Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Ago 202001:32

La comunicación, elemento clave en las empresas de moda

Sin duda, una de las herramientas estratégicas más importantes en la gestión de las empresas es la comunicación. Ninguna gran firma duda de ello, pero el problema nos lo encontramos cuando llegamos al segmento mayoritario del tejido empresarial: la pequeña y mediana empresa (pyme).

La falta de concienciación es uno de los hándicaps que se encuentra el profesional de la comunicación a la hora de argumentar ante el gestor del negocio correspondiente.
 
Quizás uno de mis mayores retos haya sido convencer (o, al menos , intentarlo) al gestor del negocio de moda de la importancia que tiene la acción comunicacional en su mercado.
 
Las pymes tienen, por lo general, una imagen distorsionada de la comunicación, lo que  no ha ayudado a solventar el problema. 
 
No todo es comunicación, aunque sí que parte de la comunicación es márketing, por ejemplo, la comunicación publicitaria.
 
En una era en la que estamos influenciados por los medios masivos, la comunicación es esencial para promocionar los productos de moda. Hay que tener en cuenta, por ejemplo que la comunicación es mucho más que acciones puntuales de proyección exterior de nuestro producto.
 
El diseñador de una firma de moda en muchas ocasiones está centrado en la innovación de sus productos por medio de un ejercicio creativo y en la mayoría de los casos carece de las nociones oportunas para comunicar correctamente el valor de sus diseños.

En una era en la que estamos influenciados por los medios masivos, la comunicación es esencial para los productos de moda

Cuando una marca es conocida y tiene una facturación elevada distingue claramente el aspecto creativo  del negocio del de la gestión empresarial. Existen geniales diseñadores llevados de la mano de magníficos gestores empresariales. Son conocidos ejemplos como Tom Ford y Domenico de Sole (primero en Gucci y, después, en Tom Ford).
 
Es casi seguro que la firma en cuestión no habría sobrevivido en el mercado si no hubiera dado viabilidad a su producción. No me refiero sólo al aspecto financiero: si tienes la mejor creación del mundo pero no la muestras, no la comunicas, es como si no existiera.
 
La pyme en la industria de la moda aúna la figura del creador con el gestor, por los medios que tiene, por lo cual debe tener conocimientos básicos sobre cómo comunicar.
 
Según distintos teóricos, la comunicación en la moda tiene cuatro objetivos:
 
1. Informar  al mercado (target) y públicos de interés (stakeholders) de la existencia de nuestro producto y sus características objetivas.
 
2. Estimular la demanda de nuestras creaciones. La comunicación produce, por lo tanto, un efecto disuasorio y motivador.
 
3. Analizar nuestro producto, sus objetivos. Y esto proporciona elementos de juicio a nuestros públicos.
 
4. Recordar para reafirmar el conocimiento de nuestra firma en el mercado.

Si tienes la mejor creación del mundo pero no la muestras, no la comunicas, es como si no existiera

Partiendo de esos cuatro objetivos, cualquier pyme en la moda puede comprobar la importancia de trazar un plan de comunicación, que será el documento director que indicará las líneas maestras a tomar.
 
No toda empresa de la moda comunica igual ni tiene los mismos objetivos. Cada empresa es un mundo las formulas que valen para unas no tienen por qué valer para otras.
 
En la identidad de cada negocio encontraremos que, partiendo de unas directrices, hay que alcanzar la rentabilidad. Esto implica que nuestra comunicación ha de ser acertada y dar en el corazón del mercado.
 
No existen formulas mágicas y sí mucho trabajo, pero numerosas acciones de la comunicación nos van a ayudar a conformar nuestra imagen empresarial y a optimizar la visión que tienen los demás hacia nosotros. O, por el contrario, no comunicar o comunicar mal tendrá un efecto pernicioso sobre nuestra firma y, también, sobre nuestra cuenta de resultados.
 
La comunicación en el mundo de la moda es un aspecto tan fundamental  que si se tuviera en mayor consideración, nuestras firmas  ocuparían el lugar que les corresponde en la industria mundial de la moda.
...