Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201711:24

Comportamiento no ético en el mundo de la moda

Estos días ha salido a la luz una catástrofe de carácter social y humano que ha salpicado de nuevo a la industria textil y, por ende, a la del mundo de la moda.

 

Se ha criticado desde mediados de los 80 los comportamientos de gigantes del retail y de la moda deportiva en materia de explotación laboral y personal en su externalización de la producción textil.

 

Una mancha que requirió una reorientación en la política de responsabilidad social corporativa y nuevas políticas de comunicación y marketing transparentes. Unas firmas o marcas superaron dichas circunstancias otras no.

 

En la actualidad se siguen denunciando prácticas empresariales abusivas que señalan los medios de comunicación y, de vez en cuando, a los gigantes del retail.

 

Yo estoy de acuerdo que se persiga y se castigue a las firmas que vulneran derechos fundamentales de personas en todo el mundo independientemente de la legislación laboral y económica de ciertos paises, que al ser más laxa y permisiva, ayuda a que se den dichas circunstancias.

 

Pero también me gustaría resaltar otros comportamientos que se dan dentro de la industria de la moda y que están en práctica en nuestros mercados occidentales. Es decir, no hay que trasladarse a países en vías de desarrollo para comprobar que hay unas prácticas que en ocasiones son ilegales y en otras faltas de ética de cara a nuestros públicos objetivos y consumidores.

 

Son prácticas censurables que actúan  en el campo de las relaciones de mercado, con los consumidores, entre la competencia, políticas de precio, producto, distribución, la promoción en punto de venta., la publicidad y el marketing.

 

Muchas están reguladas por la ley, para que se salvaguarden los derechos de los actores de la industria, pero muchas otras requieren de una aplicación estricta de un código deontológico y de una autorregulación que surja del consenso entre las asociaciones empresariales, las de consumidores y otros instrumentos sociales.

 

Por ejemplo, cuando se vulneran los derechos básicos del consumidor por las relaciones entre vendedores y compradores.

 

También cuando el consumidor perjudica a la industria comprando artículos falsificados, a sabiendas, o se producen hurtos.

 

Los plagios de diseño entre compañías con lo que se consuma el robo de ideas a los creativos y el engaño y la captación fraudulenta del consumidor.

 

Cuado se fijan precios bajos que indican una posible externalización productiva en condiciones abusivas.

 

Abusos en las condiciones de las franquiciados con las firmas de moda, que obligan a unos canales de distribución  determinados y otras políticas de marketing.

 

Las promociones de ventas en rebajas y las vulneraciones en el etiquetado que el consumidor no está dispuesto a tolerar y la ley cada vez menos.

 

Esas campañas de comunicación que incentivan unos prototipos físicos alejados de la realidad y de la salud. O con mensajes escandalosos y amorales.

 

Fraudes en procesos de pago o de utilización de bases de datos por compañías de marketing que salpican a otros sectores pero que no dejan de ser un problema para nuestra industria. Limites que la ley trata de proteger pero que dado el uso de plataformas tecnológicas sofisticadas es muy difícil de controlar totalmente.

 

Podríais decirme que son problemas extensivos a otros sectores pero esto no es excusa para tratar de subsanarlos ya que nuestro sector debe lucir como referencia para imponer su verdadero valor económico y social.

 

Las medidas requieren autocrítica y verdadera voluntad de superar todos esos problemas. Y no son sólo de imagen.

 

Conseguir que no se den o que sean casos puntuales y extraordinarios es el objetivo final que tenemos todos los actores del sector.

 

...