommerce de moda están invirtiendo en acoplar el big data, para impulsar sus ventas. Menos mal que sí hay tiendas online que creen en esta tecnología y apuestan por implementarla. De hecho la gran mayoría de estas, ya están aumentando sus ventas. Pero sobre todo, estas tiendas están notando cómo incrementó la satisfacción y la fidelización de sus usuarios gracias al big data.

Es verdad que muchas marcas de moda no conocen cómo el big data les puede ayudar a incrementar las ventas, e incluso muchas piensan que esto es una moda y no tiene ninguna utilidad para su negocio. Claro está que esto es por desconocimiento. Para que se entienda mejor, vamos a explicar con algunos ejemplos de marcas que están apostando por esta innovación y que gracias a esta implementación sus ventas han crecido muy notablemente.

True&Co, una tienda online de lencería, aposto por el big data para ofrecerle un servicio personalizado y de gran valor para sus clientas. Su objetivo es ayudar a mujeres a encontrar el sujetador que mejor les sienta. Para esto diseñaron el programa TrueSpectrum, que recoge 7 millones de puntos de datos que se analizan para identificar cuál es la forma del sujetador más idóneo según el tipo de cuerpo de la clienta. Los datos los obtienen de una encuesta que las clientas deben  rellenar y  que apenas lleva dos minutos. Todas esas encuestas son las que analiza el innovador software. Lo más sorprendente es que gracias a esos datos se descubrió que hay más de 6.000 formas de senos entre sus clientas. Sencillamente sorprendente. Pero la cosa no queda ahí, gracias al importantísimo trabajo que hace el software TrueSpectrum, permitió a esta tienda online empezar a diseñar sus propios sujetadores de varias formas y tamaños, según los datos que extrae del software. Esta gran innovación le hizo ser la pionera en implementar con éxito este sistema, y sobre todo en impulsar las ventas, porque sus clientas  por fin encontraron un sitio dónde saben que tendrán el sujetador que se ajuste como un guante. Ante esto, no hay acción de márketing que lo supere.

Otro ejemplo es Editd, una empresa que ayuda a los diseñadores de moda a predecir las tendencias de moda gracias al big data. Almacenan todo las tendencias de las redes sociales, lo que se lleva en las pasarelas y streetstyle. Su software analiza toda esta información y así predice lo que se va llevar.

Adidas es una de las marcas más defensoras del big data. La compañía utiliza la analítica big data que le permite identificar mediante las interacciones online, obteniendo más información en redes sociales de los usuarios y posibles clientes, combinándola con la información de sus sistemas back-end y otros entornos. Una de las acciones con más éxito es el almacenamiento de datos de las diferentes plantillas de pies que tienen de millones de compradores, que le ha permitido diseñar mejor sus zapatillas deportivas y generar un negocio millonario vendiendo este software a otras compañías.

Burberry, sin embargo utiliza el big data para mejorar su servicio al cliente, para lo que creó “la atención al cliente 360”. Este software almacena toda la información que los usuarios registran en unos formularios de compra que les lleva apenas 2 minutos en realizarse. En esos formularios se recogen las fobias o miedos que tienen los usuarios a la hora de comprar online o ropa, almacena de forma automática las compras del usuario y lo que pone en el wishlist. Toda esta valiosa información permite que Burberry conozca casi a la perfección a sus clientes, y pueda realizar estrategias de marketing personalizadas y así consigue aumentar las ventas.

Al aliarse con el big data se obtiene los beneficios y recompensan que todo propietario de marca de moda ansía. Está claro que cada vez las innovaciones por esta vía van a ir creciendo y tenemos que ser conscientes que el cliente quiere encontrar los productos que necesitan. 

...